Check the new version here

Popular channels

Lo que puede esperar Uruguay de un posible default de Argent

La eventualidad de un default de Argentina -aún posible pese a una orden de última hora de ayer del juez del caso-, tendrá efectos puntuales en Uruguay, sobre todo por el lado comercial y la llegada de inversiones de ese país que seguirá resentida.



Este mediodía, una delegación oficial argentina se reunirá en Manhattan con el mediador judicial Dan Pollack para intentar dirimir el diferendo con los holdouts (fondos buitre) en lo que sería la última negociación antes del ingreso del país en cesación de pagos, que podría darse el jueves (ver página A3).

El posible ingreso de Argentina en default genera incertidumbre en algunos aspectos en Uruguay, aunque en otros el país está preparado. Aún sin medir impactos, sectores industriales y exportadores entienden que, de concretarse, la medida generará algunas consecuencias en el mercado local.

El vicepresidente de la Cámara de Industrias (CIU), Gabriel Murara, dijo a El País que Argentina (a través de diferentes maneras) viene complicando a Uruguay desde hace tiempo y este hecho será un golpe más. "Argentina dice que no va a haber problema porque van a pagar, pero va a ser un golpe a nivel regional. La situación va a tener sus repercusiones", expresó el industrial.

Para Murara, la crisis que podría avecinarse sería distinta a las ocurridas anteriormente, ya que el ingreso en default dejaría a Argentina con cualquier camino posible bloqueado. El empresario señaló que la situación abriría dos frentes para Uruguay. Por un lado, una mayor retracción en el ingreso de mercadería en el país, lo que afectaría aún más la deteriorada relación comercial bilateral existente; y por el otro una complicación si las empresas argentinas no logran colocar sus productos en el mercado interno y sale al exterior a ofrecerlos a precios más baratos que el resto de sus países competidores. "El hecho puede tener un doble efecto importante que en cualquiera de los dos casos complicaría a Uruguay", dijo Murara.

El presidente de la Unión de Exportadores (UEU), Álvaro Queijo, dijo a El País que hay dos aspectos en los cuales habrá que "tener en cuenta": uno será el impacto de la medida en el sector de los servicios uruguayos (que ya sienten los efectos de medidas monetarias restrictivas que aplica el gobierno de Cristina Fernández) y otro será el efecto que tendría en la inversión que realizan argentinos en el país. En ese sentido, indicó que básicamente el 50% de la inversión extranjera que recibe Uruguay proviene desde Argentina.

Por otro lado, Queijo descartó posibilidades de "contagio" en la actividad financiera o bancaria de Uruguay. También le restó trascendencia a una afectación mayor sobre las exportaciones uruguayas, ya que la participación de Argentina como comprador de mercadería local continúa cayendo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, señaló a El País que cualquier acción que toma Argentina tiene "alguna consecuencia" en Uruguay. Igualmente, el empresario señaló que delinear un escenario próximo sería una hipótesis ya que aún no se conoce el resultado de las negociaciones en Estados Unidos. Otegui indicó que actualmente Argentina se encuentra en una mejor posición que hace algunos años, como por ejemplo en 2001. Es por eso que si se diera el ingreso en default, el hecho generaría en Uruguay alguna consecuencia, aunque el empresario opinó que no sería "dramática".

Dudas y certezas.
El presidente de Vixion Consultores, Aldo Lema dijo a El País que "hay mucha incertidumbre y dudas de cómo Argentina manejará el default durante los próximos meses. Eso irá definiendo la intensidad de las consecuencias para Uruguay".

"Pero, en lo que hay certeza es que, si bien no se trata de un colapso como en 2002, acentuará muchos de los problemas que vienen arrastrándose desde hace un par de años", agregó.

Según Lema, "sin capacidad para políticas reactivadoras, ni financiamiento externo, Argentina seguirá estancada y debería acentuarse la presión sobre el dólar paralelo ante una mayor emisión monetaria para financiar al fisco. Aunque mantendrá alta la inflación en la vecina orilla, también implicará menores precios en dólares que seguirán complicando las exportaciones uruguayas de bienes y servicios".

Señaló que "por otro lado, también seguirá resentida la llegada de inversiones inmobiliarias y agropecuarias".

Esos menores precios en dólares, también pueden hacer que vuelva el turismo de compras de uruguayos en Argentina, lo que ha sido un dolor de cabeza para el comercio local.

Semanas atrás, el ministro de Economía y Finanzas, Mario Bergara señaló que si bien se está "atento" a "cada repercusión, no va a haber impacto macroeconómico ni nada por estilo. Hemos mitigado las vulnerabilidades y los riesgos".

Las cifras
4,1%
De las exportaciones totales, tuvieron como destino a Argentina en el primer semestre del año. Cada vez pesa menos.

480
Millones de dólares, fue lo que crecieron los depósitos de no residentes en 2013. En 6 meses de 2014, suben US$ 241 millones.

Legal ¿y bancos?
La socia de Ferrere Abogados, Sandra González dijo a El País que de producirse el default de Argentina, "es posible que se repitan efectos como el de la Fragata Libertad" (retenida en octubre de 2012 en Ghana por un recurso de un fondo buitre) y señaló que en Uruguay no habría efectos legales, "a menos que exista alguna batalla si es que hubiera activos de Argentina en el país". Por su parte, ayer varios diarios argentinos especularon con una huida de capitales hacia bancos uruguayos en junio. En junio respecto a mayo, los depósitos de no residentes se elevaron en US$ 132 millones, mayor al promedio mensual de este año, pero similar al aumento de mayo de 2013 de US$ 113 millones.
0
0
0
0No comments yet