Popular channels

Muchos trucos windows xp y vista

Bueno amigos, pues les traigo una cantidad alarmante de truquillos para windows que me he recopilado de forma aleatoria , unos avanzados otros basicos, (Yo se que este post va a ayudar a muchos) en el hilo del post ire poniendo muchos mas.

Asegurar nuestro sistema Windows XP

Podemos definir un nivel añadido de seguridad a nuestro sistema Windows XP con la función llamada Asegurar la base de datos de cuentas de Windows XP. Contamos con la posibilidad de almacenar toda la información relacionada con nuestras cuentas de manera cifrada en un disco de inicio. Lo que este disco hará es que, si no tenemos acceso a él, no podremos acceder al sistema. Incluso conociendo nuestro nombre de usuario y contraseña, no será posible acceder al sistema si no tenemos este disco de inicio. El proceso de creación de este disco de seguridad es simple. En el menú Inicio/Ejecutar introduciremos el comando «syskey.exe». Aparecerá una ventana en la que pulsaremos sobre el botón Actualizar. En otra ventana nueva veremos la opción de almacenar la base de datos encriptada de las cuentas de forma local o en un disco de inicio. Escogeremos la opción Almacenar la clave de inicio en un disco y pulsaremos sobre Aceptar. A partir de ese momento, para acceder a la pantalla de inicio de sesión tendremos que introducir el disquete en la unidad lectora y, de lo contrario, no podremos acceder al inicio de sesión del sistema.

Agregar y quitar programas del menú de Inicio

El nuevo menú de Inicio en Windows XP tiene como principal meta conseguir un acceso todavía más rápido a las aplicaciones que utilicemos con más frecuencia. Por ello, podemos agregar o asignar programas al menú de Inicio de forma muy sencilla y rápida, y desde cualquier ventana del Explorador de Windows, el Escritorio o el mismo menú de Inicio. Pongamos como ejemplo que tenemos un reproductor multimedia en el directorio C:\ARCHIVOS DE PROGRAMA\SONIQUE. Pulsaremos con el botón derecho del ratón el archivo ejecutable principal, seleccionando la opción Anclar al menú de Inicio, con lo que habremos creado un acceso directo permanente en la parte superior de la parte diseñada para almacenar los programas utilizados con mayor frecuencia, junto con el navegador y gestor de correo electrónico predeterminados que tengamos configurados. De la misma forma, quitar programas del menú de Inicio también es fácil, siendo suficiente con seleccionar el acceso directo al programa que queremos eliminar, hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el mismo y seleccionar la opción Desanclar del menú de Inicio.

Añadir un enlace web a Inicio

En nuestro propio sistema o en el de un amigo con Windows XP preinstalado por el fabricante del ordenador podemos haber comprobado la existencia, dentro del menú de Inicio, bajo el icono Ejecutar, un enlace web a la página del fabricante, si bien no parece haber forma de añadir este enlace a través de la interfaz de Windows. Para incluir un enlace de este tipo, hemos de introducir unos datos en el registro, para lo que utilizaremos el bloc de notas («notepad.exe»), copiando el siguiente texto:

Windows Registry Editor Version 5.00
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}]
@=“VNUNET”
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}\DefaultIcon]
@="%SystemRoot%\\system32\\shell32.dll,-47"
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}\Instance\InitPropertyBag]
“CLSID”=”{13709620-C279-11CE-A49E-444553540000}”
“method”=”ShellExecute”
“Command”=”vnunet”
“Param1”=http://www.vnunet.es/

Guardaremos el archivo como «enlaceinicio.reg» o utilizaremos el incluido en el CD-ROM que acompaña al libro, e introduciremos la información en el registro haciendo doble clic sobre el mismo. Para eliminar este enlace web, abriremos de nuevo el bloc de notas («notepad.exe») copiando el siguiente texto:

Windows Registry Editor Version 5.00
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}]
@=""
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}\DefaultIcon]
@=""
[HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{2559a1f6-21d7-11d4-bdaf-
00c04f60b9f0}\Instance\InitPropertyBag]
“CLSID”=”{13709620-C279-11CE-A49E-444553540000}”
“method”=”ShellExecute”
“command”=””
“Param1”=””

Guardaremos el archivo como «borrarenlaceinicio.reg» e introduciremos la información en el registro haciendo doble clic sobre el mismo. En ambos casos será necesario cerrar sesión y reiniciar Windows.

Deshabilitar Mis imágenes y Mi música

Esta restricción eliminará el acceso a los elementos Mis imágenes y Mi música que encontramos dentro de la carpeta Documentos en el menú de Inicio. Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema mediante el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejectuar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos un nuevo valor DWORD o modificaremos el existente NoSMMyPictures y NoStartMenuMyMusic, cuyo contenido será «1» para eliminar la carpeta o «0» para continuar accediendo a ella desde el menú de Inicio. Cerraremos sesión o reiniciaremos Windows para que los cambios surtan.

Deshabilitar Mis Documentos

De la misma manera que en el truco anterior, podemos eliminar Mis documentos de entre los elementos que se mostrarán en el menú de Inicio. Como en los casos anteriores, será necesario iniciar la herramienta de edición el sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejectuar. Hallaremos allí la clave :

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos un nuevo valor DWORD o modificaremos el existente NoSMMyDocs, cuyo contenido será «1» para eliminar la carpeta o «0» para continuar accediendo a ella desde el menú de Inicio. Es imprescindible cerrar sesión o reiniciar Windows para que se produzcan los cambios.

