Canales populares

Uruguay Campeon Copa America 2011, el resto es blablabla


Coherencia dirigencial, proyecto integral, cohesión de grupo, seriedad de cuerpo técnico son palabras del diario del lunes que le caen bien a muchos campeones. No obstante no son cualidades excluyentes de este campeón.

Se dirá que Oscar Tabárez (llegado a una selección no mundialista de 2006) prioriza el ser humano sobre el deportista, que busca formar personas con el fútbol como herramienta, que se apoya en un proyecto elaborado por él mismo, (titulado) Proyecto para el fútbol uruguayo, y hasta se podrá volver, una y otra vez, a su pasado de maestro de escuela.

Pero estas cualidades no bastan para llevarse títulos y, si bien suman (veamos a Batista), no son los fundamentos del campeón (porque si Muslera no atajaba el penal de Tévez otra cosa se escribiría de Tabárez y de Batista).


Uruguay fue un campeón clásico de menor a mayor. Tratando de hacer pie, al igual que Argentina y Brasil, definió su pase a cuartos de final en el último partido de grupo. No había podido con Perú (1-1) ni con Chile (1-1) y sí pudo cerrar su arco (1-0) ante la pobre versión mexicana que llegó a esta Copa.

No demasiado distinto que los colosos (Argentina vs Costa Rica y Brasil vs Ecuador), Uruguay también se debatía en una frontera demasiado fina entre la gloria y el ocaso.

Uno por local, otro por campeón y Uruguay para reafirmar su cuarto puesto mundialista: ninguno de los tres apareció.

Ya en cuartos de final empezó a aparecer el “equipo”. Aguantó cerrada a una Argentina pesada de apellidos y favoritismos que lo superó y encontró en uno de sus puntales (Muslera) el complejo pase a semifinales (por penales).
Y una vez superado el trance, entró Uruguay hecho y constituído, creído de sí mismo para vencer a un emergente Perú y arrollar (3-0) a Paraguay en la final.


Forlán devenido en excelso asistidor, Suárez (solo) contra todos, Alvaro Pereira llevando y trayendo, Lugano guadañando (en ambas áreas) y Gargano – Pérez mordiendo pueden destacarse de un ordenado Uruguay que gana por un desigual avasallamiento físico multiplicador de presencia en todo el campo.

Un Uruguay observado, estudiado y de menos caciques que indios que se arma de atrás hacia adelante y encuentra equilibrio a partir de su fuerza de conjunto: el contrapeso de la soledad de Suárez (allá arriba) es una inmediata y circunstancial línea de 6 o de 7 cuando la situación lo requiere; un Suárez que, incluso, roba pelotas en retroceso.

Rústico, limitado, organizado y fervoroso, Uruguay conforma un EQUIPO de obreros batalladores con altísimos rendimientos individuales en las instancias finales.



Y precisamente en la final culminó el minidesarrollo (6 partidos): explosión ofensiva y solvencia defensiva, clara identidad de juego, utilización del reglamento al límite y la solidaridad grupal como estandarte lo llevaron a levantar la Copa. Su 15º Copa América, para poder decir que “Uruguay es el más campeón de América”.

PARTIDO 6: URUGUAY 3 PARAGUAY 0
PARTIDO 5: URUGUAY 2 PERÚ 0
PARTIDO 4: URUGUAY 0 (5) ARGENTINA 0 (4)
PARTIDO 3: URUGUAY 1 MÉXICO 0
PARTIDO 2: URUGUAY 1 CHILE 1
PARTIDO 1: URUGUAY 1 PERÚ 1

URUGUAYOS EN LA COPA AMÉRICA 2011
EL PLANTEL (23) DE URUGUAY CAMPEÓN
0No hay comentarios