Canales populares

Una guerra que deja marcas...

En el nuevo torneo, las empresas líderes de ropa deportiva estarán representadas por los equipos grandes. Pero también las marcas chicas meten la cola.



La cantidad de marcas deportivas que visten a los equipos de Primera División aumentarán para el próximo campeonato gracias a los diez últimos ascensos, y en total son 16 las empresas que van a engalanar a los treinta equipos del nuevo torneo. Muchas de estas firmas buscan tener la exclusividad con sus clubes, dejando de lado a sus eternos rivales.



Nike, que ya tenía su marca en la camiseta de Boca y pretende arreglar con Belgrano de Córdoba, ya se aseguró dos nuevos equipos para el torneo que empieza. Por un lado, estará en la camiseta del último campeón de la Copa Libertadores, San Lorenzo, que deja de lado Lotto después de diez años. Por el otro, en la de Rosario Central, porque la idea de la empresa es expandirse por las provincias.

Con el Canalla tiene vínculo hasta 2018. “En sólo dos días, vendimos las 15 mil remeras que teníamos planeado vender en un mes”, comenta sorprendido Matías Solina, del departamento de marketing del club rosarino. Mientras tanto, su eterno rival, Newell’s, busca llegar a un acuerdo con Adidas, aunque aún tiene contrato con Topper hasta julio de 2015. El que estaría haciendo el acercamiento entre la empresa y la institución es Jorge Messi, padre de Lionel, hombre de las tres tiras.



Adidas, como lo viene haciendo desde 1982, seguirá con River Plate hasta 2018. La relación del club con la marca es la segunda más antigua del mundo en materia de clubes, sólo superada por el Bayern Munich, camiseta Adidas desde hace 55 años. Estudiantes de La Plata también seguirá con Adidas; el Pincha extendió su contrato por un año con la empresa que acercó el tenista Juan Pico Mónaco, hincha fanático de la institución.



Independiente continúa con la exclusividad de Puma en el país y Umbro con Colón, en un contrato pagado por adelantado para saldar una deuda que el club mantenía con el Atlante de México que le costó la quita de 6 puntos antes de descender. La empresa italiana Lotto tendrá tres representantes: Belgrano, Godoy Cruz y Quilmes, pero lamentan la pérdida del Ciclón y Arsenal.



Los que están contentos con Topper son los hinchas de Racing, marca muleto con la que obtuvieron los torneos de 2001 y 2014, mientras que Vélez seguirá con la firma hasta mitad de año. Los de Penalty tienen al Lobo platense y a Banfield hasta mediados de 2016. El Taladro estrenará más adelante una camiseta verde con banda blanca, similar a la que tenía en 2000.



La firma española Joma se metió rápido en el mercado local gracias a la compañía que tiene la licencia, JMC Group. Es la compañía que antes proveía a Kappa, marca que ahora pasó a manos de Distrinando SA, que también tiene a Le Coq Sportif. “Estamos con muchas expectativas gracias a los equipos recién ascendidos”, dice Vanesa Galletto, gerente de marketing de JMC Group: Argentinos, Sarmiento y Chicago.



Kappa, por su parte, mantiene las dos camisetas del año pasado: Tigre, que estrenará modelo en la tercera fecha, y Olimpo de Bahía Blanca, que lucirá una remera naranja, algo poco común en el club. Pero la empresa tiene una nueva relación: Aldosivi, que en el transcurso del año lanzará una camiseta, todavía en secreto, que simulará la piel de un tiburón.



TBS significa Tierra Batida Sintética, por sus inicios con el tenis, aunque Manuel Petrakovsky, titular de la firma, dice que su significado es Trae Buena Suerte. Y se escuda en que la empresa vistió al Newell’s campeón del Tolo Gallego en 2004 y los ascensos de Chacarita, Nueva Chicago, Unión de Santa Fe y Huracán. Además de estar con el Globo y el Tatengue, también empezará a utilizar TBS Arsenal. Esta marca francesa se acercó al país a principios de los 90 para sponsorear a Daniel Scioli cuando corría en motonáutica.



Lanús tiene contrato hasta 2016 con KDY, fundada hace ocho años por el empresario Enrique Vilouta, creador de la recordada Olan, que alguna vez vistió al Xeneize cuando jugaban Claudio Caniggia y un tal Diego Maradona.



Uno que vuelve a Primera después de diez años es Sport 2000; en 2005 debutó en la máxima categoría con Almagro y este año regresa de la mano de Crucero del Norte. El representante de la firma, Martín Labat, comentó que hubo una tirada de mil remeras para vender del equipo misionero.





OhCan es una empresa familiar (su nombre está inspirado en Nacho, el menor de la familia) de Remedios de Escalada, y vestirá a Temperley. Lyon, también de industria nacional, debutó en Primera con Defensa y Justicia pero sus talleres tienen más de setenta años: allí tercerizaban las marcas número uno. Eduardo Kochian, quien preside la empresa, explicó que las ventas aumentaron con el club en la máxima categoría y los posicionó mejor dentro del rubro. En los próximos meses promete un modelo del Halcón que
sorprenderá.
0
0
0
0No hay comentarios