Mil pies visitó mi casa, y te cuento sobre este bicho



Hace un rato atrás me encuentro a este visitante dentro de casa, lo tomo y decido sacarlo “afuera” donde pertenece, salvarlo
de las garras del lince de la vecina y luego ayudarlo a llegar
al pasto, puesto que en su trayecto había una autopista
de hormigas y podrían haberlo atacado.
Dejo fotos propias y paso a comentarles sobre este bicho.






El milpiés es una clase de miriápodos conocidos
y el número máximo de patas de un milpiés no supera
las 750, y la mayoría tienen menos de 200; aún así,
el milpiés es el animal con más patas.



Características
Los milpiés tienen el cuerpo dividido en dos regiones, la cabeza y el tronco.
La cabeza posee un par de cortas antenas, los ojos simples y las piezas bucales, estando las mandíbulas en algunas especies muy modificadas como instrumentos excavadores. El tronco posee muchos segmentos y la mayoría llevan dos pares de patas
(de donde deriva su nombre científico), excepto
el primero y el último, que no tienen, y el segundo, tercero y cuarto, que solo llevan un par de patas cada uno. La duplicidad de las patas es consecuencia de la fusión de dos segmentos consecutivos en uno de solo, de modo que se puede hablar de diplosegmentos en vez de segmentos. A diferencia de los ciempiés (quilópodos), los milpiés carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, enroscándose en forma de bola o en espiral.


Alimentación
Ciertas especies de milpiés son depredadoras y su dieta se basa en cazar pequeños insectos y pequeños invertebrados.


Reproducción
La reproducción del milpiés se da entre primavera y verano. Estos animales tienen reproducción de tipo ovípara y construyen nidos con tal fin. La vida larvaria de los ciempiés, según la especie, dura entre 6 meses y 1 año. Como adaptación a la reproducción, la relación entre machos y hembras de milpiés está muy desequilibrada a favor de las hembras. A diferencia de los ciempiés, los milpiés se pueden criar en grupo, siempre que sean de la misma especie. Los milpiés cada vez que crecen añaden un nuevo segmento, esto no sucede en la mayoría de animales que termina su desarrollo una vez pasada el desarrollo embrionario. Esto significa que el número final de anillos en los milpiés no se alcanza hasta pasada la vida larvaria. Por ejemplo, los gloméridos (una familia de milpiés) tienen 8 segmentos cuando acaban de nacer y 12 cuando llegan al estado adulto. Algunas especies incluso continúan creciendo después de llegar al estado adulto. Los milpiés van adquiriendo un nuevo segmento después de cada muda. Las mudas son necesarias en los ciempiés y otros miriápodos, así como en otros artrópodos porque tienen un exoesqueleto duro constituido por quitina (y, en el caso de los milpiés, endurecido por sales de calcio). Cuando muda, el animal deja de comer.


Hábitat
A los milpiés les gusta la humedad y huyen de la luz. Durante el día se esconden entre la hojarasca, debajo de piedras o entre la corteza de los árboles. Muchas especies de milpiés viven en las cuevas porque son lugares que cumplen muy bien estos requisitos.
Aunque los milpiés prefieren la humedad, en los lugares secos también viven los milpiés, como aquellos del género Ommatoiulus. Incluso existen especies que viven en los desiertos.


En cambio, no pueden vivir en las casas por este mismo motivo. En poco tiempo estos animales mueren cuando se refugian en las viviendas humanas. Estos animales no tienen una gran capacidad de regular sus reservas de agua corporales, por lo que los ambientes secos de las casas terminan por matarlos en menos de 1 día.



Distribución
El milpiés suele vivir en zonas templadas y tropicales, dependiendo de la especie.
Depredadores
•Algunas especies de milpiés se enrollan sobre sí mismas para protegerse. Se pueden enrollar en espiral (los júlidos) o en forma de bola (los gloméridos), lo que les puede confundir a los últimos con la cochinilla de la humedad.
•Otro sistema defensivo del milpiés es la secreción de sustancias de olor nauseabundo y sabor desagradable.
Aunque los milpiés no tienen sistema de inoculación del veneno, las grandes especies tropicales pueden causar muchos problemas en el ser humano y los animales domésticos cuando entran en contacto con ellos, tales como la ceguera.


El veneno de los milpiés
Los síntomas de una picada de milpiés generalmente desaparecen al cabo de 24 horas después de la exposición. Una coloración pardusca de la piel puede persistir durante meses. Las reacciones severas se observan principalmente en las especies tropicales. El pronóstico puede ser más serio si los ojos están comprometidos.

La taxonomía de los diplópodos es compleja y controvertida; según Myers, et. al., 3 están subdivididos en las siguientes subclases y ordenes:
Subclase Helminthomorpha
•Ordre Callipodida
•Ordre Chordeumatida
•Ordre Julida
•Ordre Platydesmida
•Ordre Polydesmida
•Ordre Polyzoniida
•Ordre Siphoniulida
•Ordre Siphonophorida
•Ordre Spirobolida
•Ordre Spirostreptida
•Ordre Stemmiulida
Subclase Penicillata
•Ordre Polyxenida
Subclasse Pentazonia
•Ordre Glomerida
•Ordre Glomeridesmida




A no confundir con el “ciempiés”
que todos son venenosos, abajo foto.






Mi recomendación es que si encuentran mil pies, lo cuiden porque en mayoría son herbívoros y no hacen ningún daño a los humanos o animales. Como pueden observar lo tomo sin ningún problema y su única protección es hacerse una espiral.


Si les ha gustado el post compartan, para que el resto de Taringueros tomen consciencia
de cuidar estos bichitos que no hacen mal a nadie y son muy lindos.