Check the new version here

Popular channels

La invasión de la venta ilegal vista desde un drone



En la instancia final de la campaña electoral en la Ciudad de Buenos Aires, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) registró inéditas imágenes de la invasión de la venta ilegal desde un dron, y reclamó que el futuro Jefe de Gobierno recupere las veredas para los vecinos.

El dron partió desde las avenidas Nazca y Avellaneda, zonas donde los manteros se han adueñado del espacio público. Las imágenes obtenidas mediante una cámara en HD demostraron cómo se ofertan allí, ilegalmente, vestimenta, calzados, juguetes, artículos de electrónica y hasta alimentos. En las imágenes se podrá ver que los manteros ya no sólo ocupan las veredas sino también las calles, impidiendo la normal circulación del tránsito.



La venta ilegal es un flagelo que afecta, sobre todo, a los pequeños y medianos comerciantes ante la competencia desleal, pero también a los vecinos porque detrás de los manteros y las saladas existe un negocio millonario diseñados por mafias organizadas que desarrollan un sistema de trabajo esclavo, trata de personas en talleres clandestinos, contrabando, robo y piratería de mercadería y corrupción. Es decir que la venta ilegal es sinónimo de mayor inseguridad.

La proliferación de la ilegalidad no solo destruye al comercio sino también al país, porque el negocio clandestino no permite el ingreso de impuestos, desalentando a la industria, a los emprendedores, la radicación de empresas y el desarrollo de la Nación (menos recaudación para invertir en obra pública).

También el vendedor ilegal es víctima porque carece de derechos como trabajador (cómo se ve en las imágenes, hasta tienen que comer en la vía pública para no descuidar la manta). Un trabajador ilegal significa un trabajador menos formal; y un mantero, una PYME menos.

De acuerdo con el último informe de la CAME realizado en base a un muestro en 439 ciudades de la Argentina, la venta ilegal en marzo de 2015 ascendió a $ 3.638 millones, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sigue siendo la más afectada por la informalidad.

Un estudio realizado por FECOBA, entidad adherida a CAME, arrojó que la Av. Avellaneda encabeza el ranking porteño en cuanto a cantidad de manteros, con 814 vendedores informales. Este número se duplica durante los fines de semana.

El dron continuó luego sobrevolando por las avenidas Rivadavia y Acoyte, en el barrio de Caballito, donde hay 498 puestos ilegales ubicados en las veredas.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New