Canales populares

Cómo cultivar manzanilla

La manzanilla es una planta perenne con bellas flores que se utilizan para preparar in té de hierbas muy valorado por sus cualidades relajantes. La manzanilla también tiene usos cosméticos y medicinales, como tratamiento para la indigestión, el dolor de muelas y las quemaduras. Cultivar manzanilla en tu jardín es un proyecto bastante sencillo. Aunque hay variedades de manzanilla anuales y perennes, la técnica para ambas es la misma. Comienza plantando semillas de manzanilla en interior, o cultívala plantando las semillas directamente en tu jardín.

Método 1 de 4:
Plantar semillas de manzanilla en interior



1 Planta semillas de manzanilla en interior a finales del invierno, 4 a 6 semanas antes de la última helada, de acuerdo al clima de tu zona. Llena una bandeja con celas con tierra de hoja húmeda. Nivela y afirma la tierra con la parte posterior de una cuchara vieja.


2 Planta 2 a 3 semillas de manzanilla en cada celda, luego cubre las semillas con una capa de tierra de hoja.


3 Cubre la bandeja con una bolsa de plástico transparente. Coloca la bandeja bajo luz moderada, pero no la dejes junto a una ventana. La luz será demasiado intensa al ser magnificada por el vidrio. Lo ideal es un lugar a un par de metros de distancia de alguna ventana con luz.


4 Observa las semillas todos los días. Si la tierra parece estar seca, rocía un poco de agua con una botella con rociador. Mantén la tierra húmeda en todo momento, ya que la sequedad causa una enfermedad que terminará matando las semillas de manzanilla.


5 Retira el plástico y mueve la bandeja hacia una ventana con bastante sol una vez que las semillas hayan germinado. Si no cuentas con una ventana con suficiente luz, coloca la bandeja bajo dos focos de luz fluorescente, manteniendo las luces encendidas 14 horas al día. La temperatura ambiente es suficiente, pero no coloques la bandeja cerca de alguna corriente de aire.


6 Retira los brotes de manzanilla cuando las plantas alcancen 1/2 cm (2 pulgadas) de alto, dejando solo un brote saludable por cada celda. Para esto, simplemente levanta suavemente los brotes a nivel del suelo. No intentes jalar los brotes, pues puedes dañar las raíces de la planta.


7 Levanta el brote tomándolo desde la punta. Esta acción permite que los brotes produzcan ramas y un mayor follaje.

Método 2 de 4:
Transplantar brotes de manzanilla



1 Prepara el área del jardín soltando una capa de 15 cm (6 pulgadas) de tierra con un azadón, y luego empareja la superficie con un rastrillo.


2 Utiliza una pala de jardinería o una pala pequeña para cavar un pequeño agujero para cada planta de manzanilla, dejando 20 a 25 cm (8 a 10 pulgadas) de espacio entre cada planta. Planta los brotes de manzanilla en los agujeros, y luego afirma la tierra alrededor de las raíces.


3 Riega las pequeñas plantas de manzanilla con cuidado para evitar moverlas con el agua. Una manguera con boquilla de rociador es lo idea. Mantén los brotes de manzanilla húmedos hasta que veas que comienzan a crecer nuevamente.

Método 3 de 4:
Plantar semillas de manzanilla directamente en el jardín



1 Suelta la tierra con un azadón y retira las piedras. Empareja la tierra con un rastrillo.


2 Riega ligeramente el área, luego esparce las semillas de manzanilla sobre la tierra. No cubras las semillas, solo riégalas con una botella con rociador. Las semillas de manzanilla germinarán en 2 a 3 semanas.


3 Retira los brotes cuando hayan alcanzado una altura de 5 cm (2 pulgadas), dejando 20 a 25 cm (8 a 10 pulgadas) de espacio entre cada uno. Para retirar los brotes, levanta la planta a nivel del suelo. No jales los brotes para no dañar las raíces de los otros brotes de manzanilla.

Método 4 de 4:
Cuidados de las plantas de manzanilla

Grow Chamomile Step 14 Version 2.jpg

1 Riega los brotes de manzanilla regularmente hasta que las plantas comiencen a crecer notoriamente. Luego de que las plantas se asienten, la manzanilla solo requiere de riego ocasional durante los días más cálidos.


2 Cosecha las flores de manzanilla cortándolas con tijeras de jardín cuando estén en plena floración. Las flores se pueden secar o utilizar frescas.


3 Poda las plantas de manzanilla en el otoño, usando tijeras o un podador de hierba. Cubre las plantas con 8 a 10 cm ( 3 a 4 pulgadas) de algún material aislante como hojas secas o paja para protegerlas durante el invierno, luego retira el material con el rastrillo cuando llegue la primavera.

Consejos


Transplanta los brotes de manzanilla al jardín cuando ya no haya riesgo de heladas. No los transplantes demasiado pronto, ya que los brotes son muy frágiles.

Cosas que necesitarás


Semillas de manzanilla
Bandeja para plantas con celdas
Tierra de hoja
Cuchara vieja
Bolsa de plástico transparente
Botella con rociador
2 focos de luz fluorescente (opcional)
Azadón
Rastrillo
Manguera con boquilla con rociador
Tijeras de jardín
Podador de hierba (opcional)
Material aislante
+1
0
0
0No hay comentarios