Check the new version here

Popular channels

Un año sin Luis Aragonés

Éste es un artículo del diario Marca, un portal español de deporte muy ligado a Real Madrid. Sus columnistas por ahí tiran una buena para los rivales, ésta vez por el aniversario de éste técnico español, artífice real de todos los triunfos de España, y no el vigotón ése que no caza un fulbo.




LA CARTA DE LUIS AZNAR 01/02/15 - 09:15

Querido Luis: ¡Cómo se te echa de menos! Hace ya un año que nos dejaste. Así, sin avisar y tal... No querías que nadie se enterara de que estabas tan enfermo y tu marcha nos pilló de sopetón a casi todos. Incluso a tus colegas de toda la vida, que fueron desfilando por el tanatorio para darte su último adiós con gestos a caballo entre la incomprensión y la tristeza, pero todos sumidos en una enorme desolación.
Desde que te marchaste han pasado muchas cosas. España quiere pero no termina de poder con esto de la crisis. Que si hay menos paro, que si crecemos, que si un hombre con coleta puede ser el salvador de la patria... Tranquilo, no te voy a aburrir con política, que a ti lo que te gusta es el fútbol y hay mucha chicha de la que ponerte al día.
Debes saber que desde el mismo día de tu fallecimiento no pasa un partido sin que la gente del Calderón, tu gente, se acuerde de ti. Todavía recuerdo como si fuera ayer el encuentro contra la Real Sociedad. Fue solo un día después de que nos dejaras y el estadio estaba roto. La puerta 8 se llenó de velas, de flores, de mensajes en tu memoria...


