Popular channels

Aduéñese de sus actos

Para aquellos que buscan avanzar en su profesión y mejorar sus negocios, permítanme hacer brillar una luz de guía, o para otros, identificar algunas realidades que pudieran haberlos estado deteniendo. Porque la realidad es que donde están hoy es un resultado directo de sus decisiones y acciones del pasado, y con el fin de avanzar rápidamente, son imperativas nuevas decisiones y acciones. Por lo tanto, con el fin de tomar impulso hacia adelante , sus nuevas decisiones deben basarse en el primer principio de una mente emprendedora.

Comencemos con una idea rápida de cómo mi segunda compañía inició sin un plan de negocios pero resolviendo un problema más grande en una industria objetivo. Cuando los miembros de una asociación encargada de asesorar a una industria de 25 mil millones de dólares estaban a punto de ser multados por cientos de miles de dólares debido a una inminente ley, uno pensaría que habrían aceptado y distribuido un documento que describiera cómo los miembros podrían protegerse a sí mismos. Sin embargo, se negaron. El único comentario de la asociación fue que si compartieran y distribuyeran el documento aconsejando a sus miembros, estarían aceptando esta inminente ley.

La ley fue aprobada. Además, una vez que la asociación había tomado esta decisión, nosotros fácilmente podríamos haber optado por retirar nuestro apoyo diciendo que lo habíamos intentado, hubiéramos podido argumentar nuestro punto con ellos, o culpar a su falta de liderazgo en la materia. Sin embargo, con la visión de uno solo de estos principios, mi compañía, enfocada en la solución en lugar del problema, evitó este obstáculo y encontró un método más eficaz y de mejor reputación para distribuir el documento a sus miembros. Ahorrándole así a la industria cientos de miles de dólares, y convirtiéndonos instantáneamente en líderes en la industria.
Sin importar si son ricos o están luchando por sobrevivir, o si tienen experiencia o apenas están comenzando, este primero de tres principios formará una parte esencial de las bases necesarias para hacer crecer su idea, profesión o negocio. Para aquellos que sienten que se han perdido en el pasado o que han sido controlados por las decisiones de otros, esto les ayudará a recuperar el control. Así que si están listos, les presento el primer principio de una Mente Emprendedora.


Principio número uno. Tomar posesión:
El primer principio de la mentalidad del emprendedor, que aprendí de construir tres de mis propias empresas exitosas desde cero, comienza con ser dueños de sus actos. Cuando somos dueños de nuestras vidas, de donde estamos hoy, y dueños de nuestro propio mapa y acciones, entonces podemos realmente comenzar a echar raíces y fortalecer la base necesaria para lograr el crecimiento, la prosperidad y la realización.

Esas buenas personas que por desgracia caen en la trampa de creer que lo que son y donde están es el resultado de su entorno, de un pasado limitante, o de otras personas, sin saberlo renuncian a ser dueños. Esta consecuencia puede llevar a la pobreza de salud, riqueza, mente, corazón y felicidad. La buena noticia es que estas personas buenas y valientes todavía pueden cambiar, incluso si es un paso a la vez. Cuando somos dueños de nuestros resultados en nuestra profesión y negocio, aceptamos la responsabilidad del lugar en donde estamos hoy, nos comprometemos con nuestros objetivos y resultados futuros y tomamos la responsabilidad total de los preparativos y las medidas necesarias para avanzar. Debemos tomar posesión de nuestro pasado, presente y futuro.

“No es que sea más listo, es porque me quedó
mas tiempo resolviendo los problemas.”
- Albert Einstein

En mi propia empresa, utilizando este principio solamente, mi equipo siempre avanzó rápidamente en el escalafón. Por ejemplo, cuando un miembro del equipo pedía discutir un desafío o problema, él o ella sabía que debía adueñarse desde el principio y llegar a la reunión con al menos dos soluciones para la cuestión que debía abordarse. Estos empleados empoderados, liberaron mi tiempo y lo más importante, desde un punto de vista empresarial, nos hicieron más eficientes, enfocados en las soluciones y finalmente más rentables.

Si tienen oportunidad de escuchar por casualidad frases como: “Ese no es mi trabajo.”, “No puedo porque… “, “Hay un problema con …” y “Yo simplemente no tengo …”, encontrarán una y otra vez que la toma de posesión no fue provista o establecida. Como gerente o propietario de un negocio, ser dueño de los resultados de su equipo también significa permitirles ir más allá de sus responsabilidades diarias y adoptar la toma de posesión de los objetivos de la compañía también. Recuerden, ¡la gente paga bien para resolver problemas, no para añadir a ellos!

El adueñarse de un resultado de la empresa o personal es también una poderosa manera de ver los nuevos métodos y oportunidades desde una perspectiva diferente y de mayor fortaleza. Con una visión avanzada y previsión desarrollada, no sólo van a atraer y construir más de lo que quieren, se moverán más rápido y con mayor fuerza a través de su desarrollo, porque verán cosas que la mayoría de la gente habría pasado por alto. En última instancia, esto les dará una ventaja competitiva.

Por último, como su coach y amigo en este proceso, necesito ser franco. No todo el que toma posesión de su resultado necesariamente llega a conseguirlo. Sorprendente, ¿no? Si fuera así de fácil, el libro se acabaría aquí.

Es muy similar a un corredor de maratón que corre hacia el Este decidido a ver una puesta de sol, preguntándose por qué nunca ve una puesta de sol. Es por eso que el segundo principio de la mentalidad emprendedora, que reside en la agilidad, se dará a conocer en detalle en la próxima edición como un complemento a este poderoso principio, especialmente para aquellos que han estado corriendo lo que se siente como un maratón hacia sus resultados, pero que preferirían hacer carreras cortas y rápidas de mayor potencia.
Escrito por,
Erik kikuchi
0
0
0
0No comments yet