Check the new version here

Popular channels

Seguimos matando al mundo

Hace 60 años empezó todo, l mar de Aral, considerado en el pasado como el cuarto mayor lago del mundo, con un área aproximada de 68.000 km², ahora es un desierto tóxico y ha ido desapareciendo poco a poco. Esta situado en Asia Central, entre las fronteras de Kazajstán y Uzbekistán.

En los años 60, el agua de los grandes ríos ─el de la región Syr Darya y el Amu Darya─ que alimentaban el mar de Aral fue desviada para poder rociar millones de acres dedicados a la producción de algodón y otros cultivos, después de un proyecto emprendido por la Unión Soviética.

Los cambios que ha sufrido esta zona en los últimos 14 años fueron documentados a través de imágenes satelitales de la Nasa que evidencian que el lago se ha ido secando y que las condiciones secas del 2014 causaron que el lóbulo oriental del mar de Aral se secara por completo.

"La pérdida de agua hizo inviernos más fríos y veranos más cálidos y secos. El daño alcanzó su punto máximo este año, cuando el lóbulo oriental del mar de Aral Sur ─que en realidad era el centro del lago original─ se secó completamente", informa la Nasa.

Además de ser considerado como uno de los peores desastres naturales, comunidades de la región que antes se dedicaban a la pesca y a la agricultura ya no pueden ejercer esta actividad elevando el desempleo y problemas económicos. También se advirtió que la población cercana al mar de Aral presenta una incidencia elevada de enfermedades pulmonares y otras patologías.

“A medida que el lago se secó, la pesca y las comunidades que dependen de ellos se derrumbaron. El agua cada vez más salada se contaminó con fertilizantes y pesticidas. El polvo que sopla desde el lecho del lago expuesto, contaminado con productos químicos agrícolas, se convirtió en un peligro para la salud pública”, registró la Nasa.

Los impactos que hubo desde los 60

- Entre 1961 y 1970, el nivel del mar de Aral descendió a un ritmo medio de 20 cm al año.

- En la década del 70, el ritmo de descenso del nivel casi se triplicó, hasta alcanzar entre 50 y 60 cm anuales.

- En los 80, el nivel del mar se reducía una media de entre 80 y 90 cm cada año.

- En 1987, la disminución progresiva del nivel de las aguas acabó dividiendo el lago en dos volúmenes de agua separados, el mar de Aral Norte y el mar de Aral Sur.

- En 1998, ya había descendido hasta 28.687 km², el octavo lago del mundo.

- En octubre de 2003, el Gobierno de Kazajistán dio a conocer un plan para construir una presa de cemento, el llamado dique Kokaral, para separar las dos mitades del mar de Aral.

- Para el 2001, la conexión sur había sido cortada. El mar de Aral Sur se había dividido en lóbulos orientales y occidentales que permanecieron tenuemente conectadas en ambos extremos.

- En el 2003, el mar de Aral Sur estaba desapareciendo más rápido de lo que se había previsto. La superficie era de tan sólo 30,5 metros sobre el nivel del mar (3,5 metros más baja de lo que se había previsto a principios de los 90).

- Entre 2005 y 2009, la sequía es limitada y luego se corta el flujo de los ríos Amu Darya.

- Entre 2009 y 2014 estuvo alternativamente entre seca y húmeda. Los niveles de agua fluctuaron anualmente. Las condiciones secas en el 2014 causaron que el lóbulo oriental del mar del Sur se sacará por completo por primera vez en los tiempos modernos.












No es la unica, sino que en 100 años la Antártida va a desaparecer segun científicos y ya empezó y es irreversible.

¿Cómo afecta el deshielo de la Antártida a la gravedad de la Tierra?











Y bueno, los glaciares de la Antártida occidental se derriten y su volumen se reduce a un ritmo de 125 kilómetros cúbicos al año. Este deshielo provoca una caída en el campo de la gravedad sobre la región perceptible desde el espacio.

El satélite Grace de la NASA y el de la Agencia Espacial Europea, el GOCE, han proporcionado durante años alarmantes datos sobre ambos procesos. Y entre 2009 y 2012 un colectivo de científicos del Instituto Alemán de Investigación Geodésica, la Universidad Técnica de Múnich (Alemania), la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Estados Unidos) estableció una correlación inmediata entre ellos.

Para monitorear los efectos del cambio climático, la capa de hielo de la Antártida fue dividida convencionalmente en cuencas hidrográficas de distinto tamaño. A partir de esta matriz, las mediciones del Grace pudieron ser procesadas de manera comparativa para averiguar qué cambios sufren los glaciares en cada cuenca y cómo se produce la descarga de hielo a los océanos.

En cifras absolutas la variación de la gravedad no es muy grande, asegura la revista 'Slate'. Son mucho más importantes las alteraciones que se observan en la altimetría, especialmente en las zonas donde el hielo se derrite más velozmente. Pero lo que alimenta la mayor preocupación son los datos de la paleogeografía, puesto que, según se conoce, en el pasado los periodos de pérdida drástica del peso de los glaciares estuvieron seguidos de un alza en la actividad volcánica.

Este efecto se debe a la tensión del subsuelo. Las capas de hielo son tan pesadas que hunden la corteza terrestre. Al perder decenas de miles de millones de toneladas de peso anualmente debido a la desaparición de los glaciares, como sucede ahora, la corteza regresa a su forma original. Este rebote disminuye la tensión en las rocas subyacentes, facilitando al magma su ascenso a la superficie y, por ende, las erupciones volcánicas.

Las mediciones de la otra mitad de la región antártica, la oriental, no han sido suficientes para sacar las mismas conclusiones, pero los sondeos por satélite del continente glacial continúan y pueden implicar más revelaciones.





La deforestación en Santa Cruz, se registra un 80% de deforestacion de bosques al año

Las pérdidas de bosque en Bolivia, durante los 20 años precedentes, han afectado a todos los departamentos, pero principalmente a Santa Cruz, donde se concentra, en promedio, el 80 por ciento de la deforestación registrada en 20 años, hasta el 2014.

El promedio anual de deforestación en el territorio nacional es de 200.000 hectáreas, unas 100.000 menos de la cantidad que se consideraba como cifra oficial.

En 1990, se calculó que las áreas protegidas nacionales tenían 12,38 millones de hectáreas y que en el primer periodo estudiado, de 1990 a 2000, se deforestaron 23.000 hectáreas (un 0,2 por ciento), y los 10 años siguientes otras 67.000 (un 0,5 por ciento), por lo que a 2010 habría 12,30 millones de hectáreas.

Que pasa si no cuidamos a los árboles? Nada, ellos solo producen el oxigeno








Esta son 3 de las tantas cosas que nos destruye al mundo, no voy a criticar ni obligar a alguien a hacer algo, solo expreso mi opinion sobre esto y lo que lei que realmente me interesa.


Gracias
0
0
0
0No comments yet