Justo antes de empezar, el campo entero coreó tu nombre durante, no sé, cinco minutos por lo menos. Mientras tanto, los veteranos sacaron al césped una enorme pancarta con una camiseta con tu nombre y el 8. Tu imagen presidía uno de los fondos a la vez que se proyectaba un vídeo sobre ti en los marcadores. En las gradas, grandes y pequeños sollozaban. El Pechuga, sobre el césped, todavía no se lo creía. No podía parar de llorar. Fue muy emocionante.
Los chicos del Cholo te dedicaron una goleada aquel día. Le metieron cuatro a la Real y Villa, por cierto, festejó su gol señalando al cielo, señalándote a ti. Un homenaje de corazón.
Esa victoria fue la primera de muchas de tu Atlético. Tantas que, 18 años después, terminó conquistando la Liga. Con sufrimiento, sobre la hora, ya sabes cómo funciona esto de las rayas rojas y blancas. Pero así sabe mejor. Fue glorioso. El gol que valía el título lo metió Godín. De cabeza, en el Camp Nou y ante un Barcelona que si ganaba salía campeón. Con un par. Allí también se acordaron de ti. Cómo no.
Eso fue solo una semana antes de que el Madrid, sí, el Madrid, privara a los chicos del Cholo de levantar por fin la Copa de Europa. La misma que tú rozaste con la punta de los dedos en el 74. El guión, no te voy a engañar, fue casi más cruel para el Atlético que el de Bruselas. Los que estaban en Lisboa tragaban saliva con los ojos vidriosos y deseando despertar de aquel mal sueño. Imagino que Don Alfredo ya te lo habrá contado todo. Ellos disfrutaron más que nunca con su Décima.
Un tiempo después, se lo puedes contar tú a él, el Atlético se llevó la Supercopa de España en una especie de minúscula venganza. Raúl García marcó en el Bernabéu para empatar a uno y solo unos días más tarde fue Mandzukic el que terminó de guardar el trofeo en las vitrinas rojiblancas. No es lo mismo, pero suma.
Ha llegado Mario
Ah, por cierto, sí, el Atlético ha fichado a Mandzukic. Tú le llamarías Mario, lo sé. Han llegado él y muchos otros, porque otros tantos se fueron en busca de aventuras. El Guaje, imagínate, se va a vivir a Nueva York. Esperemos que le vaya bien. Otros como Courtois, Filipe Luis o Diego Costa están ahora a las órdenes de Mourinho, a ver si ganan la Premier con el Chelsea.
Entre la final de la Champions y la Supercopa, no te voy a engañar, nos llevamos un pequeño chasco. Bueno, de pequeño nada. Tus chicos de La Roja se vinieron de Brasil en el primer vuelo después de que Holanda y Chile nos pintaran la cara. La que habrías liado tú con aquellas dos pifias. En fin, borrón y cuenta nueva. El Mundial lo ganó Alemania. Ya no está Wallace, pero el rubio ahí sigue, y se ha rodeado de lujo. Que te cuente Sócrates el baile que les pegaron en semifinales.
Ahora la selección está como el país, en reconstrucción. Tiene buena pinta. La filosofía que implantaste sigue en pie, pero están llegando caras nuevas para darle otro aire. El bueno de Vicente tiene trabajo por delante, aunque la cosa promete.
Pero volvamos al Atlético, que esta temporada, como te contaba antes, ya tiene un título en el bolsillo y sigue en plan gallito. Simeone no se baja de la burra y quiere la Champions. Nunca lo va a reconocer con un micrófono delante, pero es su sueño. Ya sabes, él también es de los de ganar, ganar y volver a ganar... pero partido a partido.
Como quien no quiere la cosa ya ha metido al equipo en octavos, y eso que el grupo no era moco de pavo, con la Juve y el Olympiacos. Además, pincharon en el estreno. Ahora toca ir a Leverkusen dentro de tres semanas. Seguro que hace calorcito...
Como ves, las cosas van bastante bien a orillas del Manzanares, porque, eso sí que no cambia, los rojiblancos siguen a orillas del Manzanares. Lo de La Peineta va para largo, pero debes saber que ya está decidido que la calle que conduzca al estadio lleve tu nombre. Un detalle romántico en medio de la modernidad que promete el nuevo recinto, se termine cuando se termine. A lo mejor todo se adelanta ahora que ha llegado Wang Jianlin al club. Llega de China y ha puesto mucha pasta.
Se te habrían saltado las lágrimas viendo a Fernando besar el suelo del Calderón
El Niño ha vuelto
Los que mandan, y volvemos al césped que el cemento es aburrido, confían en que se pueda hacer algo grande de aquí a final de temporada, así que han hecho caso a Simeone y han dado una vuelta de tuerca más al equipo para que la gente termine de enamorarse. Si es que hay alguno que no lo estaba. Así que, no te lo vas a creer, pero El Niño ha vuelto. Sí, como lo oyes. Fernando está en casa otra vez. Llegó en Navidad. Al principio parecía un sueño, pero de sueño nada. Él no estaba a gusto en Milán y Cerci, ese tipo de jugador al que tú habrías cogido de la pechera para dejar las cosas claritas, quería volver a su tierra. Uno por otro y arreglado.
Para que te hagas una idea de la que se ha montado con el retorno, el día de su presentación fueron al Calderón 45.000 aficionados. No había partido ni nada que se le parezca, pero el campo estaba a reventar. El Niño ya es un hombre hecho y derecho. Bueno, qué te voy a contar. Tú, entre otros, te has encargado de ello. ¡Qué golazo marcó en Viena, eh!
Ahora, de vuelta en casa, ya ha debutado y ya ha marcado. Vaya que si ha marcado. Se estrenó con un doblete en Copa en el Bernabéu. Ya sabes, muchos le daban por muerto, pero él se calzó las botas y enchufó el primero nada más empezar. Con el segundo liquidó la eliminatoria. Tenías que haber visto la sonrisa con la que se fue del césped cuando El Cholo le cambió. Te habría encantado.
Y qué decirte de lo del miércoles. Marcó en casa, contra el Barça. El gol no sirvió para nada porque los de Luis Enrique terminaron llevándose un partido de locos en el que, para que te hagas una idea, Arda tiró una bota al asistente y ni siquiera le expulsaron. Más allá de eso, Fernando besó el suelo del Calderón para celebrar su golito. Se te habrían saltado las lágrimas.
Torres, por cierto, ha encontrado un gran socio en Griezmann, otro de los nuevos en tu Atlético. Este, ya lo verás, es de los que se van a salir. Cualquier cosa que le vieras en la Real se va a quedar pequeña. No le quites ojo, que solo tiene 23 añitos.
Bueno, ya termino que seguro que te están esperando Eusebio y compañía para una pachanguita. Que sepas que sigues muy vivo en la mente de todos aquí abajo, que tus hermanos veteranos te rindieron homenaje en su reunión de Navidad. Fue más emocionante que nunca. No se lo quiso perder ni El Pechuga: le había dado un arrechucho, pero salió del hospital para estar allí. Ahora está mejor, aunque te echa de menos. Como Collar, Marina, Pereira, Adelardo, Gárate... No veas cómo lloraban todos los del 74 cuando se mencionó tu nombre en el homenaje que os preparó la asociación 'Los 50' coincidiendo con el aniversario de la final de Heysel. Otro gesto. No sé cuántos ha habido durante este último año. En definitiva, Luis, aquí nadie te olvida.
P.D.: No quiero despedirme sin contarte que el Betis está peleando por ascender a Primera otra vez. Ha vuelto Pepe Mel porque las cosas iban regular, pero ya parece que están en el buen camino. Ah, y Eto'o sigue conociendo mundo. El pobre se quedó roto cuando falleciste. Ahora ha firmado por la Sampdoria. Su etapa en el Everton ha dado para poco, así que ha ido a probar suerte allí. A ver si le va bien.
Ahora sí, me despido. En un año te vuelvo a poner al día. A ver si hay suerte y los sueños, en vez de convertirse en pesadillas, se hacen realidad.
0
0
0
0
0No comments yet