1. Hazlo tu mismo
  2. »
  3. Tutoriales

Metodos para reparar un Disco Duro







Prevenir mejor que reparar
Sabemos que lo más normal es que estés leyendo estas líneas porque ya tienes estropeado el disco duro y pretendes repararlo. Pero lo que vamos a contar ahora te va a venir bien tanto para cuando consigas reparar tu disco duro como para aquellos lectores que han llegado hasta aquí por otras cuestiones. Una buena política de copias de seguridad podrá minimizar los problemas que acarrean la pérdida de un disco duro. Puedes utilizar tanto programas de pago como alternativas libres que funcionan bastante bien. Un ejemplo de software libre para copias de seguridad es clonezilla.org. En próximas entregas te contamos como configurar esta tarea para que se realicen las copias de seguridad de forma automática y en lugar seguro

Pasos a seguir para reparar un disco duro dañado
Lo primero que has de saber es que no todas las averías que puede sufrir un disco duro son iguales. Hay casos en los que podrás reparalos sin tan siquiera abrir la torre o el portátil. Y en otros casos será necesaria la sustitución de piezas internas del disco duro. Por suerte para ti, tiene que saber que aún tienes muchas posibilidades antes de dar tu disco duro por muerto.

1º Comprobar error de software o de hardware

Necesitas conocer la naturaleza del fallo que estás intentando corregir. La razón es muy sencilla, si se trata de un error de software tienes muhas probabilideades de poder reparar tu disco duro utilizando algunos programas que veremos a continuación. Si se trata de un error de hardware no solo bastará el uso de ciertos programas.

El problema añadido que pueden acarrear errores en hardware, es que una vez resueltos pueden dejar al descubierto errores de software. Digamos que son 2 capas, la interna, la de software y la externa la de hardware, ambas capas han de funcionar correctamente para que el disco duro realice su función. Y para poder acceder a la capa interna (software) la externa (hardware) ha de estar bien.

Así que no debemos perder el tiempo analizando la capa de software sin asegurarnos que el hardware está correcto. Para realizar esta tarea el oído será tu mejor aliado. Trata de tener todo en silencio y acerca el oído al disco duro. Este es el sonido que hace un disco duro cuyo funcionamiento es normal:


link: https://www.youtube.com/watch?v=J09pWNQPK7U


Si tu disco duro hace un sonido similar estás de enhorabuena, es señal de que está funcionando correctamente y el error no parece provenir de ninguna pieza mecánica. En los demás casos estas son las posibilidades más comunes:

El disco duro no hace ningún ruido. En este caso lo primero que deberías hacer es comprobar la alimentación del mismo. Puede ser que por algún motivo el contector o la fuente de alimentación no le estén suministrando la energía necesaria para funcionar. Para comprobar este apartado puedes tratar de utilizar otro conector de otro elemento que sepas que está funcionando correctamente. Si tienes a mano un tester también puedes comprobar que le está llegando corriente, pero si no lo tienes, la opción de cambiar de conector la tienes seguro. Si después de asegurarte que llega la corriente al disco duro y sigue sin girar deberías plantearte el cambiar la controladora de disco. Esto es la parte donde está el circuito impreso. No es muy difícil encontrar controladoras que funcionen con tu disco duro, de hecho hay compatibilidades entre distintas marcas. Para no tengas dudas es la parte "verde":



El disco duro hace un sonido como "cla cla cla" (CABECEA). En este caso lo mas común es que lo que está estropeado son los cabezales de lectura o los platos donde está guardada la información. Por desgracia si este es tu caso estás en el peor escenario posible. La explicación es muy sencilla, cuanto más cerca de la información se localice la avería más delicada es de reparar y mayor probabilidad de que haya afectado a la información guardada en el disco duro. Pero esto no quiere decir que te tengas que dar por vencido, aún te quedan algunas acciones a realizar.

