Check the new version here

Popular channels

Buitres de segunda generación proponen una nueva negociación

Los "me toos", o al menos parte de ellos, proponen ahora ser el puente de negociación entre la Argentina y los fondos buitre para llegar a un acuerdo que defina el "juicio del siglo" sin "vencedores ni vencidos". Se trata de los fondos Trinity y Red Pine, dos de los tenedores de deuda en default que no ingresaron a los canjes de 2006 y 2010 y que no iniciaron una causa ante Thomas Griesa. Ahora, a través del estudio de abogados Morgan Lewis, enviaron una nota oficial al juez de Nueva York para ofrecer el inicio de conversaciones. Según ese texto, ambos fondos -dos de los varios que se anotaron en el listado que fue armando entre noviembre de 2014 y febrero pasado el "special master" Daniel Pollack- proponen una negociación desde cero, juntando en una "mega reunión" a todas las partes interesadas. Incluyen en el llamado al Gobierno argentino, al juez, al "special master" y a la totalidad de los fondos buitre, incluyendo al NML Elliot, al Dart y a todos los que vencieron en el juicio. Además propone incorporar a Exchange Bondholders, Euro Bondholders y a los representantes del Banco Central de la Argentina, al Citibank al BoNY y a todas las entidades financieras que están incluidas en el caso.



Según el estudio Morgan Lewis, a través del abogado del bufete Timothy De Sieno, el encuentro podría desarrollarse en abril, en Nueva York o en cualquier otra ciudad siempre dentro de los Estados Unidos; para abrir negociaciones directas las que deberían además tener un aval explítico del Gobierno de Barack Obama.

Aún no se conoce la respuesta de parte del Gobierno argentino, que hasta anoche no había recibido la propuesta formal ni de los fondos que ofrecen la negociación ni del juez Griesa. El único antecedente de este tipo de iniciativa fue fallido, cuando en junio del año pasado el ministro de Economía, Axel Kicillof, desmanteló un intento de acuerdo al que habían llegado la banca privada argentina con representantes de los fondos buitre.

Trinity y Red Pine son parte de los "me toos" que reclaman unos u$s 5.400 millones a la Argentina aún en default. Son los tenedores de bonos argentinos en default que no hicieron originalmente juicio ante Thomas Griesa, pero se presentaron ahora ante el juez para reclamar el pago del dinero luego de que los fondos buitre ganaran el "juicio del siglo". Los u$s 5.400 millones surgen del cálculo final publicado en el tribunal de Griesa a partir del listado que "pacientemente" fue elaborando el "special master" Pollack en su juzgado, al recibir de parte de los acreedores los documentos de sus reclamos de deudas impagas. La nómina de acreedores luego fue entregada a Griesa, que el lunes pasado se la giró a los abogados del estudio ClearyGottliebSteen& Hamilton (CGS&H), que representan al país. Éstos luego le entregaron los datos al Ministerio de Economía, que finalmente ordenó a Carmine Boccuzzi y Jonathan Blackman (los abogados de CGS&H que llevan al caso argentino), que elaboraran un escrito que le aclare a Griesa que la deuda total no sería reconocida y que el país absorbería el derecho a revisar las demandas. La Argentina tiene igualmente tiempo hasta el martes 7 de abril para realizar objeciones puntuales sobre los integrantes y los montos del listado ante Griesa; que luego se tomará hasta el 1 de junio para dictar un fallo definitivo sobre este tema, el que, se descarta, será negativo para el país.

Dentro del listado de los "me toos" no hay mayores sorpresas; y, tal como se presuponía, en un 85% se trata de los mismos fondos buitre que habían ganado ante el juez de Nueva York el juicio contra el país. Esto quiere decir que fondos como NML Elliott, de Paul Singer; Olifant, Aurelius, ACP Master, Blue Angel y Blackrock, se dedicaron desde 2008 a comprar toda la deuda posible en default a los acreedores que ya no quisieran litigar contra el país (incluyendo muchos bancos de primera línea), para luego acumular la mayor cantidad de bonos argentinos en default y esperar una victoria en los tribunales de los Estados Unidos. Como muchas de estas operaciones se concretaron luego de mayo de 2008, cuando comenzó el juicio en el tribunal de Griesa, estas tenencias debieron esperar a un costado hasta que el propio juez (luego de haber rechazado el caso la Corte Suprema de los Estados Unidos en junio de 2014) haya dictaminado definitivamente la victoria de los acreedores por sobre la Argentina.

Se confirmó también que entre los nuevos fondos que se presentaron figura el EM LTD, propiedad de Kenneth Dart, quien posee la mayor cantidad de deuda impaga por casi unos u$s 2.000 millones adquiridos desde noviembre de 2001 hasta fines de 2008. Figuran además el FFI Fund, Lightwater, Old Castle, Settin, Capital Ventures International, Capital Markets Finantial Services, Fogia, Tortus Capital Master Fund, Trinity Investiment Limited, Montreux PArtners, Los Angeles Capital, Wilton Capital, MCHA Holdings, Andrarex, Arag-A Limited, Attestor Mater Value Fund, GMO Emerging Contry Debt Investment y BancaArner SA.




0
0
0
0
0No comments yet