Check the new version here

Popular channels

6 Consejos para simplificar tu vida laboral

Bienvenidos linces de las montañas de Afganistán

Quiero compartir 6 simples consejos analizados por el señor Elaine St. James
Comenzemos!

No sea un esclavo de su agenda





Conozco personas que utilizan agenda, planificadores de tareas, seguimiento de progresos y algunas herramientas más para la organización del tiempo. Otros están digitalizados y manejan sofisticados programas de gestión del tiempo en sus PDAs. Ambos grupos llenan más y más su extensa jornada laboral y gastan una parte importante de su tiempo en realizar anotaciones para la gestión horaria.
Si te sientes abrumado con tanto control y deseas tomar las riendas de tu vida te aconsejo que utilices una simple agenda para anotar tus citas y tareas más importantes.
Trabaje donde viva o viva donde trabaja





Durante años he trabajado a una hora en tren de mi lugar de residencia. Todos los días perdía 2 horas de mi tiempo en los trayectos de ida y vuelta. Esto supone al cabo del año 18 días completos de 24 horas ó 54 jornadas laborales de 8 horas.
Viajar lejos del trabajo supone un gasto enorme de tiempo y dinero. Si viajas en transporte público puedes aprovechar a leer, estudiar o escuchar música, pero en casa puedes escoger hacer alguna de estas cosas más cómodamente o cualquier otra que te interese. Si cubres tus trayectos en coche propio estás más limitado en lo que puedes hacer a la vez que conduces.

Es cierto para algunas profesiones que si se desea llegar a lo más alto profesionalmente es obligado ejercer en el centro de las grandes ciudades, donde las viviendas tienen un precio prohibitivo. Con esta situación se suele vivir en la periferia y trabajar en el centro. Plantéate buscar un trabajo cerca de tu casa aunque esto suponga un descenso en tu escala profesional. También existen posibilidades de trabajar desde casa y desplazarte a la oficina ocasionalmente. Creo que deberías poner en un lado de la balanza tu proyección profesional y en el otro tu calidad de vida.


Haga lo que realmente quiere hacer





No hay nada más desalentador que trabajar 8 ó 10 horas en algo que no quieres o que no te gusta hacer. Por esohaz lo que realmente quieres hacer en tu vida laboral. Lo primero es saber lo que quieres hacer y después hacerlo.
Descubrir a lo que uno se quiere dedicar en la vida no siempre resulta fácil. Supone indagar, hacer pruebas, consultar con otras personas,… Y después de averiguarlo tienes que organizr tu vida para llevarlo a cabo.

Una vez que ya sabes el qué, se trata del cómo y del cuando. Quizás debas recurrir a nuevos contactos, asesorarte por otras personas e incluso estudiar o cambiarte de lugar de residencia antes de empezar tu nueva vida laboral. Cuando te sientas preparado será el momento de llevarlo a la práctica.
El proceso de saber que es lo que te gusta, prepararte y ponerte manos a la obra puede ser largo y costoso, pero créeme que valdrá la pena. Que trabajar sea dedicar tu tiempo y esfuerzo a aquello que quieres hacer es una de las mejores formas de sentirte a gusto contigo mismo y ser mucho más feliz. Vale la pena intentarlo.


Convierta su afición en su trabajo




Ya hemos hablado de lo saludable que es trabajar en lo que se quiere. Y si esto coincide con tu afición favorita, mejor que mejor.
Una próspera abogada pasó unas vacaciones con su hermana en un pueblo de las montañas italianas. En ese apartado lugar vivía un escultor y las dos hermanas solían visitar al escultor y su taller, interesándose por este arte. Al terminar las vacaciones la abogada se apuntó a clases de escultura y cada vez se aficionó más al arte escultórico. Más tarde expuso sus obras y un tiempo más después dejó su bufete de abogados para dedicarse plenamente a sus pasión. Ahora su vida es mucho más simple y feliz.


Trabaje menos y disfrute más
 

Pasamos gran parte del día trabajando. Sería estupendo trabajar menos y disfrutar más tiempo realizando otras actividades.
En muchos países está muy arraigada la costumbre de permanecer muchas horas en el puesto de trabajo y laproductividad pasa a un segundo plano. Hablamos del partido de fútbol del domingo, nos tomamos algunos cafés, charlamos de los hijos y “cotilleamos” de otras personas de la oficina. Algunos alegarían “Total, si vamos a estar muchas horas en el trabajo es mejor hacerlo de forma más agradable”. Y esto puede tener su parte de verdad. pero existe otra posibilidad. Si ahorramos todas esas interrupciones acabaremos antes nuestras tareas y ese tiempo que nos sobra lo podemos utilizar par hacer deporte, estar con nuestra familia o, ¿porqué no?, para estar con nuestros compañeros, en una terraza de un bar, compartiendo las conversaciones que no hemos tenido en el puesto de trabajo y unas cervezas.

Otra forma de alargar la jornada laboral es querer hacer todo hoy, que no quede pendiente nada, sea o no urgente. Conozco pocos trabajos en los que no se puedan dejar tareas para el día siguiente. Se trata de establecer unas prioridades que sean realistas, y una planificación del tiempo en la que se tenga en cuenta que siempre pueden surgir imprevistos y que estos ocuparán su tiempo.
Estar menos horas en el trabajo y sacar adelante el mismo trabajo o más es un tema que debe comunicarse bien, ya que algunos jefes y compañeros sólo verán que sales antes por la puerta de la oficina. Pueden pensar que trabajas menos y caer en la tentación de asignarte más tareas cuando ya has cumplido con lo tuyo.


Ponga fin al trabajo no productivo




xisten muchos trabajos no productivos: sacar punta al lápiz, hacer llamadas innecesarias, organizar la agenda,… Ciertas tareas no productivas son indispensables pero hay otras que se pueden evitar. Pon fin al trabajo no productivo innecesario y simplificarás tu vida, ahorrando tiempo.
Básicamente existen dos motivos para gastar tiempo y energía en trabajos no productivos:

No queremos hacer lo que deberíamos estar haciendo y le damos vueltas a otras cosasNo tenemos trabajo y hacemos ver que estamos haciendo algoEn el anterior post ya apuntábamos que lamentablemente se está primando la cantidad de horas en lugar de la productividad. Deshacernos del trabajo no productivo obviamente aumentará nuestra productividad, necesitando estar menos horas en la oficina y disponiendo de más tiempo libre para otras activiades.
Incluya a su familia en su vida profesional



Incluir a la familia en el trabajo siempre es positivo. Es bueno que los niños sepan a que se dedican sus padres, qué hacen cuando les dejan en el colegio y se van a trabajar. Que sepan que sus padres están en un lugar determinado, haciendo cosas concretas, es mejor a la sensación que tienen por no saber muy bien donde están y que hacen sus padres durante todo el día.
Si es posible, los chicos pueden visitar de vez en cuando a sus padres en sus lugares de trabajo. Esto hará que los niños comprendan más a sus progenitores y puedan participar en más conversaciones en casa, y para los padres ser visitados por sus hijos les suele provocar una sensación de calma muy placentera.




Eso fue todo por ahora! 
¡Muchas gracias por leer hasta el final!

0
0
0
3
0No comments yet