Canales populares

Cristina Kirchner dijo que Thomas Griesa "no es juez"

Cristina Kirchner dijo que Thomas Griesa "no es juez" porque no respeta "la igualdad ante la ley"




CARACAS.- La presidenta Cristina Kirchner agradeció hoy aquí a todos sus pares del Mercosur el fuerte respaldo que le dieron a la Argentina por su conflicto con los fondos buitres, cuando falta sólo un día para entrar en default con los bonistas del 2005 y 2010, y anticipó que "seguirá pagando religiosamente todos los vencimientos" de deuda aunque la Justicia los inmovilicen.

Sin decirlo, la mandataria argentina no informó sobre avances en las negociaciones en Nueva York, con lo cual dejó entrever que la Argentina entrará mañana en default , aunque repitió que su gobierno no caerá porque "pagó todos los vencimientos" y hasta puso de relieve que ayer se canceló la primera cuota de la deuda con el Club de París.

"Yo creo que lo que intentan decirnos al agitar el default no tiene sentido, default es cuando uno no paga y Argentina pagó", dijo la Presidenta. Y agregó que La Argentina reafirma una vez más su voluntad para dar pago al cien por cien de sus acreedores en forma justa, equitativa, legal y sustentable".

Además, ante los presidentes reunidos en la 46ta Cumbre del Mercosur , la mandataria le reclamó al juez federal de Nueva York, Thomas Griesa , que libere los depósitos que la Argentina pagó el 26 de junio por 1100 millones de dólares por el vencimiento del 30 de ese mes y cuyo plazo de gracia vencerá mañana.

Esos giros fueron congelados por Griesa y se encuentran inmovilizados a pedido de los fondos buitres en los bancos pagadores, Bank Of New York, Citibank, JP Morgan y Euroclear. El juez dispuso que no pueden ser pagados mientras Argentina no cumpla el fallo que ordena cancelar la deuda de 1500 millones de dólares con los fondos NML Elliott y Aurelius.

La Presidenta criticó con dureza a Griesa y dijo que "no es juez" porque no respeta "la igualdad ante la ley" y no resuelve de manera "igualitaria", al permitirle a algunos bancos que paguen a bonistas (como en el caso Repsol ) y a otros no.

Cristina Kirchner aseguró que Griesa "decidió inmoviliar los fondos, algo que no tiene una figura legal jurídica" y denunció que ayer le permitió al Citi pagar bonos de ley local para cumplir con el acuerdo con Repsol: "Autorizó a un banco norteamericano a pagar a los bonistas, luego lo desautorizó y ahora volvió a autorizarlo, pero no autorizó a otros bancos".

"¿Cómo se llama el proceso jurídico donde un juez autoriza a pagar a unos sí y a otros no?", se preguntó.

"Agradezco profundamente la solidaridad de todos los integrantes del Mercosur ante la agresión de los fondos buitres", dijo Cristina Kirchner en un discurso de 30 minutos pero sin novedades sobre avances en las negociaciones.

Al hablar en la Casa Amarilla, la cancillería venezolana, en esta ciudad, la Presidenta dijo que la Argentina viene "pagando religiosamente todos los vencimientos" de deuda "sin acceder al mercado de capitales, con recursos propios" y sin recurrir "a nuevo endeudamiento para saldar nuestras deudas de 2005 a la fecha".

La mandataria denunció a quienes "pretenden asustar" al Gobierno amenazando con que "sufrirán las 10 plagas de Egipto" si no acata el fallo de Griesa. "Las 10 plagas de Egipto ya las vivimos en el año 2001 cuando precisamente otro gobierno hizo exactamente lo que le dictaban desde afuera", dijo.

"Los fondos están inmovilizados sin que nadie decida sobre ellos y que puedan llegar a sus legítimos dueños", dijo la mandataria.

En otra invitación a los fondos buitres, la jefa del Estado dijo que nuestro país "no está pidiendo que nadie le regale nada" y que "hoy está abierto el canje" para que el 7,6% de los tenedores de bonos que no ingresó en los canjes de 2005 y 2010 pueda incorporarse y obtenga "una tasa de retorno del 300 por ciento en dólares".

"En la Argentina la ley nos marca que para decidir sobre la deuda externa debemos remitirnos al Congreso y así lo hemos hecho, ya que todos los acuerdos se han remitido al Congreso para su aprobación", dijo la Presidenta. Pese a que la mandataria ahora suele invitar en cada discurso a los holdouts a sumarse al canje de deuda, en 2005 fue el propio gobierno de Nestor Kirchner el que impuso una ley cerrojo, por la cual todos los acreedores que no entraban en el canje quedaban condenados a no cobrar nunca más. Durante 2010 se suspendió por unos meses para hacer un nuevo canje, pero luego la Presidenta se puso firme y advirtió que el 7% que no había aceptado los canjes no cobrarían sus deudas y esto fue clave en el fallo de Griesa y en la confirmación luego de la Cámara de Apelaciones de Nueva York.
0No hay comentarios