Palacios de basura: casas construidas con desechos

Posicionarse en la escalera inmobiliaria puede ser un desafío incluso en las circunstancias más favorables, y las posibilidades para muchos de nosotros se han visto incluso más afectadas por la recesión global.

Pero la necesidad es la madre de los inventos y hay rutas que conducen a tener una vivienda en propiedad, rutas que no son bloqueadas por agentes inmobiliarios o por cuotas altísimas.
Para quienes tienen aspiraciones, y están dispuestos a esforzarse y ampliar su forma de pensar, los materiales para construir una casa de ensueño están a nuestro alrededor; en latas, neumáticos y material de desecho, listos para utilizarse en proyectos de construcción en cualquier lugar desde el centro de las ciudades hasta las islas tropicales, a un bajo costo.

Contenedores de refrigeradores

Infiniski, una empresa de arquitectura de alto nivel en España, ha creado un nicho en la construcción con materiales reciclables que no comprometen la estética. Sus elegantes diseños se han extendido por Europa, Asia y América Latina, y alrededor del 85% de los materiales ya han sido utilizados antes. Los componentes básicos son contenedores de envíos que complementan con tablas de madera, lo que también reduce dramáticamente el costo, además de tener la ventaja de proveer un efecto de refrigeración en climas calientes.


Casa Infiniski Manifesto Chile... el concepto de alta gama del diseño a partir de desechos.

Cano's Castle

Miles de metros cuadrados de aluminio de desecho se unen en este imponente complejo en Colorado, por cortesía de Donald Cano Espinoza, un nativo americano veterano de la Guerra de Vietnam. Latas de cerveza, tapas y marcos de ventanas constituyen gran parte de la materia prima para cuatro edificios distintos; el más grande es de cuatro pisos. Cano utiliza el reluciente sitio como una granja y según dicen, no acepta visitas.


Cano's Castle en Colorado; rara vez se han utilizado latas de cerveza para este propósito.

Hotel Save the Beach

El hotel fue inaugurado en Madrid en 2010, y es la creación del 'artista de basura' alemán H.A. Schult, quien también había producido todo un ejército a partir de desechos. El hotel fue construido utilizando los contenidos de vertederos y playas para hacer énfasis en el impacto ambiental de los desechos. Las habitaciones fueron desinfectadas por completo, para permitir que los huéspedes durmieran con tranquilidad, y el hotel participó en un tour internacional para crear conciencia.


El prototipo de un hotel hecho a partir de basura fomenta la conservación de las playas.

La Catedral de Don Justo

Se trata de un asombroso trabajo de amor; durante más de 50 años, un antiguo monje y agricultor, Justo Gallego, por su cuenta ha estado creando una catedral cerca de Madrid, inspirada en la basílica de San Pedro en Roma. Tiene más de 40 metros de altura, y cuenta con un claustro, una cripta y magníficas cúpulas. La épica estructura ha sido construida en su totalidad a partir de materiales de desecho; para las paredes se utilizaron ladrillos y azulejos rotos, y para las columnas, toneles de petróleo. A pesar de trabajar desde las 4 a.m. todos los días, Gallego, de 89 años, podría necesitar otros 10 años para completar el proyecto.


Catedral Mejorada del Campo, España. La construcción ha estado a cargo de un antiguo monje durante 50 años, y aún no ha sido completada


El interior de la catedral, basado en azulejos rotos y ladrillos de desecho.

Isla Joyxee

El artista británico Richart 'Rishi' Sowa se construyó una isla flotante en México, pero cuando esta fue destruida por un huracán, la reemplazó con Joyxee. Con un espacioso diámetro de 20 metros, la isla flota sobre 100.000 botellas de plástico, y las cabañas están hechas de madera reciclada. Con todo y playas y una catarata, la isla se ha convertido en una popular atracción turística, así como en el extravagante hogar de Sowa.


Este es el proyecto del artista británico Richart Sowa frente a Isla Mujeres, México, el cual utiliza 100.000 botellas para mantenerlo a flote.

Un hogar para los indigentes

El diseñador Gregory Kloehn convirtió un contenedor en Nueva York en un apartamento, con una cocina, baño y cubierta superior aparte. Luego, amplió el concepto, y decoró unidades de desecho de basura con una lavadora abandonada, llantas de bicicleta y restos de madera, por tan solo 30 dólares cada vez. Varias de estas unidades se han puesto a disposición de la comunidad de indigentes de la ciudad.


Los contenedores pueden ser un bonito apartamento en la ciudad de Nueva York.

Earthship Biotecture

La empresa se originó en Nuevo México, y ahora, los diseñadores de Earthship están exportando sus principios de construcción sostenible a lugares tan lejanos como Malawi y Haití. El caucho con cintas de acero es el principal componente para la construcción de las estructuras de forma característica, independientes de la red eléctrica. Las paredes del interior están hechas de vidrio de botellas reutilizadas. La energía también se toma del ambiente inmediato a un costo mínimo. La compañía ofrece cursos alrededor del mundo para enseñar sus métodos adaptados a los recursos locales.


Diseños de casas recicladas y sostenibles de Earthship Biotecture.

Casa de cepillos de dientes

Un prototipo creado completamente de materiales reciclados en la ciudad británica de Brighton utiliza un rango imaginativo de materiales de construcción. Miles de cepillos de dientes y cintas de video conforman el material aislante de las paredes; llantas de bicicletas sujetan las ventanas, y también se hace uso de pantalones de mezclilla y desechos de tizas. La "casa de desechos" será monitoreada durante un período de prueba, a fin de determinar si el diseño podría ser reproducido a una escala mayor.


Esta residencia 100% reciclada en Brighton, Reino Unido, utiliza miles de cepillos de dientes.

Un lugar en el bosque

El artista estadounidense Ethan Hayes-Chute crea sus cimientos a partir de madera que encuentra, la cual ha estado en exhibición alrededor del mundo en una serie de instalaciones habitables. Los diseños exploran temas de "silencio, soledad y aislamiento", y se inclinan por una estética tosca a la que el ermitaño promedio realmente podría aspirar.


Los diseños de las casas en el árbol son toscos a propósito, para fomentar la confianza de que cualquiera podría construir una.

Maison Gomme

El grupo de artistas holandeses Refunc hizo uso de llantas de autos obtenidas de fuentes locales para crear una elegante cabaña en un jardín, con todo y las ventanas de un negocio local que quedó en la quiebra, y acero reutilizado. Los miembros del grupo se han convertido en expertos para encontrarle nuevos usos a las llantas. También las han utilizado como piezas fundamentales en la construcción de muebles y vehículos en Sudáfrica.


El grupo de artistas holandeses Rejunc convierten llantas en paredes para este proyecto de una oficina en el jardín.