About Taringa!

Popular channels

Video: Gol "tiki taka" de Sevilla

El Sevilla está cumpliendo con una precisión milimétrica los planes de Unai Emery en esta fase de grupos de la Europa League. El técnico vasco rotó en los dos anteriores partidos, lo que no impidió que los nervionenses arrancasen sendos empates de Rijeka y Lieja. Esos puntos serían buenos siempre que el Sevilla cumpliese en los encuentros de casa, por lo que no había margen de maniobra.

Emery lo sabía y por eso apostó esta vez por un once plagado de titulares habituales en Liga para no dejar nada al azar. Había que ganar sí o sí para evitar un duelo de alto voltaje en De Kuip, feudo del Feyenoord, en la próxima fecha de la competición. Ahora, tras el triunfo, sigue siendo una cita importante, pero a los nervionenses les vale con empatar para depender de sí mismos en casa y ante el irregular Rijeka, que pierde enteros lejos de su fortín.

Ese era el plan y el resultado ha sido más que satisfactorio, aunque la puntilla tardó en llegar, pues el 3-1, obra de Bacca, llegó en el último minuto del tiempo reglamentario. Visto así, se puede pensar que el Sevilla ha sufrido más de lo previsto, aunque la verdad es que los belgas apenas inquietaron en una segunda parte de claro dominio local. Solo lo ajustado del marcador llevaba algo de intranquilidad a la grada, porque la solvencia del equipo está ya fuera de toda duda.

Solvencia que tiene mucho que ver con la actitud con la que afronta cualquier partido, como se vio la semana pasada en Copa del Rey. Los rojiblancos salieron muy enchufados al encuentro y en pocos minutos ya habían puesto cerco a la meta de Thuram-Ulien.

Diogo, ejerciendo de improvisado '9', había tenido la mejor ocasión en este eléctrico arranque de los locales, aunque el primer gol llegó, como tantas otras veces, en una acción a balón parado. Córner que botaba Deulofeu y Mbia que peinaba en el primer palo para asistir a un desmarcado Gameiro. El francés, también de cabeza, no perdonaba.

El Sevilla siguió empujando tras abrir la lata pero el Standard dio al fin un paso al frente consciente de que el partido se le podía escapar mucho antes de tiempo. Los belgas son un equipo al alza y han ganado confianza tras el cambio de técnico, así que no se arrugaron tras el varapalo inicial.

Eso sí, encontraron el empate con algo de fortuna, pues el disparo de falta de Mpoku tocó en Denis Suárez y despistó a Beto. El torticero empate hizo dudar a los de Emery, pero entonces apareció la figura de Reyes para rescatar a su equipo, primero con un disparo de falta al palo y después con un golazo en el que contó con la inestimable colaboración de Denis y Diogo para desarbolar a la poblada y cerrada zaga valona.

Mira el gol de Reyes:


link: https://www.youtube.com/watch?v=8RzHF0ogAMs&list=UUxKh4lqkOzCdJfuK6uHlsuQ


La segunda parte siguió por los mismos derroteros, aunque el Sevilla perdonaba demasiado y, de paso, daba un hálito de vida a un Standard que no bajaba los brazos.

Denis estuvo cerca de cerrar el partido con un cabezazo al larguero pero tuvo que ser Bacca, con el tiempo reglamentario casi cumplido, el que sentenciara la contienda en una nueva acción a balón parado del Sevilla.

El triunfo permite al Sevilla respirar más tranquilo pero aún le resta un trecho por remar, sobre todo si quiere certificar en Holanda su primera plaza.
0No comments yet
      GIF