Detengan la destrucción de los bosques tropicales en Camerún



>> FIRMA CLICKEANDO AQUI<<

Dirigida a Presidente de Camerún Paul Biya y 2 otros/as

Esta petición se enviará a:

  • Presidente de Camerún Paul Biya
  • Primer Ministro de Camerún Philémon Yang
  • Director & CEO de Herakles Farms Bruce Wrobel

En las regiones donde habitan los pueblos Bakossi, Oroko y los Upper Bayang en las provincias camerunesas de Kupé-Manengouba, Ndian y Mandy, la corporación agracia de Nueva York, Herakles Farms, su subsidiaria local SG Sustainable Oils Cameroon (SGSOC), y una organización sin fines de lucro norteamericana llamada All for Africa están involucradas en negocio de bienes raíces que esta por destruir más de 70000 hectáreas de bosques tropicales y los medios de vida de miles de personas que viven en los bosques de Camerún. La enorme plantación también fragmentara y segregara en la región a las áreas protegidas del Parque Nacional Korup, el Santuario Banyang Mbo Wildlife, el Parque Nacional Bakossi, la Reserva Forestal Nta Ali y la Reserva Forestal Rumpi Hills.

Herakles Farms comenzara a cortar las copas altas de los bosques tropicales en un área que tiene una extraordinaria riqueza y diversidad ecológica. Representa uno de los principales territorios sobrevivientes de los bosques bajos de Africa Occidental. Muchos grupos de especies animales endémicas están en peligro de extinción debido a este proyecto.

Herakles Farms también afirma que este proyecto contribuirá a la disminución de la pobreza y a la expansión de la economía en Camerún, pero los locales sienten que se beneficiaran muy poco de este emprendimiento y afirman que estarían mucho mejor y ganarían más dinero si preservaran sus actuales actividades económicas y medios de vida en vez de ser transformados en trabajadores rurales mal pagados.

“Solo nos dijeron que una plantación estaba llegando a nuestra comunidad, brindándonos oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes. Ahora nos damos cuenta que nuestro bosque -el cual es nuestra principal fuente de supervivencia- esta gradualmente siendo destruido, poniendo el futuro de nuestros niños en peligro”, cuenta el Jefe de los Baro-Upper Balong Tabi Napoleón

El Jefe Tabi Napoleón también dijo que los pobladores están preocupados porque pueden perder por completo sus tierras: “Esto es bastante engañoso porque nuestros niños pueden quedarse sin tierras en el futuro, así como la comunidad Nguti completa, y corremos riesgos de ser reubicados en lugares donde podamos tener dificultades para adaptarnos”, agregó.

Los derechos de los pobladores locales son violados con impunidad cuando se trata de la ubicación y clasificación de la tierra en Camerún denuncian ONGs. Las ONGs también denunciaron que los inversores encuentran muy fácil el apoderarse de tierras boscosas con ayuda del gobierno corrupto. Esto lleva a que los habitantes de los bosques se queden sin sus tierras para cazar y cultivar y debido a ello son forzados a migrar a otras zonas donde usualmente deben luchar para sobrevivir.

Mientras tanto, los habitantes de Nguti confían que todavía tienen chances de poner fin al acuerdo que se está llevando a cabo, mientras Herakles Farms todavía no posea los permisos por parte del Presidente dándoles propiedad completa de la tierra. Una ley de 1976 sobre la distribución de la concesión de las tierras públicas requiere que un decreto sea firmado por el presidente y publicado para cualquier concesión que exceda las 50 hectáreas, y de acuerdo con las ONGs el trato por estas tierras que data del 2009 entre Herakles Farms y el gobierno no tiene la firma del presidente y ningún decreto se ha hecho público.

“No hay animales para cazar, nuestras plantas medicinales han sido destruidas, y no podemos ganarnos la vida con las medicinas tradicionales porque otras personas han venido a apoderarse de nuestras tierras”, se lamenta Martin Eyene Eyene, presidente del grupo juvenil Nguti, hablando sobre las áreas boscosas de Manyemen y Baro-Upper Balong que Herakles Farms ya ha devastado, dañando los recursos naturales de los que subsistían.

Existen conocidos y razonables sustitutos a estos desarrollos industriales si de verdad quieren apoyar la agricultura sustentable y el desarrollo humano en el área de Africa Occidental. Si Herakles Farms realmente quiere hacer esto, debe entregar estas plántulas a los agrónomos locales y permitirles cultivar la palma de una manera ecológica, la cual debería basarse en una producción agrícola diversificada y amigable con el medio ambiente.

Por favor firme esta petición para poder enviarles un poderoso mensaje a Herakles Farms, All for Africa y al Gobierno de Camerún demandando que detengan la destrucción del bosque tropical y de los trabajos locales. Pídale al Presidente de Camerún, Paul Biya, que escuche todas las voces de los cameruneses e inmediatamente detenga los planes de Herakles Farms para estas plantaciones de aceite de palma.

Para mayor información:

Alimenterre.org

>> FIRMA CLICKEANDO AQUI<<