Trezeguet cumple 37 años

El goleador que dejó todo para cumplir un sueño


Trezeguet celebra un nuevo cumpleaños alejado de Núñez, pero con el imborrable recuerdo de la enorme mano que le dio a River para volver a su lugar de pertenencia. A la distancia, el Millonario saluda al crack que dejó el glamour para ponerse los colores del club de sus amores.

Nació en Ruan, Francia, pero su corazón siempre estuvo en Núñez. Debutó en Platense para luego jugar en su país natal y en Italia, aunque en un momento decidió dejar todo para cumplir su sueño de chico y darle una mano al club que ama.

David Sergio Trezeguet, quien hoy cumple 37 años, llegó a River a principios de 2012, luego de un fallido paso por los Emiratos Árabes Unidos. Y de entrada disipó las dudas sobre su estado físico, ya que en su debut en el verano le metió un gol a Racing.

Se ganó un lugar en el equipo dirigido por Matías Almeyda a fuerza de goles y una calidad y claridad para ver el juego envidiables. Poco a poco se metió en el corazón del hincha y fue vital para coronar el objetivo más difícil de la historia del club.

¿Cómo olvidar sus dos goles contra Almirante Brown? ¿Cómo no ovacionarlo en aquella tarde del 23 de junio de ese duro 2012? El Rey se bajó de su pedestal en Turín, donde lo aman, para ser parte del infierno que vivió River y devolverlo a su lugar de pertenencia.

Es cierto que la temporada que jugó en la máxima categoría no fue la mejor. Pero tan cierto como eso es que, sin él, el ascenso podría no haberse concretado. David fue vital y sus 13 goles en el segundo semestre de aquella campaña serán siempre recordados.

Ninguneado, debió irse a mediados de 2013 para jugar en Newell's, donde le tocó enfrentar dos veces al Más Grande, que le cerró nuevamente las puertas un año más tarde. Eso sí, la gente jamás lo olvidó.

Y mientras disfruta de su experiencia en el fútbol de India, festeja un nuevo cumpleaños. Con 271 goles en su haber y 10 títulos ganados, probablemente sus gritos en River hayan sido de los más festejados por él. Porque además de ser un crack, es un hincha. ¡Feliz cumple, David!