Check the new version here

Popular channels

Voley Juvenil (la nota que se merecen)

Tras el historico tercer puesto en el mundial juvenil de India, los chicos regresaron al pais, y Ole les hizo la nota que se merecen los pibes que ya entraron en la historia, espero la lean y se enorgullezcan de este gran logro. A continuacion la nota:


Al amanecer, la Selección Sub 21 llegó a Ezeiza con el bronce logrado en el Mundial juvenil de Pune (India). Al estrés de un torneo en el que jugaron ocho partidos en nueve días le sumaban la paliza de un viaje casi eterno. Facu Conte, uno que ya tiene millas de sobra este año entre su temporada italiana, la Liga Mundial con la Mayor y este trip a India, detalla los últimos movimientos. "El bondi de dos horas desde Pune a Bombay en el que casi nos matamos; diez horas de avión a París; otras 12 más de espera y nueve hasta Buenos Aires. Para mí son las diez de la mañana del jueves. Estoy filtradísimo", explicaba el máximo anotador nacional y cuarto mejor artillero del torneo, que al atardecer se acercó a Olé junto con otros tres héroes: Franco López (mejor líbero del certamen, "creo que se equivocaron, je", dijo el chaqueño al explicar el logro), el central Rodrigo Aschemacher y el opuesto Pablo Hruby. Antes hubo coincidencia en el almuerzo: empanadas para todos.

-¿Les cayó la ficha de que la última medalla en un Mundial fue antes de que ustedes nacieran?

C: A ver... Es cierto. En los Juegos Olímpicos del 88. Qué increíble. Estaban mi viejo y el de Nico (Uriarte). A: Estábamos mentalizados de que se podía llegar al podio y cumplimos.

C: Este grupo se debía esta medalla. Se nos había escapado hace dos años en México, en el Mundial de Menores (Sub 19), cuando terminamos cuartos. De ese plantel, diez llegamos a India, así que seguimos evolucionando: le ganamos a Brasil en Brasil, quedamos 2-2 con Francia en la semana previa a ir a Pune. Había con qué soñar.

-¿Hubo algún momento en el que dudaron?

H: El grupo tuvo momentos de alzas y bajas de juego, pero estábamos convencidos de lo nuestro. Empezamos con un muy buen partido ante Cuba, pero ahí tuvimos la derrota con Francia. Hubo una situación rara, porque con Grecia perdimos el primer set y nos queríamos prender fuego. Apareció la garra y seguimos adelante. Y vino otro cachetazo, contra Bélgica, en el partido menos pensado. Nos hizo sacar nuestro mejor juego, porque a Rusia lo limpiamos de la cancha y contra India también rendimos bien.

-Y llegó la semi...

A: Los cubanos complicaron con el saque y nunca estuvimos cómodos. Estábamos bajoneados porque no podíamos jugar por el oro. Juan (Cichello, el DT) nos dio una charla buenísima antes de irnos a dormir. Nos puso las pilas para buscar el bronce contra India. Así que salimos con todo y les ganamos tranquilos para cumplir con lo que nos habíamos propuesto.

-¿Este rendimiento les da esperanzas para que los llame Weber?

L: Depende. Facu y Nico ya mostraron que pueden. En mi caso, creo que tengo que seguir progresando.

C: Lo bueno es que se nota que la base de la Selección es muy joven y Javier da lugar para el recambio. Pienso que varios más van a llegar a la Selección.

-¿Habían hecho promesas o tenían cábalas?

L: No muchas, las personales, porque al DT no le gusta demasiado el tema. Yo había prometido que me rapaba si salía campeón, zafé.

C: Yo dije que con la de oro me teñía de platinado. Igual, algo hice. Antes del partido con Rusia me tuve que rasurar un pedazo de la pierna para hacerme un vendaje y prometí que si llegábamos a semi, me depilaba las piernas. Y bue, hubo que agarrar la maquinita y darle. Ahora pica un poco, pero valió la pena.

A: Lo bueno de llegar a semifinales fue que de premio, el cuerpo técnico invitó con pizza y Coca para la cena. Fue la primera comida como la gente en días.

H: Sí, fue muy complicado el tema de la alimentación. El agua no era potable y la comida, incomible. Casi todos sufrimos diarrea varios días. Fue muy molesto.

C: No sabías qué era lo que tenía cada plato y si te atrevías, era picantísimo. En el avión de ida se les acabaron los menúes "occidentales" y yo me atreví a comer un arroz indio. Un solo tenedor y la boca me estallaba. Así que tuvimos que almorzar y cenar pan; solo pan. En diez días bajé cuatro kilos, pero traje la medalla que quería.

-Ya cumplieron un ciclo. ¿Se viene el partido homenaje?

L: ¡Ojalá! Imaginate jugando en el Luna contra la Mayor. O en Ferro, que se llena más fácil. Qué bueno sería. Como colgarse una medalla extra.


FUENTE
Saludos!
0
0
0
0
0No comments yet