Eliminar el menú contextual del menú de Inicio

Los usuarios podrán acceder a la configuración del menú de Inicio a través del menú contextual, bien para añadir o eliminar componentes o para acceder a las propiedades del menú de Inicio y la Barra de tareas. No obstante, tenemos la posibilidad de eliminar esta opción, si bien podremos configurar el menú de Inicio siguiendo otros métodos. Será necesario para ello iniciar la herramienta de edición del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoChangeStartMenu, cuyo contenido será «1» para que los usuarios no puedan modificar con el menú contextual la configuración del menú de Inicio o «0» para que sí puedan hacerlo. Será necesario cerrar sesión e iniciar Windows para que se produzcan los cambios.

Icono Ejecutar en nuestro Escritorio de trabajo

Con sólo abrir el nuevo menú de Inicio y arrastrar la opción Ejecutar a nuestro Escritorio o cualquier otra carpeta, crearemos el elemento Ejecutar, al que podremos acceder en cualquier momento y sin necesidad de abrir el menú de Inicio. Sin embargo, tendremos que cambiar el nombre del archivo, para eliminar el símbolo «&» que aparecerá en el nombre del acceso directo.

Desactivar el asistente para limpiar el escritorio

Por defecto, Windows XP ejecutará automáticamente el asistente para limpiar el escritorio cada 60 días y así eliminar los elementos de Escritorio y accesos directos menos utilizados. Esta opción puede ser desactivada. Iremos a la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer\Desktop\CleanupWiz
donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoRun, cuyo contenido será «0» para activar el asistente o «1» para desactivar su ejecución automática cada cierto tiempo.

Eliminar archivos con la Papelera de reciclaje oculta

Por defecto, la Papelera de reciclaje de Windows XP se sitúa en la parte inferior derecha del escritorio, por encima de la zona de notificaciones de la Barra de tareas y el reloj de sistema. Si tenemos muchas ventanas abiertas, es posible que la Papelera de reciclaje quede oculta, siendo imposible arrastrar archivos y carpetas para su eliminación. Sin embargo, el sistema operativo permite automáticamente esconder todas estas ventanas durante la operación de arrastre a la papelera. El proceso es el siguiente: seleccionaremos con el ratón los archivos que deseemos eliminar y los arrastraremos hasta la parte inferior izquierda de la pantalla. A medida que vamos alcanzando esa zona, pasando el cursor del ratón sobre un área libre de la Barra de tareas, veremos que las ventanas abiertas se minimizan automáticamente, dejando la Papelera de reciclaje libre y disponible para aceptar los archivos arrastrados. Este truco también funciona cuando las ventanas están maximizadas, asumiendo que los archivos que queremos eliminar están visibles en una de las ventanas disponibles.

Mostar barra de progreso del SFC (Windows File Checker)

Mediante este ajuste determinaremos si la barra de progreso de Windows File Checker (SFC) se mostrará durante el proceso de comprobación de archivos. Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

KEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows NT\CurrentVersion\Winlogon

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente SFCShowProgress, cuyo contenido será «1» para mostrar la barra de progreso o «0» para ocultarla.

«Resetear» el uso de DMA en unidades CD-ROM

Las unidades CD-ROM y DVD-ROM pueden revertir el uso de DMA para que utilicen únicamente el modo PIO en aquellos entornos en los que seleccionando «DMA si está disponible» cause problemas. Este truco explica cómo hacer que Windows XP vuelva a detectar las capacidades de transferencia de las unidades. Para ello nos aseguraremos de que la unidad CD-ROM o DVD-ROM en nuestro sistema, que sabemos que soporta el modo DMA, está trabajando únicamente en modo PIO, ya que el controlador de la unidad está establecido en «DMA si está disponible», pero informa como compatible «Sólo PIO». Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:
HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\Class\{4D36E96A-E325-11CE-BFC1-08002BE10318}\000x

donde los últimos cuatro dígitos serán 0000, 0001, 0002, 0003 dependiendo del canal donde esté pinchado el dispositivo. Bajo cada clave eliminaremos todos los valores de nombre MasterIdDataChecksum y SlaveIdDataChecksum. Reiniciaremos el sistema y Windows volverá a detectar la configuración DMA para las unidades.

Identificar Service Packs importantes

Existe una herramienta que se encarga de identificar si el sistema carece de algún Service Pack importante, y de esta manera descargar los parches necesarios para que la seguridad y fiabilidad de éste no se vean comprometidos. Esta herramienta freeware llamada «hfnetchk.exe» se comunicará con una lista constantemente actualizada de los parches Almacenados en el sitio web de soporte de Microsoft, y determinará de esta forma si nuestro sistema carece de algún parche crítico. Podemos utilizar esta aplicación, para verificar un sistema, un grupo de sistemas o un dominio completo. Más información y el enlace a la descarga en http://support.microsoft.com/default.aspx?scid=kb;EN-US;q303215

Control de rendimiento nativo del procesador

Windows XP incluye en su código la característica de control de rendimiento para administrar el procesador, de forma que sus ciclos de reloj sean más eficientemente utilizados. Este ajuste nos permitirá modificar esta característica, para lo que será necesario iniciar el editor del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services\P3\Parameters

donde crearemos o editaremos el valor DWORD existente HackFlags, cuyo contenido estableceremos de acuerdo con los siguientes datos: 0 : Deshabilita el soporte nativo de XP.1 : Usará la configuración heredada del software Intel durante la actualización a XP.2 : El sistema puede soportar todos los modos cuando funcione sobre baterías. Cerraremos sesión y reiniciaremos Windows para que los cambios se efectúen. Es muy importante tener en cuenta que este truco sólo es aplicable a procesadores con las tecnologías de control de rendimiento Intel SpeedStep o AMD PowerNow!, únicamente disponibles para equipos portátiles.

