Check the new version here

Popular channels

Tomas Brolin, el crack sueco de los 90 que nunca explotó

Tomas Brolin nació el 29 de Noviembre de 1969 en Hudiksvall, Suecia, y que en su momento fue considerado el mejor jugador sueco de la década de los 90. Debutó profesionalmente en el GIF Sundsvall en 1987, jugando 55 partidos y haciendo 13 goles (en su debut profesional en el club hizo un hat trick) luego de haber recorrido las inferiores del Näsvikens IK. En 1990 pasó al IFK Norrköping, donde sólo jugó 9 partidos pero anotó 7 goles.


Gol a Brasil

Mientras tanto, fue convocado a la selección de Suecia, en su debut contra Gales, apenas ingresó al campo de juego Gales hizo un gol, pero en apenas 6 minutos Brolin le dio la vuelta al partido, en el que Suecia terminaría ganando 4 a 2. Luego de otras importantes apariciones, fue convocado al Mundial de Italia 1990, donde, a pesar de que Suecia perdió los 3 partidos de la fase de grupos, luego de convertirle a Brasil, obtuvo el Guldbollen (el Balón de Oro sueco) y fue transferido al Parma de Italia, empezando la que sería la etapa más exitosa de su carrera. En ese año el club acababa de ascender a la Serie A, y acabó en el quinto lugar de la tabla, siendo la primera vez que el club clasificaba a una competición europea en toda su historia. En la temporada 1991-92 Brolin jugó los 34 partidos de la Serie A y el Parma teminó sexto. Pero lo más notorio fue la conquista de la Copa Italia por parte del Parma, el primer título de la historia del club. En la Eurocopa del 92 fue uno de los máximos anotadores del torneo con 3 goles. En la temporada 92-93 el Parma clasificó a la Recopa de Europa, el club incorporó al colombiano Fausto Asprilla y al argentino Sergio Berti, por lo que la titularidad de los 3 jugadores extranjeros del club no estaba asegurada, sin embargo Brolin fue titular durante casi toda la temporada. El Parma obtuvo la Recopa venciendo en la final al Royal Antwerp belga por 3 a 1. En la siguiente temporada el Parma compró a Gianfranco Zola y a Massimo Crippa, Brolin pasó a jugar más como una especie de enganche, y el club llegó a la final de la Recopa de Europa, aunque fue derrotado por el Arsenal 1 a 0.


En un álbum de figuritas del Mundial

Pero lo más importante del año 1994 para el sueco fue la Copa del Mundo de ese año. Aunque Suecia tenía un buen plantel, la mayoría no confiaba en que llegara muy lejos en el torneo. En su primer partido en el grupo B, empataron 2 a 2 con Camerún, pero luego le ganaron 3 a 1 a Rusia con un gol de Brolin, de penal. Cerraron la fase de grupos con un empate 1 a 1 con Brasil, pasando a Octavos como los segundos de su grupo. Allí superarían a Arabia Saudita por 3 a 1, y en cuartos, contra Rumania, Brolin convertiría el gol más recordado de su carrera. Tiro libre a favor de Suecia, Brolin se esconde detrás de la barrera rumana. Stefan Schwarz amaga el tiro, pero entonces Hakan Mild tira el pase para Brolin, que sale de la barrera, recibe la pelota y define cara a cara con el arquero rumano. El partido terminó 2 a 2 y hubo que recurrir a los penales, donde Suecia se impuso por 5-4. En semifinales contra Brasil el equipo fue una sombra, sólo el arquero sueco Tomas Ravelli salvaba el arco. A 10 minutos del final Brasil se puso en ventaja y a Suecia sólo le quedó el partido por el tercer puesto contra Bulgaria. Allí Brolin anotó un gol, y Suecia ganó 4 a 0, obteniendo el tercer puesto del Mundial, mientras que Brolin fue parte del Equipo Ideal, y obtuvo su segundo Guldbollen.


Aquí esta el gol más recordado de su carrera


Pero todo se complicaría cuando, el 16 de noviembre de 1994, Brolin se rompió el pie en un partido clasificatorio a la Euro 96. Volvió el 23 de abril de 1995, y jugó su primer partido entrando como titular el 7 de mayo de ese año, Parma enfrentaba a la Genoa, y necesitaba una victoria para acercarse a la Juventus, la líder, sin embargo Brolin no jugó bien y el partido terminó 0 a 0. Mientras tanto, disputó 2 partidos que serían la despedida de su carrera internacional, en los que hizo un gol en cada uno, un empate 1 a 1 con Islandia y una victoria 1 a 0 a Estados Unidos. El Parma compró a Hristo Stoichov para ocupar su lugar mientras volvía a estar en buena forma física. En la pretemporada hizo 3 goles en partidos contra Boca Juniors, la Selección de Estados Unidos y el Anderlecht, sin embargo el técnico creía que no estaba en forma como para seguir jugando como enganche. Hizo algunas apariciones durante la temporada, a veces como suplente, otras como titular, pero terminó siendo claro que no estaba en condición de enfrentar la temporada, por lo que decidió irse del Parma para jugar más.

