Check the new version here

Popular channels

Ayuda a tus chicos en la escuela con estos tips!

Si ves que tus chicos están flojos en la escuela es necesario intervenir sin generar una presión que les dispare el rechazo. Un niño con padres interesados en sus actividades escolares desde una postura amistosa rinden mucho más que uno a quienes los papás lo exigen con amenazas de castigo. Incluso el rendimiento va a ser mejor en el alumno cuyos padres se interesan activamente por sus deberes y tareas escolares que otro a quien la única motivación es un premio por las buenas notas.



Desde luego que no se trata de hacerle la tarea. Los padres pueden ayudar a sus hijos dando un ejemplo de organización y responsabilidad ante el estudio. Sentándose junto a ellos para leer un libro con la excusa de “estudiamos juntos” y marcándole tiempos de descanso para evitarles esos desperdicios de energía cuando se encuentran ofuscados por tanto contenido.



La intención es servirles de guía para que mejoren su capacidad de estudio y por sobre todas las cosas que sientan que su mundo está siendo compartido con sus padres en éste ámbito tan complicado para ellos como lo es la escuela.

Estos son algunos consejos para para involucrarse y guiarlos mejor:

1.Conozca a los maestros y sepa sobre sus objetivos como docentes. Participar de las reuniones escolares, como las de padres y profesores, para conocer mejor a los profesores de su hijo no solo brinda seguridad a los papás sino que los chicos se sienten contenidos. No está de más pregúntales acerca de lo que esperan como resultados de las tareas para el hogar. Hay maestros que desean encontrar padres que participan y otros que no.

2.Encuentre un espacio adecuado para hacer la tarea. Los chicos en su mayoría son dispersos y necesitan un lugar tranquilo, sin distracciones, para hacer la tarea. En ese lugar deberá encontrar comodidad y tener a mano el material escolar necesario (papel, lápices, boligoma, tijeras).

3.Defina un horario y vuélvalo regular. Conozca a sus hijos y descubra cuál es ese momento en que están aburridos esperando a la hora en que los pasan a buscar o empieza su programa favorito en la TV. Es justo unas horas antes que deben sentarse a hacer la tarea y si el horario se vuelve fijo con el tiempo la disposición llega sola por costumbre.

4.Ayúdele a ordenarse para trabajar. Cuando el volumen de tareas es muy elevado pueden ayudarlos con consejos para que se ordenen. Si dividen la tarea en partes intercalados con descansos y algunos mimos de parte de los papis es muy probable que terminen en tiempo, forma y con energías para otras cosas

5.Ayúdelos pero deje que ellos hagan el trabajo. Ningun sentido tiene hacerles al tarea. Los padres están para enseñarles, orientarlos o facilitarles ejemplos. El descubrimiento tiene que ser por parte de ellos para que así les quede fijado el conocimiento.




6.Motivación con supervisión. Esté al tanto de las tareas que tienen sus hijos. Intente averiguarlas de manera no invasiva para luego consultarles al respecto. Siga de cerca el desarrollo de la tarea sin interrumpirlos, esperando esos momentos de distracción para acercarse con algún gesto amable y ofrecerles ayuda.

7. De un buen ejemplo. Nunca olvidar que los chicos copian el comportamiento de sus padres. Que lo vean organizado, dedicado y concentrado será lo más importante.

8.Elogie su trabajo y su esfuerzo. Cuelgue en la heladera un examen o trabajo donde sacó una buena nota. Comente sobre sus avances a sus tios y abuelos en presencia de los pequeños para que se sientan bien con el logro.



9.Si su hijo tiene dificultades con una materia consiga un profesor particular. En la mayoría de los casos un profesor particular será lo ideal para cuando el tema de estudio sobrepasa los conocimientos de los padres.

Recuerde que en la escuela de sus hijos hay profesionales dispuestos a ayudarlo. No tenga vergüenza o miedo de consultarles que ellos buscan, al igual que usted, lo mejor para los chicos.
0No comments yet