Eliminar Configurar servicios

Si no eliminamos el asistente Agregar o quitar componentes de Windows y Windows ha instalado servicios que necesitan ser configurados, dicho asistente mostrará una sección Configurar servicios que ofrecerá a los usuarios la posibilidad de acceder a las herramientas de configuración. Para eliminar esta sección iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Uninstall


Donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoServices, cuyo contenido será «1» para eliminar la opción Configurar servicios o «0» para continuar accediendo a él desde el panel Agregar o quitar componentes de Windows.

Para no ejecutar aplicaciones en la clave RUN

Bajo las claves
HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Run
y
HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows NT\CurrentVersion\Windows\Run
se encuentran todas las aplicaciones, en ocasiones pertenecientes a programas que el mismo usuario ha instalado, que se ejecutarán de forma automática con el inicio de sesión en el sistema. No obstante, el contenido de estas claves puede ser ignorado de forma que todas estas aplicaciones no se inicien. Para ello accederemos a la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

Donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente DisableLocalMachineRun, cuyo contenido será «1» para deshabilitar la ejecución de los programas definidos en estas ramas del registro o «0» para continuar procesándolos durante el inicio de sesión en el sistema.

Restringir a usuarios la ejecución de aplicaciones

Este ajuste permitirá a los administradores de sistema especificar aquellas aplicaciones y nombres de archivos que los usuarios no podrán ejecutar. Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar.Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos un nuevo valor DWORD DisallowRun cuyo valor será «1» para activar la restricción de ejecución de aplicaciones o «0» para permitir la ejecución de todas las aplicaciones. Una vez hecho esto, crearemos una nueva subclave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer\DisallowRun

donde definiremos las aplicaciones cuya ejecución estará restringida. Para ello crearemos nuevos valores alfanuméricos para cada aplicación, cuyo nombre serán números cardinales consecutivos (1, 2, 3…) y el contenido del valor el nombre del archivo restringido (por ejemplo «regedit.exe»). Será necesario cerrar sesión y reiniciar Windows para que los cambios se produzcan.


Optimizar la paginación de memoria del sistema

Si bien no está muy claro el modo en que podemos configurar este valor para optimizar cada sistema teniendo en cuenta sus características, parece haber un valor en el registro del sistema que puede optimizar el subsistema de paginación de memoria. Será necesario acceder a la herramienta de edición del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Localizaremos la clave:

KEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Control\SessionManager\Memory Management

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente SystemPages, que tendrá como contenido 503808 (en kilobytes, 500 Mbytes), por una cifra mucho más reducida, como por ejemplo 131072 (128 Mbytes) o 262144 (256 Mbytes). Puede ser necesario experimentar el valor que optimice en mayor medida cada uno de los equipos, según su configuración y uso.

Cómo ocultar el acceso a la pestaña Hardware

La pestaña Hardware que aparece en las Propiedades de cada una de las unidades del sistema, así como de los paneles Ratón, Teclado y Sonidos y multimedia del Panel de control, puede ser fácilmente ocultada. Para ello iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoHardwareTab, cuyo contenido será «1» para ocultar el acceso a la pestaña Hardware o «0» para continuar mostrándola.

Ajuste de memoria para tarjetas de red

Aquellos usuarios con una CPU que trabaje por encima de los 500 MHz obtendrán una mejora del rendimiento de un 10% en los juegos on-line con este truco para ajustar la memoria de tarjetas de red. Iremos hasta el menú Inicio/Ejecutar e introduciremos el comando «winmsd.exe». En la nueva ventana nos trasladaremos hasta Recursos de hardware/IRQ, donde encontraremos un listado de las IRQ de sistema y los dispositivos que las están utilizando. Veremos la IRQ de la tarjeta de red con la que nos conectamos a Internet y, en el menú Inicio/Ejecutar, iniciaremos la herramienta de configuración de archivos de sistema con el comando «sysedit.exe». De los 4 o 5 archivos que aparecerán, seleccionaremos la ventana del archivo «system.ini». Bajo el apartado [386enh] añadiremos Irq#=4096, donde # será el número de la IRQ que nuestra tarjeta de red está utilizando y 4096 la cantidad de memoria en Kbytes a reservar recomendada. Cerraremos sesión y reiniciaremos el sistema para que se efectúen los cambios.