2º Métodos no profesionales que puedes realizar en casa para reparar errores de hardware

Si tras las comprobaciones anteriores has detectado que la parte física del disco duro (hardware) está bien puedes ir directamente al paso 3 (soluciones software). Para los que no hayáis tenido tanta suerte aquí van algunos trucos que os valdrán para que el disco duro funcione unas horas más y podáis recuperar la información. Aunque parezca que el problema se ha resuelto el disco duro está seriamente dañado y no deberías utilizarlo para guardar ningún tipo de información importante para ti. Quédatelo si quieres para hacer pruebas, almacenar contenido sin valor... pero jamás confíes en un disco duro recuperado con estos métodos.

Y aquí hago una advertencia; jamás compres un disco duro de segunda mano en internet a menos que tengas plena confianza con el vendedor. En no pocas ocasiones se ha conseguido revivir un disco duro con alguno de estos métodos y se ha puesto a la venta en el mercado. El problema es que un disco duro recuperado así volverá a romper en muy poco tiempo, pueden ser horas, días o semanas pero volverá a romper.

Reparar un disco duro congelándolo



Lo quieras creer o no, la congelación es el método no profesional que mejor funciona para revivir un disco duro. La explicación es muy sencilla. Los problemas mecánicos más frecuentes sson las deformaciones de los platos por sobrecalentamiento. Un plato deformado no puede girar pues se quedará atascado. Recuerda que los discos duros son elementos de precisión milimétrica y cualquier alteración de sus elementos hará que no funcionen con normalidad.

Al congelar un disco duro, el elemento deformado por el sobrecalentamiento vuelve a su posición original. Recuerda que con el calor los elementos tienden a dilatarse y con el frío a contraerse. Como la probabilidad de que tu disco duro se haya deformado por exceso de calor es muy alta la probabilidad de repararlo aplicando frío es también muy alta. Una vez la pieza a vuelto a su estado original podemos enchufar el disco duro a nuestro PC y tratar de recuperar la mayor cantidad de información. Puede ser que nos quedemos a medias, si esto pasa habrá que recongelarlo de nuevo.

Para que este método sea afectivo y no agraves el problema inicial has de tomar ciertas consideraciones. En primer lugar introduce el disco duro en una bolsa de plástico hermética para que la humedad no llegue a los componentes electrónicos. Deja el disco entre 8 y 12 horas en el congelador, siempre que puedas trata que el tiempo esté más hacia 12 horas que hacia 8 horas. Cuando lo saques no lo dejes descongelar, conéctalo de inmediato al PC para evitar que la temperatura ambiente nos robe tiempo que podríamos estar recuperando información.


Reparar un disco duro mediante ligeros golpes



Esta "solución" (por llamarlo de algún modo) se puede probar cuando el disco duro no emite ningún sonido, sabemos que le está llegando corriente y que la controladora funciona perfectamente. Solo en este escenario tiene sentido probarla. Esto es debido a que creemos que el fallo puede deberse a que los cabezales se han quedado pegados al plato. Y la solucion consiste en despegarlos mediante un ligero golpe en el lateral con la palma de la mano. Si la información que contiene el disco duro NO es de vital importancia puedes emplear esta técnica de forma un poco más agresiva; dejando caer el disco duro sobre una superficie plana y firme desde una altura de unos 15 centímetros. Hemos hecho el inciso de hacerlo solo si no se trata de información vital porque esto puede solucionar o agravar el problema en la misma probabilidad.

Reparar un disco duro mediante cambiando la posición.

Con el disco duro conectado a la corriente podemos tratar de inclinarlo hasta dejar de oir el "cla cla cla". No es muy frecuente que este método te solucione el problema, pero apenas cuesta un minuto probarlo y antes de darse por vencidos hay que probar TODO.

3º Uso de programas para reparar el disco duro

Llega la parte fácil de la reparación de un disco duro, el uso de programas. Aquí lo realmente complicado es saber qué programas utilizar y en qué orden, por suerte para ti esto te lo vamos a decir justo ahora. Has de saber que en función del tamaño del disco duro y de cómo de dañado esté estos programas pueden llegar a tardar más de 12 horas en dar una pasada al disco duro. En alguna ocasión he llegado a ver cómo se ha tardado casi una semana, pero en dicha ocasión el disco duro está bastante dañado.



