1. Economía y Finanzas
  2. »
  3. Empresas y negocios

Emprendió a los 18 años y es el Mark Zuckerberg latino

Lleva diez años construyendo un emporio económico que hoy factura varios millones de dólares. Se llama Andrés Barreto y es de nacionalidad colombiana. A los 18 años comienza un proyecto universitario que llegó a convertirse en la primera plataforma de audio en streaming, llegando a tener más de 35 millones de usuarios.

Si bien ha logrado amasar una modesta fortuna a su corta edad, ha decidido invertir sus ganancias en proyectos latinoamericanos, siendo inversionista de capital de riesgo. Tiene como meta fomentar el desarrollo tecnológico en la región para convertir a América Latina en una potencia mundial en emprendimiento tecnológico. Él considera que si en una ciudad de 100.000 habitantes nació una empresa que mueve varios millones de usuarios en todo el mundo, dónde nació su primer proyecto, América Latina definitivamente parecía un paraíso de oportunidades.

Desde entonces, Barreto ha financiado múltiples proyectos latinoamericanos directamente, de los cuales siete de ellos hoy compiten con las más destacadas de Silicon Valley. También ha invertido en 21 proyectos que él considera de potencial global. Paralelamente creó una fundación en Colombia para enseñar a niños a programar en ocho semanas. Esta es la historia de un joven con gran amor por los computadores. Que ha contado con el apoyo de sus padres, una odontóloga y un ingeniero electrónico.

https://kn3.net/adriannnava/50-B-0-C-2-E-3-94F-JPG.html

Emprendió los años Mark Zuckerberg latino

Siendo niño se mudó, junto con su familia a EE.UU. Allá estudió en una escuela pública. Sus notas no eran muy sobresalientes, de un tope de 4 siempre lo mantuvo a rededor en 2,7. En una oportunidad se le preguntó ¿Tenías amigos? ¿Ibas a fiestas?, a lo cual él respondió:

“Mis amigos eran más ñoños que yo, aunque a ellos sí les iba bien en el colegio. Y de fiestas, nada. Fue hasta grande que empecé a salir. Éramos muy nerds. Lo que sí hice fue deporte. Jugué tenis por siete años, hasta que me di cuenta de que mi carrera profesional como tenista no iba para ningún lado, así que decidí quedarme con mis computadores.”

A los 18 años salió de Miami y se fue a Gainesville para estudiar en la Universidad de la Florida. Intentó estudiar ingeniería, pero, se llevó bien con las matemáticas. Sin embargo, no permitió que eso fuera una excusa para no involucrarse en el mundo de la ingeniería. Así que en segundo semestre fundó una empresa llamada Grooveshark, actualmente la mayor plataforma de streaming del mundo, con 35 millones de usuarios al mes. La empresa arrancó con estudiantes de ingeniería de la misma universidad. En Estados Unidos no es común que las personas se desarrollen en la carrera que estudiaron. Y mucho menos en la industria de tecnología.

Luego Intentó estudiar periodismo, pero no pudo entrar a la carrera. Intentó estudiar administración de empresas, pero, en sus palabras “Me di cuenta que la administración de empresa que enseñan en la universidad tenía poca relevancia frente a lo que yo estaba haciendo”

Grooveshark nació en un dormitorio 24 horas, a lado del laboratorio de computación de la universidad. Meses después de abrir operaciones pudieron alquilar una oficina del tamaño de un clóset, donde metieron a seis estudiantes a trabajar. Se creó a punta de estudiantes y practicantes, que estaban aprendiendo a programar, diseñar, vender, manejar contabilidad y leyes. Era el año 2006 y todos debían tener alrededor de 18 años. Sus primeros escritorios eran unos vejestorios rescatados del basurero de la Facultad de Arquitectura. También usaban las cajas de los computadores como bases y la caja de un tablero fue su primera mesa de juntas. Hoy en día en esta empresa trabajan alrededor de 80 a 100 personas.

“Todas mis empresas han nacido de una necesidad propia. Sam Tarantino es músico y él quería distribuir su música y hacer dinero con ella. Yo quería poder oír música del mundo, porque en el pueblito de Gainesville era muy difícil hacerlo.”

Estos proyectos, según Andrés, arrancaron con las uñas, pero sin capital. El alega haber escuchado en muchas oportunidades tres excusas para no emprender. La primera es que no hay emprendimiento porque no hay dinero. Pero para empezar una empresa de tecnología no se necesita dinero. Él lo demostró. Groveshark no se creó en Nueva York o en Silicon Valley, se creó en Gainesville, una ciudad de 100.00 habitantes, en la mitad de la nada. Creo que lo único que hay alrededor son 300 kilómetros de pantano

https://kn3.net/adriannnava/50-4-7-1-5-5-5-99E-JPG.html

Emprendió los años Mark Zuckerberg latino

“En 2008 empecé a viajar y en 2009 me fui definitivamente a América Latina para no volver a Estados Unidos en un buen tiempo. Me fui para crear la audiencia de Pulso Social. En esa época nadie hablaba de emprendimiento tecnológico, entonces me tocaba ir, de ciudad en ciudad, tocando puertas. Me di cuenta de que tener un medio que hablara de emprendimiento no era suficiente. Si de verdad quería cambiar la cultura, tenía que buscar otros medios que cubrieran emprendimiento y tecnología. Entonces, en ese año abrí mi tercera empresa, Socialatom. Es una agencia de relaciones públicas que ayuda a crecer a otras empresas de emprendimiento. Hoy la contratan Netflix y otras grandes empresas de Silicon Valley. Con esas empresas resolví esa excusa: sí hay cultura emprendedora.”

“Mi objetivo, de aquí a los próximos diez años, es abrir las inversiones que hacemos con mis socios para poder acompañar a los emprendedores con tres y cinco millones de dólares por equipo emprendedor. En este momento hacemos inversiones pequeñas, de 50.000 dólares. Pero si gracias a este modelo a escala pequeña hemos logrado que algunas de las empresas hayan obtenido millones de dólares en inversión de riesgo y compras por millones de dólares, imagínese lo que se puede hacer con más.”

Emprendió los años Mark Zuckerberg latino
+2
0
0
0No hay comentarios