Aumentar el rendimiento deshabilitando ACPI

Un equipo cuya configuración de energía es ACPI rinde algo por debajo respecto a un equipo con configuración de energía estándar APM, si bien ACPI incluye algunas funcionalidades avanzadas en temas de plug & play y gestión de energía que APM no incluye. Sin embargo, todo tiene sus desventajas y, en este caso, para ver aumentado nuestro rendimiento, perderemos algunas funcionalidades que teníamos en nuestro sistema. Por otro lado, no tenemos por qué renunciar a ninguna de estas posibilidades, gracias a la función Perfiles de hardware que incluye Windows XP. La opción consiste en crear dos perfiles de hardware separados, uno para ACPI y otro con ACPI desactivado. Para ello, en primer lugar haremos clic con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionaremos sus Propiedades. Una vez hecho esto nos desplazaremos hasta la pestaña Hardware, donde pulsaremos sobre el botón Perfiles de hardware. Aquí seleccionaremos el único perfil de hardware listado y le cambiaremos el nombre por uno como «ACPI activado». Una vez hayamos renombrado el perfil, pulsaremos Aceptar. Acto seguido haremos clic sobre la opción Copiar y escribiremos un nombre para el nuevo perfil de hardware, como por ejemplo «ACPI desactivado». Pulsaremos sobre Aceptar y, a continuación, con el botón derecho del ratón sobre los dos perfiles y en sus Propiedades marcaremos la casilla de verificación Incluir siempre este perfil como opción durante el inicio de Windows. Finalmente pulsaremos sobre Aceptar. Ahora, cuando volvamos al panel principal Perfiles de hardware, seleccionaremos la opción que dice Esperar hasta que seleccione un perfil de hardware, de forma que cuando Windows se esté cargando, tendremos que seleccionar el perfil de usuario que queremos activar. Durante el siguiente reinicio del sistema, elegiremos el perfil «ACPI desactivado » y cambiaremos en el administrador de dispositivos el tipo de «ordenador» a «PC Estándar APM» . De esta forma conseguiremos dos perfiles de hardware con diferente configuración de energía, lo que puede resultarnos útil si queremos alternar entre juegos y operación normal de sistema

Problemas de apagado de Windows XP

Parece ser que en muchos equipos ATX en los que versiones anteriores de Windows apagaban automáticamente el sistema, en Windows XP no lo hacen, mostrando el mensaje «Ahora es seguro apagar el sistema » o incluso reiniciando en vez de apagarse. Una posible solución a ese problema la encontraremos en el registro de Windows, para lo que será necesario iniciar la herramienta «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows NT\CurrentVersion\Winlogon

Donde comprobaremos que el contenido de los valores alfanuméricos PowerDownAfterShutdown y ShutdownWithoutLogon sea «1» y, de lo contrario, cambiaremos el valor por este último. También revisaremos en la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Desktop

la existencia del valor alfanumérico PowerOffActive, cuyo contenido deberá ser «1». Si esto no soluciona el problema, iniciaremos la herramienta de administración del sistema, pulsando con el botón derecho sobre Mi PC y seleccionando Administrar. Dentro del administrador de dispositivos, comprobaremos que en el apartado Ordenador aparezca «Equipo ACPI compatible» o «PC Estándar APM». En este último caso, dentro del menú Ver, seleccionaremos Mostrar dispositivos ocultos y nos aseguraremos de que el elemento «NT ATM / Legacy Interfaz mode» no tenga un aspa roja, en cuyo caso tendríamos que acceder a sus Propiedades y Habilitar el dispositivo. Por último, comprobaremos que en las Propiedades de energía, dentro del Panel de control, en la pestaña APM se encuentre activada la opción Habilitar la compatibilidad con la administración avanzada de energía.

Inicio de sesión administrador en Consola de recuperación

La Consola de recuperación es un semi-entorno DOS que nos permitirá diagnosticar y solucionar problemas. Podremos instalarla con el comando winnt32.exe /cmdcons desde el directorio i386 del CD-ROM de instalación. Sin embargo, deberemos tener acceso a la cuenta «administrador» para poder utilizar esta herramienta. Si nuestro ordenador es físicamente seguro, contamos con la posibilidad de activar el inicio de sesión automático para la consola de recuperación, y no tener que introducir la contraseña del administrador. Para ello, dentro del Panel de control/Tareas Administrativas/Directiva de seguridad local localizaremos la clave Directivas Locales/Opciones de seguridad. Allí haremos doble clic sobre Consola de recuperación: permitir el inicio de sesión administrativo automático y marcaremos la casilla Habilitar.

Qué es Bootcfg

Bootcfg es una herramienta añadida al intérprete de comandos y la consola de recuperación de Windows XP. Podemos usar este comando para la configuración de nuestro gestor de arranque, las cadenas de inicio de los sistemas operativos que pueden ser ejecutadas durante el arranque del sistema, las opciones de carga, etc. Así como también es posible modificar el archivo «boot.ini», que contiene las opciones para el inicio del sistema (en entornos multimedia, «boot.ini» contendrá la lista con todos los sistemas operativos y nos dejará escoger uno). El comando Bootcfg reconoce instalaciones de Windows XP, Windows 2000 y Windows NT, pero no de Windows 9x-Me. El comando tiene las siguientes opciones:
/default: establece el sistema operativo por defecto (modificando la línea default= en el archivo «boot.ini»). /add: verifica el equipo en búsqueda de sistemas operativos y añadirá las instalaciones halladas. También nos permitirá especificar parámetros de inicio opcionales /rebuild: igual que la opción /add con la diferencia de que /rebuild automáticamente recreará el archivo «boot.ini» con todas las instalaciones encontradas si el usuario da su consentimiento./scan: identifica las instalaciones actuales en el sistema, pero no modificará el comando «boot.ini». /list: verifica el archivo «boot.ini» y mostrará en pantalla cada una de las entradas. Bootcfg es únicamente una herramienta opcional, ya que podemos editar el archivo «boot.ini» directamente con el bloc de notas («notepad.exe») siempre y cuando desactivemos temporalmente sus atributos ocultos, solo-lectura y de sistema, con el comando attrib c:\boot.ini -s -h -r. También podemos utilizar el Panel de control/Sistema la herramienta «msconfig.exe» para editar este archivo.

