Volvió el Fenómeno

Ronaldo ingresó en el complemento del clásico paulista entre Palmeiras y Corinthians. Marcó de cabeza para el Timao en el tercer minuto de descuento y selló el 1-1. Lo festejó con la gente y el alambrado se vino abajo. El goleador se recuperó de su tercera lesión grave en una de sus rodillas y se reencontró con el gol después de 14 meses.

link: http://video.google.com/videoplay?docid=http://www.ole.clarin.com/notas/2009/03/09/futbolinternacional/01873679.html
En febrero de 2008 Ronaldo otra vez sufría una grave lesión en una de sus rodillas y debía someterse a la tercera operación. Algunos presagiaban el final de la carrera del Fenómeno, pero el implacable goleador brasileño volvió para hacer lo que mejor hace: goles.

Se fue del Milan con su rodilla al hombro. El último gol lo había convertido en el 5-2 sobre Napoli, en enero. Llegó a Brasil, se entrenó con Flamengo, pero sorprendió y firmó con Corinthians. El miércoles debutó en el Timao por la Copa do Brasil ante el Itumbiara. Pero fue ayer cuando hizo su regreso soñado. Ingresó en el complemento en el clásico paulista ante Palmeiras, y en el tercer minuto de descuento le dio el empate, de cabeza, a su equipo y selló el 1-1 final.

En el festejo, alocado, Ronaldo no aguantó y corrió para gritar su gol con la gente. Se subió al alambrado, los hinchas y sus compañeros lo siguieron. Pero el alambre no aguantó y se vino abajo. No hubo heridos, sólo alegría. El Fenómeno se ganó la amarilla por el festejo ilegal. Nada importaba. Volvió Ronaldo y volvió el gol.