Check the new version here

Popular channels

¿Volvió el Real Madrid del 55´?

This is el Real Madrid


El Real Madrid no tuvo ningún tipo de respeto por Anfield. Ni leyó el mensaje del túnel de vestuarios ni escuchó el 'You'll never walk alone'. El mítico estadio del Liverpool conoció lo que es el silencio cuando comenzó a jugar el Real Madrid. El campeón de Europa dibujó su escudo en el terreno de juego y resaltó su corona de rey del continente.

En el lugar del crimen del chorreo el Real Madrid subrayó su nombre. Su historia y su presente. El Liverpool poco o nada pudo hacer al respecto. Anfield fue conquistado por un equipazo en toda regla que mostró todo su potencial con una personalidad atronadora.

El Madrid hizo un trabajo casi perfecto. Aguantó las primeras embestidas del Liverpool, al que le sobra corazón y le falta fútbol. El Madrid, mientras, no se descompuso cuando tuvo que defenderse para después maravillar sobre la alfombra roja que colocó. Puso su figura por delante. El 4-4-2 volvió a funcionar a las mil maravillas y todo fue rodando.

El Real Madrid gobernó el partido en todos los aspectos. No sólo con el balón, que siempre movió con sentido. Con Modrid y Kroos a los mandos, James e Isco no fueron menos. Todo lo contrario. El andaluz completó una noche grandiosa que siempre estará marcada en rojo en su carrera. Dio un recital. Y no sólo con la pelota. Su trabajo sin ella fue igual de sobresaliente. El mago también utilizó la escoba.

A su antojo
El conjunto de Ancelotti amansó el ímpetu inicial de las fieras locales y luego las hipnotizó con un fútbol superlativo. Los goles fueron llegando como consecuencia natural de lo que estaba pasando. El Real Madrid estaba jugando a su antojo en Anfield. Quedará para la historia.

Cristiano, no podía ser otro, fue el primero que marcó. No lo había hecho hasta el momento en Anfield. Comenzó la jugada, recibió un pase de genio de James y puso el primero al primer toque. No había respuesta posible de Mignolet ni de los que le defendían. This is CR. A uno de Raúl, general del gol de la Champions hasta dentro de unos días.

Los dos tantos siguientes los firmó Benzema. Comenzó firmando un gol de cabezazo inteligente. No hacía falta rematar con fuerza, sólo con tacto. Así hizo el 0-2 a pase de Kroos. Luego, marcó en boca de gol tras un córner en el que apareció Pepe y el portero local dudó. No, Karim. Sí, el delantero del Real Madrid y mucho más. Impartió una clase de cómo interpretar los ataques.

A Cristiano le faltó la guinda
El Liverpool, por su parte, tuvo el mérito de creer en lo imposible. Y pudo tener esperanzas, pero el palo y Casillas lo evitaron antes del descanso. El conjunto red (ya sin Balotelli, una broma) lo siguió intentando en la segunda mitad. El Madrid, claro, siguió en su línea. No se asustó ni un pelo y volvió a clavarse otro largo rondo hasta el final. Sólo faltó otro gol de Cristiano, sustituido a cuarto de hora del fin de fiesta con ovación del respetable. Había que descansar. El Clásico ya está aquí.



0No comments yet
      GIF
      New