Configurar un programa en respuesta a una alerta de rendimiento

Para configurar una aplicación en respuesta a una alerta de rendimiento, iniciaremos la consola de Administración del sistema haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionando Administrar. Dentro del panel Registros y alertas de rendimiento seleccionaremos Alertas en el panel de la izquierda con el botón derecho del ratón, escogiendo la opción Nueva configuración de alerta. Introduciremos un nombre para la configuración que identificará la alerta que monitorizará y pulsaremos Aceptar. En la pestaña General añadiremos el contador sobre el que la alerta monitorizará y especificaremos los valores para que se dispare la acción. En la pestaña Acción seleccionaremos Ejecutar este programa y, haciendo uso del botón Examinar..., seleccionaremos el nombre de la aplicación que ejecutaremos. Con esto habremos configurado una aplicación en respuesta a una alerta. Desgraciadamente, como el programa no interactúa con el sistema, funcionará en segundo plano, únicamente visible a través del administrador de tareas. Para hacer que el programa funcione de forma interactiva, en la misma consola de Administración del sistema nos desplazaremos hasta el panel Servicios, donde pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre Registros y alertas de rendimiento para seleccionar sus Propiedades, y en la pestaña Iniciar sesión especificaremos Cuenta de sistema local marcando la casilla Permitir a los servicios que interactúen con el escritorio. Una vez aceptados los cambios y reiniciado el servicio, los cambios se ejecutarán.

Deshabilitar WindowsUpdate

Windows Update es una gran herramienta para mejorar nuestros sistemas con los últimos parches y actualizaciones disponibles para nuestros programas. No obstante, si queremos tener un mayor nivel de control sobre la implementación de los parches, podemos deshabilitar el acceso a Windows Update. Para ello, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\WindowsCurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoWindowsUpdate, cuyo contenido será «0» para permitir el acceso a Windows Update o «1» para deshabilitar el acceso, de forma que si un usuario intenta acceder reciba el siguiente mensaje de error:
«La configuración de directivas de red le impide utilizar WindowsUpdate para descargar e instalar actualizaciones en su equipo».

Alterar el comportamiento de la herramienta Restaurar sistema

Hay varias claves específicas en el registro de Windows que controlan el comportamiento de la utilidad Restaurar sistema. Bajo estas claves se encuentran muchos valores que no pueden ser alterados desde la interfaz de Windows. Sin embargo, bajo la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Microsoft\WindowsNT\Current Version\SystemRestore

encontramos una serie de valores cuyo comportamiento sí podemos modificar. Para ello iniciaremos la herramienta «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Estos valores son los siguientes:
CompressionBurst: indicará los segundos de inactividad para la compresión de archivos, es decir, el tiempo en que comenzarán a comprimirse los datos después de que el sistema haya iniciado el periodo de inactividad. Un servicio comprimirá los datos durante el tiempo que haya sido especificado en este valor y luego se detendrá. Así, en el siguiente tiempo de inactividad de compresión, el sistema podrá repetir y continuar el proceso.
DiskPercent: relaciona el porcentaje de espacio en disco que la utilidad Restaurar sistema usará para sus datos. El valor predeterminado es del 12% y se calculará independientemente del tamaño del disco duro. Esta cantidad no está reservada en disco, y sólo será utilizada bajo demanda. DSMax: especifica el tamaño máximo de datos de la herramienta Restaurar sistema. El tamaño predeterminado es 400 Mbytes y siempre estará calculado como el máximo entre el 12% de la unidad o el valor predeterminado de DSMax. Para discos duros con menos de 4 Gbytes, el 12% será menos de 400 Mbytes, de forma que, siguiendo esta regla, tomaremos el valor 400 Mbytes. Para discos duros mayores de 4 Gbytes, el 12 % de espacio en la unidad será más de 400 Mbytes, de forma que el valor DSMax equivaldrá al 12 % del espacio en la unidad. Eltamaño no está reservado en disco y sólo será utilizado bajo demanda.
DSMin: determina la cantidad mínima de espacio libre en disco que la utilidad Restaurar sistema necesitará de forma que pueda funcionar durante el proceso de instalación de nuevas aplicaciones, controladores... Además, este valor define la cantidad mínima de espacio en disco necesaria por la herramienta para reactivarse y continuar la creación de «puntos de restauración» una vez que la aplicación Restaurar sistema haya sido desactivada por falta de espacio en disco.

Desfragmentar unidades desde el menú contextual

Normalmente tendremos que acceder a las Propiedades de un volumen o partición o utilizar la consola de administración de sistema para desfragmentar nuestros discos. Sin embargo, podemos crear una entrada en el menú contextual que aparecerá al pulsar con el botón derecho del ratón sobre volúmenes o particiones dentro de Mi PC y así acceder de una forma más rápida a esta opción. Para ello iniciaremos el bloc de notas («notepad.exe») y copiaremos el siguiente contenido:

; context_defrag.INF
; Adds Defrag to the right click context menu in Windows XP

signature=”$CHICAGO$”
[DefaultInstall]
AddReg=AddMe

HKCR,”Drive\Shell\Defrag\command”,,,”DEFRAG.EXE %1”

Salvaremos el archivo como «context_defrag.inf» o utilizaremos el incluido en el CD-ROM que viene con este manual, y haremos clic con el botón derecho del ratón sobre el mismo, seleccionando la opción Instalar para agregar la opción al menú contextual. Con esto añadiremos un menú contextual que nos permitirá automáticamente desfragmentar unidades, haciendo uso de la versión de comandos de la herramienta de desfragmentación incluida en Windows XP. Para hacer uso de ella, nos trasladaremos hasta una unidad dentro de Mi PC, haremos clic con el botón derecho sobre la misma y seleccionaremos Defrag.
Aparecerá una línea de comandos y la unidad comenzará a desfragmentarse.
Cuando el proceso se complete, simplemente desaparecerá. Para eliminar esta funcionalidad, abriremos el editor del registro del sistema con el comando «regedit.exe»desde el menú Inicio/Ejecutar, y localizaremos la clave

HKEY_CLASSES_ROOT\Drive\shell\

donde eliminaremos la clave Defrag.