El primer programa que has de utilizar es HDD Regenerator el cual lo puedes comprar en su página web oficial o también puedes buscarlo en internet utilizando estos trucos de búsqueda avanzada en google. Lo que hace este programa es repasar todos y cada uno de los sectores del disco duro comprobando cuales están marcados como dañados pero lo único que les ocurre es que tienen una mala magnetización. La función de este software es descubrir estos sectores y remagnetizarlos para que vuelva a ser legible la información que había almacenada en ellos. Tienes una alternativa libre a este programa llamada HDAT2 la cual hace la misma función pero a nosotros no nos ha dado los mismos resultados que HDD Regenerator. Su funcionamiento es muy sencillo. Tan solo has de grabarlo en un disco arrancable; iniciar el PC con el disco introducido en la unidad óptica y seleccionar como unidad de arranque el lector de CDs. Una vez arrancado te apareceran una lista de discos duros pinchados en tu ordenador y solo tendrás que seleccionar el dañado para que empieza a realizar la reparación. Truco; si te ha detectado que más del 50% de los sectores estaban defectuosos haz otra pasada justo al terminar. En discos duros tan dañados una sola pasada no suele ser suficiente. Finalmente os dejamos un videotutorial para disipar cualquier duda que tengáis con respecto a HDD Regenerator:


link: https://www.youtube.com/watch?v=mCfaSNckrbM

Una vez pasado el HDD Regenerator o HDAT2 tenemos nuestro disco duro ya libre de sectores mal magnetizados, ahora podemos acceder a muchísima más información que al principio. Llega el momento de probar si tu disco duro arranca ya bien, pues en la gran mayoría de los casos con el primer punto queda reparado el disco duro.


Si por desgracia aún continúan tus problemas con el disco duro vamos a verificar ahora que la estructura de archivos interna está correcta. Es muy común tener que realizar esta tarea trás recuperar sectores defectuosos. Para ello si el disco duro dañado es el de sistema (donde está instalado vuestro sistema operativo) debéis tratar de arrancar el sistema operativo a la vez que pulsáis F8 repetidas ocasiones, esto os permitirá en función del sistema operativo que tengáis elegir la opción de "reparar sistema" o arrancar en "modo a prueba de fallos" En la primera opción Windows empezará de forma automática a reperar errores en la estructura de ficheros. En la segunda opción, si conseguís arrancar debéis de iros a "Mi PC" pulsar con el botón derecho del ratón sobre el disco duro; seleccionar herramientas y buscar "ScanDisk" tambien llamada "Buscar y reparar errores de esta unidad". En el caso de que tengáis opción a montar el disco duro en otro PC podeís montarlo como disco duro esclavo (no principal) y aplicar la misma medida. Y en un tercer caso de que tampoco tengáis a mano un PC sobre el que montar el disco podeís arrancar con el CD de Windows, seleccionar el modo de reparación y ejecutar el comando CHKDSK

Si aún así el problema continúa, te recomendamos que trate de inspeccionar los archivos del disco montando sobre un sistema Linux como puede ser Ubuntu. Hay distribuciones que te las puedes descargar de la página oficial de ubuntu demonidadas "Live". Esto quiere decir que solo has de grabarlas en un CD y arrancar desde el CD. Sin instalar nada en tu PC arrancará el sistema Linux y podrás explorar todos tus discos duros. ¿Por qué utilizamos Linux para esto? Por una sencilla razón; los sitemas operativos Windows cuando detectan un error en la lectura de un disco duro lo desconectan y no te dejan continuar. Los sistemas Linux por el contrario si te dejan seguir operando, dan un fallo de lectura pero puedes continuar con la tarea. Lo cual es idóneo para poder recuperar la mayor parte de información del disco duro dañado.




+1
0
0
0No hay comentarios