Un líder lanzado espera al Madrid







El triunfo conseguido ante el Eibar, permite al Barcelona llegar como líder al Clásico del próximo domingo independientemente de lo que haga el Real Madrid en su partido de esta noche frente al Levante. Algo que parecía impensable a principio de año, después de la derrota de Anoeta.

La remontada que ha hecho el equipo de Luis Enrique en estos dos meses ha sido espectacular. Comenzó 2015 a cuatro puntos del conjunto blanco y ahora esa es la diferencia que tiene a favor respecto al equipo de Ancelotti.

El Barcelona afrontará el decisivo encuentro ante los blancos en el mejor momento de la temporada. La progresión que ha tenido el equipo en las últimas semanas ha sido espectacular. Desde el encuentro antes citado en el que perdieron en Anoeta, los de Luis Enrique han tenido 17 partidos con 16 triunfos y una única derrota en el Camp Nou frente al Málaga.

El buen momento de los azulgranas no se mide exclusivamente por los resultados. El juego que ha exhibido el equipo ha sido excelente en la mayoría de los partidos, tanto en los partidos de Liga como en los de Copa y Champions.

La efectividad goleadora del equipo ha estado a un nivel altísimo. El tridente ha funcionado a la perfección y ha sido determinante en estas victorias. Y en este trío especialmente hay que destacar el papel de Leo Messi. El argentino ha sido el artífice de la mejora del equipo ofreciendo su mejor versión.

Paso previo
Sin embargo, antes del Clásico el Barcelona disputa otro partido determinante. Será en Champions frente al Manchester City. Una eliminatoria que el equipo de Luis Enrique lleva muy bien encarrilada después del triunfo en el Etihad por 1-2. Los azulgranas son claramente favoritos viendo el estado de forma de su rival que ayer prácticamente dijo adiós a la Premier después de perder 1-0 en casa del Burnley. El equipo de Pellegrini da la sensación de estar en caída libre.