Utilidades de comando incluidas en Windows XP

En Windows XP han sido incluidas un gran número de utilidades de comando. Algunas de ellas han sido diseñadas para los administradores de red, pero ciertos usuarios domésticos también pueden verse beneficiados de conocerlas si alguna vez las necesitan, como por ejemplo ante un fallo en el MBR. A continuación os incluimos una lista alfabética de las utilidades de comando nuevas en Windows XP:

—defrag: herramienta para el intérprete de comandos que nos permitirá desfragmentar volúmenes.

—diskpart: utilidad con la que administraremos las particiones de nuestros discos. Al introducir «diskpart» en nuestro intérprete de comandos, nuestro prompt se cambiará por DISKPART>. Con «diskpart /?» obtendremos la ayuda necesaria para hacer uso de esta herramienta. Introduciremos «exit» en el prompt DISKPART> para salirde la herramienta.

—driverquery: obtendremos una lista de los controladores de sistema y sus propiedades.

—fsutil: con este comando podemos administrar muchos aspectos de nuestro sistema, desde consultar el espacio libre en un volumen hasta administrar las cuotas de usuario. Escribiremos «fsutil» en nuestro intérprete de comandos para ver la lista de opciones.

—getmac: con esta utilidad obtendremos la dirección MAC (Media Access Control) del adaptador de red.

—gpresult: conseguiremos el RSOP (Resultant Set Of Policies), es decir, la configuración de directivas de grupo y la configuración del usuario.

—netsh: la herramienta de configuración de red. Escribiendo «netsh» entraremos en la herramienta y nuestro prompt se cambiará por «netsh>». Escribiremos «netsh /?» para aprender más sobre esta herramienta. Para salir de la misma, escribiremos «exit» en el prompt «netsh>».

—openfiles: herramienta que permite al administrador mostrar o desconectar archivos abiertos a los que estén accediendo de forma remota otros usuarios.

—recover: con este comando intentaremos recuperar toda la información legible de un disco dañado.

—reg: la herramienta de edición del registro en modo texto. Con ella podremos exportar, copiar, restaurar, comparar registros y muchas otras tareas.

—schtasks: esta herramienta ayudará al administrador a programar, ejecutar, cambiar y eliminar tareas en una máquina local o remota.

—sfc: el comprobador de archivos de sistema verificará todos los archivos críticos y reemplazará aquellos que nosotros o alguna aplicación hayan modificado o reemplazado con la versión oficial de Microsoft.

—systeminfo: información básica sobre la configuración del sistema, tal como el tiempo que lleva iniciado, el tipo de procesador, la versión de la BIOS, la cantidad total de memoria y la cantidad disponible, los ajustes de la memoria virtual y otros muchos datos.

—tasklist: obtendremos una lista de los procesos que se encuentran funcionando en el sistema en la actualidad.

—taskkill: tras usar tasktlist quizás queramos terminar alguno de estos procesos. Introduciendo «taskkill /?» obtendremos una lección rápida sobre la sintaxis del comando, que básicamente consiste en que si el PID (identificador de proceso) del bloc de notas es 2184 según tasklist, introduciendo la orden taskkill /PID 2148 cerraremos el programa.

Administrar la reproducción automática de CD

En Windows XP podemos desactivar o activar fácilmente la función de autoarranque de los CD, sin necesidad de recurrir a terceras herramientas o la complicada edición del registro. Para ello, en la edición Professional, iniciaremos el editor de directivas de grupo «gpedit.msc» desde el menú Inicio/Ejecutar y nos desplazaremos hasta la rama Configuración de usuario/Plantillas administrativas/Sistema, donde modificaremos el valor de la clave

Desactivar reproducción automática

Para desactivar completamente el autoarranque de CD, en la edición Home sí será necesario recurrir a la herramienta de edición del registro de sistema, que iniciaremos desde el menú Inicio/Ejecutar con el comando «regedit.exe». Allí localizaremos la clave:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoDriveTypeAutoRun, cuyo contenido modificaremos a «0x000000b5 (181)». Una forma más sencilla todavía y más básica de controlar el autoarranque (y disponible en ambas ediciones, Home y Professional) será a través del botón derecho del ratón sobre la unidad de CD dentro de Mi PC. Allí seleccionaremos sus Propiedades y modificaremos los valores que encontraremos bajo la pestaña Reproducción automática. Desde aquí podremos desactivar o activar el autoarranque para tipos de archivo individuales, o restaurar los ajustes predeterminados fácilmente.

Eliminar hardware oculto del administrador de dispositivos

Este truco lo utilizaremos si hemos quitado componentes hardware del sistema sin desinstalarlos previamente. Esto puede ser especialmente útil en el caso de sustituciones de módems o tarjetas de red, ya que las configuraciones DNS e IP pueden causarnos problemas. Para ello, en primer lugar iniciaremos una sesión del intérprete de comandos, donde introduciremos la instrucción set devmgr_show_nonpresent_devices=1 y añadiremos así esta clave a las variables de entorno. Una vez hecho esto, iniciaremos el Administrador de dispositivos, haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre Mi PC y seleccionando la opción Administrar. Allí elegiremos dentro del menú Ver la opción Mostrar dispositivos ocultos. Localizaremos nuestro hardware oculto previamente eliminado, y haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre el mismo seleccionaremos la opción Desinstalar.

