Check the new version here

Popular channels

Plantas carnívoras: mitos y verdades







Byblis, Drosera, Sarracenia, Dionaea, Gensilea, son algunas de las plantas carnívoras más conocidas. Lejos de parecerse a la planta gigante y terrorífica, protagonista de la famosa película “La tienda de los horrores”, suele tratarse, por lo general, de plantas extremadamente delicadas y de corta vida. Aunque parezca una paradoja, las plantas carnívoras o insectívoras también suelen verse afectadas por plagas, como áfidos o cochinillas.



Cuando pensamos en una planta carnívora, seguramente la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de la conocida atrapamoscas de Venus, de forma similar a una enorme boca, y que suele habitar pantanos y ciénagas. A esta planta no le queda otro remedio que cazar insectos con tal de subsanar la falta de nutrientes de su pobre dieta. Esta operación la realiza gracias a su superficie pegajosa, sobre la que quedan atrapadas sus víctimas. Sin embargo, la diversidad morfológica de las plantas carnívoras es enorme. Otra variedad fascinante es la conocida como cazador pasivo que, en lugar de utilizar trampas como la anterior, se sirve de su perfume seductor que llena su interior tubular, como si se tratase de una vasija, con superficies muy resbaladizas que hacen aterrizar con facilidad a sus presas.
La buena noticia para los curiosos que quieran descubrir más sobre estas plantas es que, muchas de las variedades, pueden cultivarse dentro de casa aunque, debido a su extremada vulnerabilidad, requieren de muchos cuidados especiales de acuerdo a su morfología y tipo de suelo, y precisan de mucha humedad.


Algunos de sus principales cuidados 
2. Aclimatación
 
Cuando compras una Planta Carnívora y la metes en casa, se produce un shock hasta que consigue aclimatarse a su nueva ubicación.
 
 
Terrario con Carnívoras 

Lo mejor es ponerla en principio en un terrario (alta humedad y calorcito) o en un armazón de madera cubierto con un plástico transparente o algo similar. De vez en cuando, conviene sacar la planta durante unos minutos para airearla, pero no al sol directo. Tras un mes ya podrás quitarle la bolsa o terrario y tratarla normalmente.

Todo esto no es imprescindible, pero ayuda a la aclimatación, en especial cuando la planta es delicada o viene débil.

3. Luz

Las Plantas Carnívoras necesitan bastante luz. 

Las trampas ofrecerán colores más vivos con más luz. Por ejemplo, en Dionaea son más rojas.

Les conviene al menos 5 horas de rayos del sol directo a las siguientes especies: Dionaea, Sarracenia, Heliamphora, Pinguicula, Cephalotus y Darlingtonia. Eso sí, el sol de la mañana, entre las 8 AM y las 12 PM, cuando no es tan fuerte. A Drosophyllum le gusta mucho más sol que a las anteriores. 

Nepenthes y Drosera no quieren sol directo porque se pueden quemar las trampas. Por tanto, una luz difuminada con filtros tipo laminas onduladas de PVC, placas de policarbonato (es un tipo de plástico), cristales... será lo mejor.

Es preferible la luz solar natural a la artificial, pero ésta última también se utiliza, por ejemplo, en terrarios. 

4. Temperatura
 
 
Invernadero con Carnívoras

De nuevo, los requerimientos de temperatura varían de unas especies a otras, dependiendo de si es de origen tropical o no. 

Dionea y Sarracenia necesitan pasar unos meses hibernando, con temperatura fría inferiores a +5ºC. Si no hibernaran, en la primavera brotarían débilmente y terminarían muriendo. Lo necesitan para recuperar fuerzas.

 
Dionaea. Sarracenia
 
La hibernación se puede hacer al aire libre o metiendo la planta en el frigorífico. 

Al aire libre siempre que el clima sea frío con inviernos en los que durante el día la temperatura oscila entre -10ºC y +5ºC. En el jardín se enterrarían los tiestos en el suelo o poniendo sobre el sustrato cortezas de pino o musgo seco. También es posible poner las macetas en un porche o en un balcón, sin agua en el plato y protegida del sol directo. 

En cualquier caso, lo habitual es meter Dionaeas y Sarracenias en el frigorífico, donde tendrán una temperatura alrededor de +3 o +4ºC. 

Dos semanas antes de meterla, pulveriza con fungicida apropiado y riega muy poco.

Pasadas las dos semanas comprueba que no tenga demasiada agua tanteando el peso, y pulveriza otra vez con fungicida para los hongos.

Por último, se mete en una bolsa de plástico hermética y se pone en la parte mas baja del refrigerador. 

Semanalmente revisa que no se congele el sustrato, ya que tiende a ello, y que no se formen hongos. De vez en cuando se debe abrir la bolsa para que se ventile la planta hasta que llegue la primavera.

La planta se mantiene hibernando unos 3 ó 4 meses. Sarracenia purpurea necesita 5 meses.

Drosera, Nepenthes, Cephalotus, Heliamphora y algunas Pinguiculas son plantas tropicales que no aguantan el frío y por tanto, nunca deben estar por debajo de +5º C. Tampoco aguantan el calor extremo. Hay Pinguiculas y Droseras de clima templado que soporta las heladas.

Darlingtonia resiste heladas débiles y es perfecta para exterior. 

Drosophyllum también sobrevive a las heladas. Es autóctona del Clima Mediterráneo y al sol en el jardín vive estupendamente.

