Check the new version here

Popular channels

Vale oro



D’Onofrio, más tajante que de costumbre, se animó a blindar a Teo, la joya que aún coquetea con su salida.

Ni los cuatro palos y medio que estaban dispuestos a desembolsar por Scocco, tampoco los cinco y pico que llegaron a ofrecer por Pratto, hoy es River el que está del otro lado del mostrador y el que tiene, según su presidente, a un delantero sin precio. “No hay plata que alcance para llevarse Teo”, le afirmó Rodolfo D’Onofrio a Télam, confiado de que el colombiano seguirá en Núñez más allá del lunes, el día que cerrará el libro de pases en Europa.

Pero entre los aires frescos que soplan por Udaondo y Alcorta y el optimismo del mandamás riverplatense hay un hombre siempre impredecible: Teo, un mundo de sensaciones. Porque Gutiérrez juega al Teófilo con lo que dice y también con lo que calla. Condenado a convivir con su fama de pendenciero crónico, desde que dejó la “sabrosa vida en jet ski” y el prolongado descanso en las “ricas playas colombianas”, el pistolero de Barranquilla volvió a River con los modales de un monaguillo y una voracidad goleadora que supera ampliamente la media de su anterior temporada con la banda roja.

Así las cosas, mientras la muchedumbre se regodea con las exquisiteces que ofrece el jugador más exquisito que hoy patea por estos lares, el propio Teo no es capaz de sepultar la incertidumbre. Bambolea con sus testimonios y le profesa amor eterno a ese escudo que besa en cada festejo, dice que está feliz e incluso se lo nota radiante cuando pisa el verde césped, sin embargo el tipo no puede con su genio, con su cinismo declarante y, en consecuencia, a esta altura ya no son pocos los que creen que si se rompe el alma como se lo está rompiendo, y si juega como está jugando, pues entonces lo hace para que River sea la vidriera que no fue el Mundial.

Lo concreto es que, más allá de algún que otro sondeo, a las oficinas del Monumental no llegó ninguna oferta formal por el 50% del pase de Gutiérrez que le pertenece a River. Ayer, de hecho, el Valencia desmintió el supuesto interés que circuló durante la noche del partido con Defensa. Un partido que no hizo más que confirmar las buenas intenciones del equipo de Gallardo y lo importante que es Teo para que esas buenas intenciones se lleven a cabo. El colombiano, en definitiva, pasó de estar casi afuera a convertirse en el mejor refuerzo que River podía tener: vale oro.



No abandones sin comentar



0
0
0
0
0No comments yet