Check the new version here

Popular channels

Megafauna australiana: el wombat gigante

El continente australiano, por su ubicación geográfica, ha sido hábitat de una serie de animales extraordinarios a lo largo de la historia terrestre. El wombat gigante (Diprotodon) es una de esas criaturas que vivió hace 40 mil años. Su característica distintiva es el tamaño: el wombat gigante se considera el mayor marsupial que haya existido jamás.



Los científicos han encontrado fósiles de wombat gigantes por toda la isla, cráneos y esqueletos completos, e incluso huellas de pies y restos de pelos. Al parecer los individuos más grandes llegaban a medir tanto como los hipopótamos, alrededor de 3 metros contando cola y nariz, con un peso de más de 2000 kilos. Los lugares más habituales para ellos eran los bosques o pastizales, muy cercanos a afluentes donde pudieran comer hierbas y hojas de las plantas.

La apariencia de estos animales era muy similar a la de un rinoceronte sin cuerno. Sus pies se combaban hacia adentro y tenían fuertes garras. La bolsa marsupial se abría hacia atrás. Por los restos hallados, el pelaje sería muy similar al de los wombat modernos.

Poco después de llegar el hombre a Australia, se extinguieron los wombat gigantes. Las causas de esta desaparición han sido analizadas desde tres puntos de vista distintos. Algunos sugieren que el evento se produjo debido a los cambios climáticos. En ese período ocurrieron glaciaciones importantes en el planeta que no afectaron directamente al continente, pero sí provocaron un clima frío y seco que pudo haber acabado con estos marsupiales.

Una segunda teoría habla de la cacería desmedida de la que fueron objeto por parte del hombre. Al ser un animal tan grande, bien pudo servir como un alimento muy tentativo en las duras condiciones de la época. Sin embargo, muchos científicos consideran simplista la idea, hay poca evidencia de caza y no se conoce exactamente la fecha de llegada del ser humano a la isla.

La última teoría plantea que los seres humanos causaron indirectamente la extinción del wombat gigante, pues destruyeron los ecosistemas a los cuales estos pertenecían cuando realizaban grandes quemas de sembrados. Esta idea tampoco es muy apoyada por los estudiosos pues en otros lugares el hombre acabó con especies sin que haya evidencias de que haya empleado el fuego.

Probablemente las causas hayan sido múltiples y estas ideas no sean excluyentes. Cada situación pudo haber apoyado a las otras. Mas la tendencia general es a creer que el mayor responsable es el propio ambiente australiano, proclive a que se incendien bosques y praderas, y su clima seco con pocas precipitaciones, lo cual no es adecuado para que se desarrollen marsupiales de tales magnitudes.


0
0
0
0No comments yet