Check the new version here

Popular channels

Anarquismo: Bakunin te enseña a no ser un poser

No, no tenés que matar a una monja a cadenazos... Ni aunque den ganas.



La verdadera idea del anarquismo yace en esta serie de textos que comparto, de la mano del gran Mijaíl Bakunin.

Mínimo concepto de anarquismo: El anarquismo es una filosofía política y social que llama a la oposición y abolición del Estado entendido como gobierno y, por extensión, de toda autoridad, jerarquía o control social que se imponga al individuo, por considerarlas indeseables, innecesarias y nocivas. Sébastien Faure, filósofo anarquista francés, dijo: «Cualquiera que niegue la autoridad y luche contra ella es un anarquista». Bajo una formulación tan simple, pocas doctrinas o movimientos han manifestado una variedad tan grande de aproximaciones y acciones, que no siempre fueron bien entendidos por la opinión pública. Históricamente hablando, el anarquismo se centra en general en los individuos y en la crítica de su relación con la sociedad, su objetivo es el cambio social hacia una futura sociedad, en palabras de Pierre-Joseph Proudhon, «sin amo ni soberano»



¿Quién es Bakunin, peluca?

Mijaíl Aleksándrovich Bakunin, el Baku para la vagancia, fue un anarquista ruso. Es posiblemente el más conocido de la primera generación de filósofos anarquistas y está considerado uno de los padres de éste pensamiento, dentro del cual defendió la tesis colectivista y el ateísmo. Nació el 30 de Mayo de 1815 y murió el 1 de julio de 1876 en Berna, Suiza.



¿Qué proponía?

Bakunin propone una organización antiestatista, esto es, la supresión del Estado, sin rechazar el término en sí mismo. Bakunin apuesta por la creación de los Estados Unidos de Europa como modo de acercarse a la idea liberal de la Revolución Estadounidense de 1776, cuando se independiza del Reino Unido. Para Bakunin el fallo de la revolución liberal de Estados Unidos es que la libertad que proclamaba la constitución era solamente para una minoría que oprimía al resto. El reto para Bakunin era lograr una democracia como la estadounidense en Europa pero que ampliara la democracia a todos y liberara además al hombre del sistema monetario, el poder político, el poder económico y la religión.

A diferencia del marxismo, que consideraba que la política debía crear unas condiciones sociales que permitieran al individuo vivir por encima de la opresión económica, Bakunin consideraba que la revolución tenía que empezar en la propia persona. Él establecía un orden político de individuos que conformasen comunas, que a su vez estas comunas se federaran entre sí para colaborar y que estas federaciones se federaran entre sí en confederaciones. En dicho proceso, a diferencia del marxismo, Bakunin no separa campesinos de obreros urbanos y considera que esa revolución corresponde a ambos al mismo tiempo.



Vamos a su obra:


ESTATISMO Y ANARQUÍA



Sinopsis

Otro gran texto del que fuera el paradigma de los revolucionarios del siglo XIX. Su vida fue una incesante aventura, plena de golpes de suerte, conspiraciones resonantes, reveses tragicómicos, largos períodos de carcel, escapes asombrosos y sinsabores varios. En su bandera, nuestra bandera, en la bandera socialista revolucionaria, quiso ver escrito, con letras relumbrantes y sangrientas las palabras: Abolicion de todos los Estados, destrucción de la civilización burguesa, libre organización de abajo hacia arriba por medio de las asociaciones libres, organizacion del lumpemproletariado, de toda la humanidad liberada, creación de un nuevo mundo humano.

El presente volumen es la obra de Bakunin de mayor importancia y en el se recogen sus pensamientos sobre el anarquismo y ofrece un análisis de diferentes hechos políticos. A diferencia del marxismo, el colectivismo de Bakunin no admite la autoridad estatal -bajo ninguna forma- y propugna su destrucción total como necesidad fundamental de la revolución de los trabajadores si estos quieren llegar a la libertad individual...




DIOS Y EL ESTADO



Sinopsis

Bakunin desarrolló una teoría política que se adecuaba dúctilmente a las energías populares que eran desencadenadas en las revoluciones. 1789 era para él una cifra tan renombrada como subvalorada: el emblema del "pecado original" de la política moderna, el inicio del moderno linaje de la autoorganización, correspondencia material para las capacidades autocreativas del ser humano. En este sentido, Bakunin nunca dejó de ser un ilustrado radical convencido de que los hombres y sus sociedades debían inventarse a sí mismos, y que para ello solo era necesaria una dosis máxima de libertad. La cuestión religiosa obsesionó a los anarquistas. Por un lado, la ontología anarquista centrada en la autocreación del ser no podía aceptar la hipótesis divina; por otra parte, sociológica e históricamente, el rol de la Iglesia cristiana en la ignorantización de la humanidad y el control de la autoridad eclesiástica sobre la conciencia eran datos políticos de peso. A Bakunin debemos la acuñación política de una de las últimas imágenes deslumbrantes de la libertad humana, oceánica e inabarcable.





CRITICA Y ACCION



Sinopsis

Existe una triple herencia frente al pensamiento de Bakunin: por un lado, el rechazo en nombre de la revolución social emancipadora de la explotación de las clases dirigentes, cualquiera sea su forma, del capitalismo, con o sin religión, con o sin marxismo en el poder; por otro lado, la defensa de un anarquismo social indiscutiblemente unido al sindicalismo de acción directa que nace con la AIT -Asociación Internacional de los Trabajadores- en 1864; y finalmente, el buscar el autoritarismo para rechazarlo, bajo las diferentes manifestaciones del poder, incluso provisorio, entre los militantes libertarios. Esta triple herencia queda expresada, sucintamente, en los escritos recopilados por Frank Mintz, que busca rescatar el pensamiento de Bakunin del olvido de la historia.





EL PATRIOTISMO Y LA COMUNA DE PARIS



Sinopsis

La comuna de París y la noción del Estado, constituye, sin duda, una de las más
interesantes obras del anarquista ruso. Obra corta, por desgracia inconclusa, en la que
substancialmente el autor se explaya sobre las dos instituciones que, en su opinión, deben
desaparecer para dejar libre el camino al desenvolvimiento social: la Iglesia y el Estado.





FEDERALISMO, SOCIALISMO Y ANTITEOLOGISMO



Sinopsis

Federalismo, socialismo y antiteologismo, escrito en 1868, representa una síntesis del pensamiento maduro bakuninista. Aquí encontramos ya claramente establecidas las bases de su planteamiento anarquista colectivista, siendo sus elementos: el socialismo revolucionario de cara al parlamentarismo socialista.





ESCRITOS DE FILOSOFIA POLITICA I Y II



Sinopsis

El primer tomo, prologado por Bert F. Hoselitz y Rudolf Rocker, reúne, bajo el subtítulo de «Crítica de la sociedad», las concepciones filosóficas materialistas y los análisis del sistema social del legendario revolucionario ruso; el segundo volumen ordena sus reflexiones sobre «El anarquismo y sus tácticas» e incluye como epílogo un amplio «Esbozo biográfico» de Bakunin escrito por Max Nettlau.



0
0
0
0No comments yet