Canales populares

¿Cómo hacer un huerto urbano en tu terraza?

Son muchos los que han optado por montar un huerto urbano en su terraza, porque no es necesario disponer de una gran parcela o huerto, siendo tan sólo necesario disponer de un balcón o terracita en la que colocar las macetas y aprovechar al máximo la luz del sol.



Movidos por la moda del auto cultivo, el boom de las frutas y verduras ecológicas, o el ahorro de dinero al llenar la nevera de productos propios, montar un huerto urbano en casa está a la orden del día. Aunque muchas veces, por mucho que la huerta dé sus frutos, no será cantidad suficiente para cubrir el consumo familiar, así que siempre podemos echar mano de tiendas ecológicas online. Sea cual sea el fin de tu huerto urbano, te explicamos a continuación los materiales necesarios para hacer el huerto y disfrutar del auto cultivo.

Lo principal es encontrar el contenedor en el que vamos a preparar la tierra o compost y en la que crecerán los productos. Estos contenedores pueden ser de diversos materiales como macetas, recipientes de plástico, cajas de madera…lo primordial aquí es que se permita el drenaje del agua y el oxígeno para que las verduras y hortalizas no se ahoguen. Una opción fácil y barata es preparar un recipiente con palés y forrarlo por dentro con plástico de color oscuro, montando así una mesa de cultivo.

Rellenaremos el recipiente elegido con sustrato, esa mezcla de humus de lombriz y fibra de coco que se puede adquirir en cualquier tienda de jardinería; es perfecto porque aporta ligereza, porosidad y los nutrientes necesarios para que crezcan nuestros productos.

Necesitaremos hacernos con semillas de lo que queramos plantar, ya sea en una tienda de jardinería o conseguirlas de alguien que ya tenga un cultivo en casa y nos preste semillas de productos ya cultivados.

Si las semillas son débiles, antes de plantarlas en nuestra mesa de cultivo, debemos plantarlas en semilleros que bien pueden ser recipientes de yogures vacíos, con orificios en la base para permitir el drenaje. Y una vez la semilla ha echado raíces y se ha formado plantita, la podemos trasplantar con mucho mimo a última hora del día, cuando el calor no la agobie y regarla posteriormente en su nueva ubicación.

Para el riego, la parte más importante del huerto urbano, podemos regarla de forma tradicional con regadera o manguera, o instalando un sistema de regadío por goteo, mucho más eficiente porque nos permite ahorrar agua y mantener una correcta humedad constante.

Y con estos materiales ya tenemos preparado el huerto urbano. Lo siguiente será mantener una buena frecuencia de riego, tener en cuenta el calendario de plantación y mimar los productos día a día. Y tú, ¿te animas a montar un huerto urbano en tu casa?
0
0
0
0No hay comentarios