Visor de fax e imágenes: trucos y desinstalación

Por defecto, Windows XP abrirá todo tipo de archivos gráficos («.gif», «.jpg», «.bmp»...) con el visor de fax e imágenes incluido, independientemente de los visores o programas de edición de imágenes que tengamos instalados en el sistema. Algunas combinaciones de teclas que podemos utilizar cuando trabajemos con esta aplicación son: «Ctrl+I», que nos mostrará las propiedades del archivo; «Del», que eliminará la imagen; asimismo, manteniendo pulsada la tecla «Ctrl» activaremos la función de encuadre (podemos mover la imagen con el cursor si no cabe en la ventana del visor).

Deshabilitar el visor deimágenes y fax de Windows

dentro del menú Inicio/Ejecutar introduciremos el comando regsvr32 /u shimgvw.dll. Si una vez deshabilitado el visor de fax e imágenes con este comando queremos volver a registrar la herramienta, desde el mismo menú Inicio/Ejecutar introduciremos el comando regsvr32 shimgvw.dll.

Desactivar notificación de falta de espacio en disco duro

Cuando un disco duro se esté quedando sin espacio libre, normalmente Windows XP nos mostrará cada cierto tiempo un mensaje de advertencia en forma de globo en nuestra Barra de tareas recordándonos que debemos liberar espacio en el disco eliminando archivos, algo que no siempre nos resultará posible. Para desactivar esta notificación de falta de espacio en disco, iniciaremos la herramienta de edición del registro del sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/ Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente NoLowDiskSpaceChecks cuyo contenido estableceremos en «1» para eliminar estas advertencias «0» para continuar mostrándolas. Cerraremos sesión y reiniciaremos Windows para que los cambios se ejecuten y se apliquen sobre todas las unidades en el sistema.


Optimizar el servicio de indexado


La búsqueda de archivos en Windows XP es bastante más lenta que en Windows 98 ya que también buscará los archivos en ficheros comprimidos («.zip» y «.cab»). Sin embargo, con el servicio de indexado funcionando, podemos realizar unas búsquedas más rápidas. Esto es en teoría, ya que aunque tengamos el servicio en marcha, si seguimos realizando las búsquedas como hasta ahora, seguirán tardando lo mismo, problema que existe desde el lanzamiento de Windows 2000. Investigando a fondo dentro de la consola de administración del sistema (MMC), y haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre Mi PC, seleccionando la opción Administrar y trasladándonos hasta Servicio deIndex Server, encontramos varios iconos de carpetas para el catálogo del sistema y el catálogo Web. Hay un tercer icono llamado Consultar el catálogo donde obtuvimos unos resultados de búsqueda espectacularmente rápidos. La pregunta es: ¿de qué forma podemos hacer que la herramienta de búsqueda del Explorador de Windows acceda a este índice? En primer lugar nunca introduciremos nuestros criterios de búsqueda en el cuadro Todo o parte del nombre de archivo, y siempre introduciremos los criterios de búsqueda en la caja Una palabra o frase en el archivo, independientemente de lo que queramos buscar. Para buscar un archivo por su nombre, el criterio de búsqueda deberá comenzar por @ o # seguido por todo o parte del archivo que estemos buscando. Los caracteres comodín * y ? también estarán permitidos. Para buscar un archivo basándonos en una palabra o frase que contenga, introduciremos nuestros criterios precedidos por un símbolo de exclamación !. Si no introducimos el símbolo de exclamación, el asistente comenzará la búsqueda de forma física, con el consiguiente descenso en la velocidad de resolución de la misma.

Mejorar el rendimiento general del sistema deshabilitando el servicio de indexado

Como ya hemos dicho, el sistema de indexado de Windows XP cataloga nuestros archivos, presumiblemente para disminuir el tiempo necesario para buscar en nuestros discos duros si estamos intentado localizar un fichero específico o una parte de una frase dentro de un archivo. Por defecto, este servicio está establecido como manual (o sea que no se iniciará) pero, al realizar búsquedas en nuestro ordenador, encontraremos una opción bajo el enlace Cambiar preferencias que nos permitirá realizar búsquedas más rápidas en el futuro, de forma que puede que la hayamos activado, y como consecuencia, hayamos habilitado el servicio de indexado. Este servicio se activará cuando el sistema se mantenga inactivo durante unos minutos, de forma que, cuando estemos jugando al solitario o escuchando un MP3, el sistema comenzará por sí mismo a indexar archivos, disminuyendo el rendimiento del sistema en muchos enteros. Para desactivar este servicio, pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre Mi PC seleccionando la opción Administrar. Allí nos desplazaremos hasta Servicios y aplicaciones, donde buscaremos el elemento Servicio de Index Server y en sus propiedades estableceremos su tipo de inicio como Deshabilitado. También podemos deshabilitar esta función por unidades de disco. Para ello, dentro de Mi PC seleccionaremos con el botón derecho una unidad de disco y en sus Propiedades desmarcaremos dentro de la pestaña General la opción Permitir a Index Server indexar el disco para acelerar la búsqueda . Tras pulsar sobre Aceptar, aparecerá una nueva ventana en la que se aplicará la configuración a todas las carpetas y subcarpetas en ese volumen.

