Check the new version here

Popular channels

Orangután que fue prostituida vuelve a su habitat

Pony es una orangután hembra que por muchos años fue prostituida en un burdel de una aldea de Indonesia. Afortunadamente ella pudo ser rescatada, y poco a poco se ha recuperado del trauma vivido.

A pony la depilaban, le pintaban los labios, la ataban con cadenas y era violada por personas a diario. En el rescate tuvo que intervenir hasta el ejército, ya que el "dueño" de Pony se oponía a entregarla. "Su dueño se oponía ya que era su medio de subsistencia, el pueblo donde la tenían también ya que decían que traía suerte" comentó Karmele, una veterinaria de Bilbao que ayudó con su rescate y actualmente presidenta de "Internacional Animal rescue".



"Nadie sabía cuánto tiempo había estado allí Pony. La dueña de la casa se negó firmemente a renunciar a la orangután. Para ella era una máquina de dinero en efectivo y una fuente de suerte. Fue muy difícil liberar a Pony. Nos enfrentabamos a un ejército de pobladores de la zona que estaban armados con cuchillos dispuestos a defender al dueño del burdel".

La readaptación de Pony fue difícil también son animales muy listos y tenía recuerdos de todo lo vivido. Cuando estaba en el refugio y un hombre se acercaba, Pony se iba a una esquina y se orinaba encima. Les tenía pánico. Sin embargo cuando una mujer se acercaba no actuaba así.

"Es muy inteligente, aprende rápido de los humanos lo bueno y lo malo. Recuerdo que descubrió el mecanismo de cómo funcionaban las hebillas para el pelo sólo mirando. Poco a poco se fue adaptando... y creímos que sería posible devolverla a su hábitat, el que apenas había conocido".

Pony comenzó su rehabilitación e intentaron que resocializara con otros orangutanes. Al ver su rápido progreso tomaron una medida que al parecer fue muy apresurada. Pony fue liberada en un santuario animal pero fue un fracaso.

Pony no estaba acostumbrada a los árboles, permanecía mucho en el suelo. Cuando tenía hambre esperaba que la gente le diera comida. Nunca exploró la isla. Sus viajes se limitaban de ir y cruzar un pequeño puente hasta donde estaban los técnicos para que le dieran comida. Tuvo que ser devuelta al centro de rehabilitación donde pasó varios años y finalmente en 2013 regresó al santuario.

"Sus habilidades de supervivencia están creciendo satisfactoriamente en comparación a años anteriores. Es capaz de armarse un nido y demuestra comportamiento salvaje. Esta hembra pesa 72,1 kilogramos y es muy dominante en comparación a sus amigas".
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New