Canales populares

"Vamos a jugar siete minutos más y vamos perdiendo 3-2"

“Faltan siete minutos y el partido está suspendido. Vamos a jugar siete minutos más y vamos perdiendo 3-2. Eso fue lo que me dijo el línea”, dijo Bengoechea tras el clásico que fue suspendido por incidentes. “La expulsión del Japo y la no expulsión de Arismendi nos complicaron”, agregó el entrenador de Peñarol.



“Nacional en el primer tiempo nos superó, fue superior y logró dos goles de ventaja. En el segundo se emparejó el partido, y Peñarol sin jugar acorde a sus posibilidades logró empatar”, dijo Bengoechea tras el clásico semifinal del Campeonato Uruguayo.

“No jugamos el partido como queríamos y eso es sólo culpa del técnico. Cuando salimos campeones fue mérito de los jugadores y agradecimiento por dejarme participar. Hoy, que vamos perdiendo, la culpa es mía”, sostuvo el riverense, y enseguida aclaró que aún el cotejo no terminó.

“Antes de seguir con las preguntas aviso que faltan siete minutos y que el partido está suspendido. Vamos a jugar siete minutos más y vamos perdiendo 3-2. Eso fue lo que me dijo el línea. Yo hablé con los árbitros y me guío por lo que ellos me dicen. Si el juez nos dice que terminó, que festeje Nacional. Nosotros somos conscientes de lo que hablamos y Nievas nos dijo que el partido se suspendió”, añadió.

Cuando se le preguntó si falló el proyecto deportivo de este semestre, contestó con otra pregunta: “¿qué es proyecto? ¿Perder un partido en el que no teníamos ventaja deportiva? Se ganó un Clausura y se está jugando una semifinal que todavía no terminó”.

Respecto a lo hecho por su equipo en el primer tiempo, donde fue superado, dijo que el problema fue que “faltó jugar al fútbol, pero actitud sobra en el fútbol uruguayo”, ya que se le preguntó si faltó actitud.

“Si se pierde un partido es porque el entrenador arma mal el equipo e hizo mal los cambios. Por eso no nos alcanzó para ir ganando, pero faltan siete minutos y todavía podemos ganarlo”, indicó.

“Para los jugadores sólo tengo agradecimiento. Si no se juegan los siete minutos se van de vacaciones y ya pensaremos en la próxima temporada. Si se juegan nos prepararemos para jugar esos minutos”, agregó el entrenador mirasol.

“Para el segundo tiempo planteamos jugar un clásico dos goles abajo y no es fácil. Los jugadores hicieron un buen segundo tiempo sabiendo que estaban 0-2, que no es fácil. La expulsión nos complicó para el alargue, y la no expulsión de Arismendi también. No cobró la falta porque lo tenía que expulsar, y enseguida Gutiérrez lo sacó”, lamentó.

Por último, consultado por los episodios de violencia que generaron la suspensión del compromiso, los tildó de “lamentables”. “No sé qué palabra usar. Están secuestrando gente, hay robos por todos lados y no se puede jugar un partido de fútbol. Algo hay que hacer”, concluyó.
0
8
0
8Comentarios