Apariencia XP para programas no compatibles

Algunas aplicaciones, sobre todo aquellas de terceros fabricantes que sean algo antiguas, pueden no hacer uso de los temas de escritorio incluidos en Windows XP, mostrando los botones y controles de la interfaz de usuario clásica. Para evitar este comportamiento, en primer lugar, dentro del Explorador de Windows, bajo el menú Herramientas/Opciones, desmarcaremos la casilla existente sobre la opción Ocultar archivos. Una vez hecho esto, crearemos un nuevo archivo de texto con el bloc de notas («notepad.exe»), cuyo contenido será el siguiente:



name=”NombreCompañia.NombreProducto.Aplicacion” type=”win32”/>
Descripción de la aplicación aquí.

Controls” version=”6.0.0.0” processorArchitecture=”X86” publicKeyToken=”
6595b64144ccf1df” language=”*” />


Guardaremos este archivo con el nombre «nombredelprograma.exe.manifest» en el mismo directorio donde se encuentre la aplicación. Una vez realizado, al ejecutar el programa comprobaremos que los nuevos temas de escritorio han sido aplicados. Sin embargo, este truco no funcionará con todas las aplicaciones, por lo que en ese caso recomendamos utilizar un programa que automatice el proceso de creación de manifiestos para aplicaciones, que podemos encontrar en el CD-ROM que acompaña al manual.

Reciclar los datos del prefetch para mejorar el rendimiento

Al igual que es necesario «limpiar de polvo y paja» el registro o la carpeta de archivos temporales de Windows de forma periódica, los datos generados por la herramienta de prefetching de Windows XP también tienen que ser reciclados de vez en cuando. Esto es debido a que a medida que vamos instalado y ejecutando nuevas aplicaciones, el directorio donde se guarda el catálogo con los datos del prefetch comienza a llenarse de enlaces basura y obsoletos que ralentizan nuestro sistema notablemente. Nuestra sugerencia es abrir la carpeta
C:\WINDOWS\PREFETCH y eliminar estos archivos al menos una vez al mes.

Aprovechar la Vista en miniatura

Para ocultar temporalmente los nombres de archivos gráficos cuando estemos utilizando la Vista en miniatura y así tener más espacio para ver el contenido de los archivos, pulsaremos la tecla «Mayusc» mientras seleccionamos esta opción en el menú Ver. Repitiendo este mismo proceso, devolveremos los nombres a su sitio.

Configurar la Vista en miniatura

Contamos con la posibilidad de modificar el tamaño y calidad de las vistas en miniatura creadas por el Explorador de Windows XP en aquellas carpetas con muchas imágenes. Acudimos para ello a la herramienta de edición del registro del sistema «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\explorer

Crearemos o modificaremos los siguientes valores DWORD: ThumbnailSize: valor decimal entre 32 y 256 (predeterminado 96) que definirá el tamaño de la imagen utilizada en la vista en miniatura, ThumbnailQuality: valor decimal entre 50 y 100 que definirá la calidad de la imagen utilizada en la vista en miniatura.

Desactivar la caché de archivos de la Vista en miniatura

«Thumbs.db» es un archivo creado en una carpeta con vídeos o imágenes, de forma que podemos tener una vista preliminar del contenido sin necesidad de abrirlo. «Thumbs.db» permanecerá ahí, de modo que no será necesario regenerar la Vista en miniatura cada vez que naveguemos por los contenidos de esa carpeta. En la parte negativa, «thumbs.db» utilizará unos 2 Kbytes por archivo y, si editamos grandes cantidades de contenidos, perderemos una parte importante de espacio en nuestros discos. Para evitar que el Explorador cachee las imágenes de Vista en miniatura y en su lugar refresque estas vistas preliminares cada vez que se acceda a una carpeta, será necesario iniciar la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar. Allí localizaremos la clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer\Advanced

donde crearemos o modificaremos el valor DWORD existente DisableThumbnailCache, cuyo contenido será «1» para desactivar la caché «thumbs.db» de la presentación preliminar de imágenes o «0» para continuar haciendo uso de estos archivos.

Iconos para identificar las carpetas

Una de las mejoras visuales más interesantes de Windows XP consiste en la posibilidad de cambiar el icono que representa a las carpetas. Si queremos realizar dicho cambio, iniciaremos
el Explorador de Windows, seleccionaremos la carpeta cuyo icono queramos cambiar y accederemos a sus Propiedades pulsando con el botón derecho del ratón. En la pestaña Personalizar, pulsaremos sobre el botón Cambiar icono, donde elegiremos un icono para nuestra carpeta, bien desde una de las librerías DLL del sistema o escogiendo alguno de los iconos que tendremos en nuestro disco o de la aplicación o contenidos asociados a la carpeta.

Restablecer la vista predeterminada de carpetas

Windows XP almacena en el registro la configuración de la vista de todas las carpetas por las que vayamos navegando a través del Explorador de Windows. Sin embargo, en ocasiones estos datos pueden llegar a corromperse, olvidando o mezclando la configuración de la vista de las carpetas. Para solucionar este problema, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema con el comando «regedit.exe» desde el menú Inicio/Ejecutar, donde localizaremos las claves:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\ShellNoRoam\BagMRU
y
HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\ShellNoRoam\Bags

En primer lugar, crearemos una copia de seguridad de las mismas, desde el menú archivo/Exportar , para después eliminar ambas claves. Reiniciaremos el sistema para que los cambios se produzcan y comprobaremos que la configuración de la vista de todas las carpetas ha sido cambiada a su estado original. Si los cambios no son los esperados, volveremos a introducir la información en el registro haciendo doble clic sobre los archivos «.reg» anteriormente creados.

No se preocupen les doi mas trucos en otro post espero les sea de ayuda a todos
0
0
0
0No comments yet