Popular channels

Tips para conocer El Chaltén




Tips para conocer El Chaltén



Lo mejor que te puede pasar es llegar a El Chaltén. Conocida como la Capital Nacional del Trekking, esta mini ciudad lo tiene todo. 7 tips imperdibles para disfrutarla a full.






Salir a caminar
Ya sea dentro del pueblo como en sus alrededores inmediatos, el Chaltén goza de encantos increíbles para salir a caminar. Sus pequeños cerros, sus calles siempre curiosas, el río de las Vueltas o sus senderos, son ideales para hacer trekking solos, con amigos o junto a toda tu familia.




A laguna Capri
Es uno de los senderos más transitados, y como su grado de dificultad es menor, todos llegan a visitar este paraíso. Tenés que caminar hasta el final del pueblo y allí tomar la senda correcta, que luego de dos horas de caminata te permitirá llegar al primer lugar dónde acampan quienes quieren llegar hasta el Fitz Roy.




Hasta la laguna de los Tres
Ya podemos decir que llegar a este lugar merece un trekking de media dificultad. Hay que llevar agua, bastones y una vianda ya que es una caminata de todo el día. La última parte es zigzagueante, y cansa mucho. ¿El premio? Una de las mejores vistas que se tienen del Cerro Chaltén o Fitz Roy. Si haces noche, vas a creerte vos mismo que estás en el espacio.




El Monte Fitz Roy




La Cervecería del pueblo
Si crees que conociste todo, te equivocas. La Cervecería, es el paraíso luego de caminar por el Chaltén. El lugar de encuentro del caminante, de quién está visitando la ciudad, de quién está de paso. Rubias, negras, coloradas, con frutos del bosque y más. Se podría afirmar ciertamente que cada persona es una cerveza. Un sitio perfecto para beber con sabiduría.






Visita al Glaciar Viedma







Menos conocido que su hermano glaciar Perito Moreno pero de igual o más belleza, el Glaciar Viedma es increíble. Se lo puede conocer a través de algunas de las excursiones que se contratan desde El Chaltén. Las hay náuticas, para contemplar la masa de hielo desde el agua o terrestres, siendo posible caminar por sus hielos, grietas y cuevas. Los colores del Viedma van del blanco pleno al azul, pasando por todas las gamas del celeste.


El Río de las Vueltas





Su color turquesa claro es inconfundible. Ni hablar de su serpenteante recorrido gracias al que recibió su acertado nombre. El Río de las Vueltas corre paralelo al pueblo y nos permite disfrutar su belleza, como así recorrerlo en balsas, en kayak o pescando desde la costa. Ideal para hacer un pic nic en cualquiera de sus orillas.


El Lago del Desierto





Desde él es posible llegar hasta uno de los puntos limítrofes argentino-chileno. La historia nos hablará del conflicto que derivó en la fundación y en la población de El Chaltén. Hoy, un catamarán permite navegar sus aguas violetas. Un lugar con historia que merece conocerse.


Visita a la laguna Capri

Al final del pueblo, un cartel indicador anuncia el ascenso hasta la Laguna de los Tres, que es en realidad el punto más cercano al que se puede llegar para escalar el famoso cerro Fitz Roy, algo que intentan solo los escaladores profesionales.



Desde este cartel un letrero indica también el ascenso a la laguna Capri, donde se encuentra el primer campamento para hacer noche y desde allí planear otras senderos para ir descubriendo.



No son más de dos las horas que separan la laguna Capri de El Chaltén, pero el sendero resulta tan interesante que es uno de los más elegidos por los visitantes a la hora de salir a caminar.

El camino tiene cierta dificultad durante el primer tramo de la caminata, ya que hay que trepar bastante. Nos dábamos cuenta de que íbamos ganando altura a medida que avanzábamos. Pudimos observar el pequeño pueblo de El Chaltén y todos los puntos cardinales que lo rodean.

Montañas, un valle que oficia de entrada y a su lado el famoso Río de las Vueltas, que se encarga de serpentear hasta correr paralelo al pequeño pueblo que cada día está más grande.



El camino se vuelve mucho más angosto hasta introducirnos en el bosque, donde pueden apreciarse todo tipo de especies, entre las que sobresalen las lengas.

Los claros de vegetación permiten divisar distintas montañas y picos, algunos nevados, como así también pequeños arroyos y espejos de agua que llegamos a cruzar mediante puentes.



Al cruzarnos con algunos caminantes que avanzaban en sentido contrario, nos hicieron gestos de que nuestra llegada estaba próxima.

La presencia de una pareja de pájaros carpinteros picando restos de árboles logró atraer nuestra atención para apreciar este digno regalo de la naturaleza. Fuimos protagonistas de un momento mágico, y más cuando las aves se percataron de que estábamos ahí y siguieron haciendo lo suyo, confiadas en que esta vez la presencia del hombre no les generaría daño alguno.



Comenzamos a distinguir distintas carpas iglú diseminadas entre los claros que dejaban ver los árboles. Habíamos llegado. La famosa laguna Capri se mostraba hermosa por donde se la mirara. Sus aguas azules y cristalinas y la presencia de algunas singulares moles de piedra detrás nos invitaban a seguir viaje, pero no era nuestra idea.


Al costado del camping se encuentra un mirador natural que resultó ideal para comer algunas de las viandas que nos prepararon en el hotel cuando avisamos el trekking que realizaríamos.



La laguna Capri es realmente un paraíso. La decoración que aportan sus vecinas montañas, entre ellas el cerro Fitz Roy, la hacen uno de los circuitos más fáciles e ideales para empezar a caminar por los distintos senderos de El Chaltén.





0
1
0
1Comment
ELGRANTIMOTENSE

Buen trabajo Sole.

0