5. Humedad 

Nepenthes es la que más humedad en el aire precisa, y como le falte, las jarras se secarán. Un terrario tipo acuario o un recipiente similar, es un lugar ideal para Nepenthes.

Dionaea, Sarracenia, Nepethes, Pinguicula, Cephalotus... todas quieren mucha humedad ambiental. La que menos precisa es la ibérica Drosophyllum.

Para aumentar la humedad puedes poner en práctica alguno de los siguientes métodos:

• Pon la maceta dentro de una bandeja o cuenco con 2 ó 3 cm. de agua destilada o de lluvia. Sirve para regarla al chupar por debajo y la humedad será constante. Si no, pon al lado de la planta un barreño con agua.

• A Nepenthes puedes pulverizarle sus hojas con agua destilada, pero nunca pulvericesDroseras, Pinguiculas ni Dionaea

• Instalar un humidificador en la habitación.
 

Terrario con Carnívoras

 Terrario. La humedad ambiental es alta en el terrario. Dionaeas y Nepenthes estarán de maravilla en él y te durarán más. Un terrario se puede hacer con una pecera o acuario de unos 40cm de largo x 25 cm. de ancho y unos 25 cm. de alto.

• Si no tienes terrario, puedes construir un habitáculo de madera y plástico a modo de mini-invernadero. Con un recipiente lleno de agua dentro proporciona una alta humedad. 

El terrario o mini-inverandero se coloca cerca de la ventana para que reciba de 2 a 4 horas de sol y se complementa con una lámpara de neón o tubos fluorescentes de las usadas para acuarios colocada encima del terrario. 

La renovación del aire es muy importante para evitar que se vicie y sobrecaliente, lo que con toda seguridad llevará a la aparición de hongos. Puedes abrir el terrario por las noches, por ejemplo.

6. Sustratos para Plantas Carnívoras

Como en su hábitat natural viven en suelos muy pobres en nutrientes, el sustrato de las macetas también debe ser pobre. En una tierra normal para plantas de interior las raíces se quemarían por las sales minerales que contiene. 

Esfagno (peat moss) 

 

 
El esfagno es el mejor sustrato para Plantas Carnívoras. Se trata de un tipo de musgo en semidescomposicion; su pH es ácido, pobre en nutrientes, aireado, esponjoso y con gran capacidad para retener agua. Se emplea solo o mezclado con arena.

Arena
 
Debe ser arena gruesa y lavada de todo tipo de sales. No sirve la arena de playa ni la de construcción. No se usa sola, sino mezclada con el esfagno.

En tiendas de acuarofilia venden una gravilla fina para peceras de agua dulce en forma de bolitas de 2 a 4 mm de diámetro en diferentes colores buenas para mezclarla con esfagno. 

Perlita

 

 
La perlita es un mineral que se somete a un tramiento térmico para que aumente su volumen (algo parecido a lo que pasa con las palomitas de maíz). Son bolitas blancas con alta capacidad para retener agua y a la vez conservar una alta porosidad. No debe contener sales solubles; así que lávala antes de usarla en la mezcla. 

En resumen, los posibles sustratos son:


Esfagno solo.
1/3 de arena + 2/3 de esfagno.
1/3 de arena + 1/3 de perlita + 1/3 de esfagno.

El llamado "sustrato para Orquídeas" es fácil de encontrar en grandes almacenes y viveros. Unido a más esfagnos también sirve para Plantas Carnívoras.

La "tierra de castaños" o "tierra de brezo" es de pH ácido, pero no sirve porque contiene sales y nutrientes minerales.

7. Macetas 


Nepenthes 

El tipo de maceta más recomendable para Plantas Carnívoras son las de plástico. Resistentes, duraderas, las hay de todos los tamaños y no disuelve sustancias en el agua. Otros materiales posibles son porcelana o cristal

Las macetas de barro o terracota contienen minerales y otras sustancias que se disuelven con el agua y es mejor evitarlas. Las macetas tienen que tener en el fondo varios agujeros para que el agua entre al regarla por el "método de la bandeja". Estos agujeros se pueden tapar con un trocito de malla mosquitera. 




Ahora bien, si pensábamos que todo lo que habíamos oído o visto sobre plantas carnívoras o insectívoras era mera ficción, nos equivocábamos. Recientemente, unos investigadores descubrieron, en el enigmático y poco explorado Monte Victoria del centro de Filipinas, una nueva especie que ha sido bautizada como Nepenthes attenboroughii. De ella ya habían dado testimonio dos misioneros cristianos que habían viajado a la zona en el año 2000. Con escasos conocimientos en botánica, los misioneros la describieron como “una enorme planta carnívora”. Ello despertó la curiosidad de tres expertos en plantas carnívoras, que organizaron una expedición de dos meses por la zona. En un momento de la dura exploración, encontrándose a unos 1600 metros sobre el nivel del mar, vieron una enorme planta de jarra. De inmediato, supieron que se trataba de una nueva especie exótica no conocida. Lo impresionante de esta variedad es que, aunque su mecanismo es similar el de sus parientes más pequeños, su tamaño es lo suficientemente grande como para atrapar no solo moscas o lagartijas, sino también ratas.


Por el momento, no hay evidencias de plantas capaces de devorar seres humanos, sin embargo, son muchas las especies que quedan por descubrir en la vasta superficie terrestre. ¿Quién se atreve a decir que no haya planta más voraz que la recién descubierta “Nepenthes attenboroughii”, escondida y hambrienta en algún rincón del planeta?
0
0
0
0No comments yet