Check the new version here

Popular channels

Un futuro sin agua

El agua es nuestra fuente de vida y dependemos de ella,  para el año 2025 habrá escasez de agua, nuestra fuente de vida se está acabando.   

 
¿El agua está desapareciendo?  No, el agua no está desapareciendo, nuestro planeta está constituida aproximadamente por un 70% de agua sigue habiendo la misma cantidad de agua que desde hace millones de años, lo que sucede es que el consumo excesivo del agua es demasiado, la contaminación y a la escasez de las fuentes son un problema grave.           
 
       
   
          Las guerras entre las naciones surgen por intereses económicos o con intenciones apoderarse de otros países para poder someterlos bajo su propio régimen. Pero dentro de poco las guerra ya no serán por intereses económicos o por territorios si no por agua. Un ejemplo de ello sería el de los Estados Unidos y el Banco Mundial, que desde 1990 han ido creando condiciones para adueñarse del mayor acuífero de América Latina: el Guaraní.         
             
                        “Los tiempos del agua fácil se han acabado. Con el aumento de la escases, las decisiones sobre la asignación y uso del agua serán cada vez mas políticas…”         
  "Ninguna región del mundo podrá evitar las repercusiones de esta crisis que afecta a todos los aspectos de vida, desde la salud de los niños hasta la capacidad de las naciones para alimentar a sus ciudadanos", ha subrayado el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura.
                                     
Alrededor de 768 millones de personas hoy en día no tienen acceso a una fuente
segura de agua, una quinta parte de los acuíferos del mundo están agotados, subrayan en la ONU.  Dentro de pocos años 1,800 millones de personas, un tercio de la población del planeta, vivirán en países o regiones con escases absoluta de agua dulce mientras los otros tercios padecerán grave escases y vivirán en condiciones de estrés hídrico.        
     
                  Las Naciones Unidas pronostican que para 2025,  1.800 millones de personas, un tercio de la población del planeta, vivirán en países o regiones con escasez absoluta de agua dulce, mientras los otros dos tercios padecerán grave escasez y vivirán en condiciones de estrés hídrico. Cinco años más tarde, en 2030, “casi la mitad de la población mundial vivirá en áreas de estrés hídrico, incluidos entre 75 y 250 millones de personas de África.   
 
 
 
 
"El agua promete ser en el siglo XXI lo que fue el petróleo para el siglo XX, el
bien preciso que determina la riqueza de las naciones"
0
0
0
1
0No comments yet