El 7 de noviembre de 1995 fue transferido al Leeds United, diez días después firmó su contrato, y el 18 hizo su debut en la Premier League ingresando en el minuto 82, en una derrota 2 a 1 con el Newcastle United. Hizo su primer gol en el equipo contra el Sheffield Wednesday en una derrota 6 a 2, el 16 de diciembre. El 27 de ese mes hizo su segundo gol en una victoria 2 a 0 contra el Bolton Wanderers. El 13 de enero de 1996 hizo los dos goles de la victoria contra el West Ham. Todo parecía ir bien, pero el 20 de enero, luego de una derrota 5 a 0 con el Liverpool, el técnico Howard Wilkinson lo acusó de no poner huevos (como lo diríamos acá ) y se perdió los siguientes 3 partidos. El 1 de abril, se disculpó con el DT por una broma que le había hecho, diciéndole a los medios suecos que iba a jugar el resto del año con el IFK Norrköping, cosa que los medios tomaron en serio. Jugó un par de partidos más, y dio una asistencia contra el Chelsea en una derrota 4 a 1. Se dijo que no jugó los últimos dos partidos de la temporada por un viaje a Suecia para someterse a una cirugía, igualmente su futuro en el Leeds pendía de un hilo. En 2012 declaró que había jugado mal a propósito ante el Liverpool como una protesta a su DT.


En su presentación en el Leeds

Curioso gol

En el verano de 1996 buscaba un nuevo equipo al cual unirse, el Leeds pedía por el 2 millones de libras, menos de la mitad de lo que habían pagado por él. El técnico decidió retener su salario semanal por no presentarse a la pretemporada, y dijo que prefería tener en su equipo a cualquier otro jugador que no fuera Tomas Brolin. Finalmente se fue a préstamo al FC Zürich de la liga Suiza, cobrando 800 libras a la semana, el salario mínimo para un jugador de la liga suiza. Disputó 4 partidos sin hacer goles, y quería quedarse en el club para volver a su mejor forma física, pero el 30 de septiembre su contrato con el Zürich terminó, volviendo al Leeds.

Luego, el 24 de diciembre, pagaría 500.000 libras para completar el monto de un nuevo préstamo al Parma.Su primer partido fue el 23 de febrero de 1997, entrando como suplente en una victoria contra la Lazio. Disputó otros 4 partidos durante marzo de ese año, y algunos partidos más, incluyendo uno contra la Juventus en el que reemplazó a Hernán Crespo, y el Parma terminó el la segunda ubicación de la Serie A. Al final de la temporada se hizo evidente que el Parma no estaba realmente interesado en él y solamente había aceptado el préstamo como una forma de agradecerle por su servicio al club en sus mejores años. El 16 de junio su contrato con el Parma expiró, y no fue incluido en la lista de jugadores del Leeds para la pretemporada, por lo que fue forzado a encontrar otro club o jugar en la Reserva. Tuvo ofertas del Zaragoza y el Hearts de Escocia, pero ninguna se concretó. El 6 de octubre, lo multaron por no ir a un partido por el cumpleaños de su padre y por criticar al DT. El 28 de octubre se decidió terminar su contrato y pagarle una indemnización de 140.000 libras. Jugó 19 partidos en el Leeds, anotando 4 goles, y siendo votado después como la peor contratación en la historia del club. Nunca volvió a su mejor estado físico, se lo veía con demasiados kilos de más, en la encuesta de 2003 en la que fue nombrado el peor jugador de la historia del club, los periodistas se burlaban de él diciendo que "Un futbolista debe cuidar su cuerpo como un templo, pero el de Brolin parecía más un castillo inflable" y que había gastado todo su salario en comida.



Ya estaba hecho mierda

El 16 de noviembre de 1997 el Crystal Palace le ofreció una prueba de 2 semanas, que empezó el 5 de enero de 1998. Al final de la prueba le ofrecieron ser parte del plantel, lo que Brolin acepto. Debutó contra el Everton 5 días después, anotando un gol...que fue mal anulado por off-side. Perdió 3 a 1. En su tercer partido, contra el Leeds, tuvo una colisión contra un jugador de su antiguo club, y mientras lo estaban atendiendo el Leeds hizo un gol. Brolin, decidido a ganar, volvió a la cancha, pero el partidó terminó con una nueva derrota del Palace. Brolin jugó más de 20 partidos con el Palace antes de volver a Suecia el 14 de mayo de 1998 a pensar en su futuro como jugador. El 12 de agosto anunció su retiro, y su último partido como profesional fue el 29 de ese mes con el Hudiksvalls ABK contra el Kiruna FF, jugando los últimos 15 minutos del partido como arquero.

Luego de su retiro, se convirtió en un hombre de negocios, tuvo su propio restaurante de comida sueco-italiana, llamado Undici (11 en italiano, el número que usaba en su mejor época en el Parma) el cual fue multado repetidas veces por vender alcohol a menores. También invirtió en bienes raíces. Tuvo su primer hijo en 2001, y actualmente es un jugador de póker profesional y es parte de la farándula sueca.



0
0
0
1
0No comments yet