Check the new version here

Popular channels

Cartas a Emma

Buen dia taringa aqui les traigo la segunda parte de mi libro titulado cartas a emma, aqui tienen un fragmento y dejaré la ligar para que puedan leerlo.

Desde que nací fui un niño muy débil y de mucho cuidado, los doctores consideraron que mi permanencia en el hospital fuese por tiempo indefinido, lo que ocasionó un gran distanciamiento entre mi madre y mi hermano. Tanto que la próxima vez que se vieron cara a cara, fue 8 meses después.
De esa época, no recuerdo absolutamente nada, solo tengo conocimiento de lo que Tom me ha contado, pero de los años posteriores, recuerdo que mi madre era muy ausente en nuestra casa, siempre se la pasaba fuera, mientras mi hermano y yo no salíamos nunca de casa.
En realidad, no sé cuántas niñeras habré conocido en esa época, pero te puedo asegurar que tal vez todas las chicas que Vivian cerca de casa, que oscilaban entre 14 y 23 años, habían sido nuestras niñeras. De esos años tampoco recuerdo mucho, solamente algunos fragmentos de memoria es a lo que tengo acceso.
A partir de mis 4 años de edad, es de lo que tengo más recuerdos, para ese entonces mi madre ya era muy unida con mi hermano y cada noche realizábamos una oración por nuestra hermana y nuestro padre, “protégelos, mantenlos cerca de tu luz y bendice su descanso”, era con lo que siempre terminábamos la oración.
La pequeña Ángela tenía casi 7 años cuando sucedió el accidente y en casa tenemos más de 200 fotos suyas desde su nacimiento. Curiosa coincidencia, que de mi nacimiento a mi primer año de escuela, solo tengamos 7 fotografías mías en casa.
Sin duda alguna era el amor de mi madre y su más grande admiración. Con frecuencia ella tenía episodios de depresión por la pérdida de Ángela y de mi padre, pero eso es algo de lo que te hablaré más adelante.
Para esa época yo ya me había convertido en un niño muy solitario, el cual pasaba la mayoría del tiempo estudiando y aprendiendo todo tipo de cosas nuevas; siempre me la pasaba haciendo pequeños experimentos en casa, la cocina se convertía en mi pequeño “laboratorio de dexter” y el patio trasero era mi “tierra media”. La mayor parte del tiempo en la escuela, la pasaba dentro del salón leyendo los libros del rincón de lectura y en casa me la pasaba imaginando toda clase de historias con mis juguetes. Era algo magnifico, sin duda alguna la etapa con más creatividad de mi vida.

http://thedannystarrk.blogspot.mx/2015/10/cartas-ema-ii.html

0No comments yet
      GIF
      New