Popular channels

La herencia del dinosaurio

Esta es parte de un texto de Juan Miguel Zunzunegui sobre el PRI y el gobierno para la revista Newsweek en Español

El link de la nota completa está al final


México y el mexicano son una construcción ideológica hecha por un partido que supo organizar y encauzar una guerra civil y convertirla en una revolución. México y el mexicano, si entendemos México como una estructura política, social y económica, y al mexicano como una mente que contiene ideas, cultura, identidad, mitos y traumas, son una creación del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El partido creó esa revolución en la mente de los mexicanos, la hizo social, le dio sentido, valores y principios, inventados todos ellos sobre la marcha o mucho después; creó una ideología, hizo instituciones con base en la llamada revolución y nos hizo revolucionarios; es decir que encauzó políticamente nuestra proclividad al caos y la violencia. El partido dijo dotarnos de instituciones, pero solo nos dio un caudillismo más refinado y sutil que es la fuente de su poder y de la relación de codependencia entre un pueblo y un partido.

El pueblo mexicano tiene una relación muy neurótica con el PRI, una enfermiza codependencia, una obsesión y una adicción. Decimos odiar al PRI y sus modos dictatoriales, pero en el fondo queremos al gran patriarca presidencial que resuelva todo rápido y por decreto. Culpamos al partido de la revolución de todas nuestras desgracias, pero nos aferramos a la contradictoria identidad nacional que ahí se construyó; lo despreciamos al mismo tiempo que lo consideramos un mal necesario, renegamos de él pero veneramos la revolución que ellos inventaron, la revolución ideológica, la del discurso, la de los murales... la que nunca existió.

http://www.newsweek.mx/index.php/articulo/11444
0
0
0
0No comments yet