About Taringa!

Popular channels

El niño malcriado al que no le gusta perder

Ricardo Etchegaray me hace acordar a mis tiempos de niñez, cuando iba a jugar a la casa de un niño rico judío muy malcriado. Cada vez que le tocaba perder, cambiaba las reglas de juego para que me correspondiera perder a mí.

Si jugabamos a las chapitas, el que quedaba más cerca de la pared era el que ganaba, pero si no era él quien quedaba más cerca de la pared, entonces de repente el juego consistía en quedar lejos de la pared. Y cada vez que yo le ponía una objeción, él llamaba a su mamá y lloraba como si le hubiera pegado. Y por supuesto que la madre entonces se enojaba conmigo, siendo que yo solamente había reclamado lo que me parecía justo.

Entonces, me encontraba con solo 7 años, queriendo jugar a las figuritas o a las chapitas, pero si jugaba con él tenía que perder todas las veces, y volverme a mi casa con las manos vacías, llorando y sin figuritas ni chapitas, más triste de lo que estaría si no hubiera jugado.

Así, esa misma sensación me está causando este "personaje" Ricardo Etchegaray, con el impuesto a las ganancias sobre las transacciones con tarjetas de crédito, queriendo creer que mi dinero bien ganado es de él.

Por supuesto que no me voy a quedar de manos cruzadas: Sacaré todo mi dinero del sistema financiero argentino y no jugaré más a las chapitas ni a las figuritas en tu casa.

Jugaré con compañeros más honestos, con reglas claras. Si me toca ganar podré disfrutarlo, y si me toca perder, voy a entender que tengo que aprender a hacerlo mejor.

Pero será un juego justo.
0No comments yet