Check the new version here

Popular channels

Un compuesto químico prohibido sigue destruyendo la capa de


REPRESENTACIÓN DEL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO (EN AZUL Y VIOLETA) SOBRE LA ANTÁRTIDA EN 2006. IMAGEN: NASA


Prohibido en el Protocolo de Montreal en 1987 por su efecto dañino sobre la capa de ozono, hoy se siguen detectando importantes emisiones del mismo. El problema: nadie sabe de donde provienen.

Los países firmantes del Protocol de Montreal reportaron cero nuevas emisiones de CCl4 entre 2007 y 2012. Sin embargo, un estudio llevado a cabo por la NASA entre el 2000 y el 2012, del cual se presentan ahora nuevas conclusiones, muestra unas emisiones medias de 39 kilotones al año, un 30% más de lo que se midió justo antes de que el Protocolo de Montreal entrara en vigor.

"No deberíamos estar viendo estos niveles en absoluto. Ahora parece claro que o hay filtraciones industriales no identificadas, emisiones de zonas contaminadas o fuentes desconocidas de CCl4", explica uno de los científicos de la NASA en un comunicado.

Tras la firma del Protocolo de Montreal, se había calculado que la concentración de CCI4 en la atmósfera debería haber descendido un 4% anual. Sin embargo, solo lo ha hecho un 1% anual. Los científicos están perplejos por los datos. Nadie sabe si hay algún proceso de descomposición del CCl4 desconocido que lo hace permanecer más tiempo en la atmósfera de lo que se estimaba o si hay países e industrias que están contaminando ilegalmente. Sea como fuere, pese a que el problema parecía olvidado, la capa de ozono sigue amenazada. Se trata
0No comments yet
      GIF
      New