Check the new version here

Popular channels

Los secretos de la "suerte" Parte II

Este post es una continuación de:

http://www.taringa.net/posts/economia-negocios/18108626/Los-secretos-de-la-suerte.html

Andá a verlo antes porque de otra forma vas a quedar descolgado del tema.




Ya están todos? Bueno voy a empezar igual:
Me quedaba por comentar algo relativo al mundo de las apuestas, que es un poco más avanzado y escapa lo que es estrictamente negocios, pero trataré nuevamente de bajarlo lo más a tierra posible porque cierra las ideas vertidas anteriormente. Tomá nota Albert.



El azar no existe. Ya lo dijo aquel genio, pero no está demás repetirlo para reforzarlo. Al calcular lo que sucede en un día normal de tu vida, surge rápidamente el "instinto" de ver todo como una cuestión de chances. Se llega a la idea de que (sí, ya te dije que estoy loco):
"Si hay un 20% de probabilidades de que mi novia/mujer quede embarazada después de que se olvidó (... sí, olvidó) tomar la pastilla del día 17, podríamos reducir ese riesgo por medio de una pastilla adicional el día X del mes y..."




Y no es así. La vida no funciona así, la suerte no existe. El desconocimiento existe. No es azar lo que consigue que Manchester United le gane a Liverpool, o una monedita de 50 centavos caiga de un lado u otro. Es porque desconocemos los factores determinantes en la consecución del resultado, que consideramos suerte a lo que mueve, motiva el resultado final. O podemos conocer los factores, pero desconocer su funcionamiento. De cualquier forma, con la cantidad adecuada de información, todo sería previsible, lo que desecha la posibilidad de aleatoriedad genuina.



Me fuí al diablo con el vocabulario teórico, pasemos a la práctica. La moneda de cincuenta me viene bien para esto.

Uno puede creer que hay X chances de que caiga de uno u otro lado, pero en realidad, según la inclinación que uno le da al momento de arrojarla al aire, la fuerza con la que la arrojamos, el momento en que la atrapamos y la forma en que ponemos la palma de la mano para hacerlo (si es que lo hacemos) sumados a un largo etcétera, van a determinar en un 100% el destino de esa moneda. No hay nada que escape a las condiciones objetivas de ese momento, la monedita tiene el "destino" sellado desde el momento que hacemos todo eso.




Lo que sucede es que no tenemos idea de cómo puede influir la posición de nuestra mano, o la inclinación al momento de arrojarla. Y como desconocemos todo eso, a la falta de información la llamamos suerte. La combinación entre lo que sabemos y lo que no sabemos es lo que finaliza con nuestro cálculo de las "probabilidades" en un evento.



OK ahora sí no los jodo más con el tema (por ahora). Soy un apasionado de esto, por eso siempre tengo ganas de compartir más, cuando hay laburo puedo pasarme días sin dormir. Pero por ahora está bueno descansar un poco también, y en ese sentido menos mal que 'descubrí' Taringa hace unas semanas porque es medio embole estar sin nada tanto tiempo.
Los dejo con otro hallazgo, una imagen de la hermana de Zaira vestida.


0
0
0
0No comments yet