Check the new version here

Popular channels

Argentina podría enfrentar reclamos por todas sus reservas


Al filo del default, debaten si Argentina podría enfrentar reclamos por todas sus reservas


Afiches de grupos oficialistas en contra del Juez Griesa

Estiman que el no pago de los intereses de la deuda activaría reclamos por 29 mil millones de dólares.

El posible default de la Argentina -el segundo en trece años- genera debate acerca de las consecuencias que tendrá el incumplimiento en la reestructuración de la deuda que hicieron Néstor y Cristina Kirchner en 2005 y 2010.

Además de la temida cláusula RUFO (que se activaría si Argentina paga a los buitres antes del 2015), los canjes de deuda establecieron otras cláusulas que podrían derivar en millonarios reclamos contra el país. Se trata de la cross default -tenedores de bonos no defaulteados se consideren en cesación de pagos- y de la de "aceleración" de los bonos defaulteados -esto es el derecho de los bonistas que sufren el default de exigir el pago de todo lo adeudado-.

Según la agencia Bloomberg, esos reclamos podrían generar demandas por hasta 29 mil millones de dólares, “una potencial demanda que podría vaciar las reservas del país”.

"Esto significaría que Argentina estaría en default por toda su deuda y todos se encontrarían en la misma situación", dijo Anna Gelpern, miembro del Peterson Institute for International Economics y profesora de Derecho en la Universidad de Georgetown.

"La nación podría verse obligada a pagar miles de millones de dólares de forma inmediata. Sobre la base de las cláusulas cross-default, Argentina tendría que pagar el balance total -más intereses no pagados- de los títulos, si al menos un 25 por ciento de los tenedores de deuda deciden pedir que se les devuelva el dinero", agrega Bloomberg.

De acuerdo al análisis que hizo ayer el abogado Horacio Liendo, la activación de la cláusula de “aceleración” no es tan sencilla de concretar y exige un piso mínimo del 25% de los bonos defaulteados. “Si antes que venza la cláusula RUFO, un 25% del capital de los bonos nuevos lo declara, se acelerarán los vencimientos y se producirá el incumplimiento cruzado, siendo toda la deuda reestructurada exigible, retrotrayendo la situación de la deuda al 2005”, advirtió.

Mientras tanto, el abogado Eugenio Bruno, del estudio Garrido, explicó que si Griesa mantiene bloqueados los pagos de todos los bonos que vencen el 30 de julio, se activaría la cláusula de “aceleración”, mientras que la cross default se activaría si el juez libera el pago de algunos bonos.

Al respecto, BBC cita la opinión de analistas económicos que creen que en particular los tenedores de los bonos Par podrían pedir el adelantamiento, ya que estos papeles vienen exhibiendo una demanda sostenida, a diferencia de los otros bonos que han sufrido caídas en los últimos meses. "Se trata de un bono barato y con un vencimiento muy largo, por lo que es probable que los tenedores pudieran querer anticipar su cobro", dijo Luciano Cohan, economista jefe de Elypsis.

Henry Weisburg, experto en deuda soberana del estudio de abogados Shearman & Sterling, con base en Nueva York, le dijo a BBC que es imposible saber cuántos acreedores podrían querer el pago anticipado de sus bonos. No obstante, señaló que el proceso de aceleración requeriría una complicada serie de pasos legales que podrían disuadir a los bonistas, en especial si Argentina normaliza sus pagos de deuda en 2015.

“Si se pidiera un adelantamiento de los pagos, se descuenta que Argentina abriría un nuevo canje de deuda para hacer frente a los reclamos, algo que tampoco conviene a muchos”, agrega el medio. Por eso Weisburg sostiene que los claros "ganadores" en caso de un default serán quienes tienen seguros contra default y quienes hayan vendido deuda argentina, con la intención de recomprarla a menor precio tras la cesación de pagos.


0
0
0
0
0No comments yet