Check the new version here

Popular channels

Se alquila, negocio redondo

En nuestropaís más de 13 millones de personas se encuentran sin tener una casa propia.Mientras los precios de los terrenos suben al igual que las casa, mientras loscréditos en los bancos por su tasa de interés no son lo suficientementeaccesibles o son inalcanzables para la mayoría de la clase trabajadora, elsueño de tener un techo propio esta cada vez mas lejos de sus manos. Mientrastantos hay una clase rentista, que libre de ser controlada, a encontrado en aquellanecesidad un negocio redondo.






MuchosArgentinos no tiene la resuelta la necesidad de un hogar permanente seguro,ellos depende de su estabilidad laboral y de su constante mejora de susingresos para llegar a fin de mes y pagar el alquiler. Son más de 3.000.000familias las que habitan bajo contratos de alquiler, préstamos o toma ilegales.De estos hogares son 2.000.000 los que están bajo un contrato de alquiler queabonan de forma mensual o quincenal, mientras el resto vive en terrenos y casausurpadas o bajo formas irregulares. Son más de 13.000.000 millones de personaslas que se encuentran si un techo propio según revelaron los datos definitivosdel Censo Nacional de Población y Viviendas 2010.


Aquellos pocosque tiene la posibilidad de ser quienes alquilan, se han convertido en unaclase rentista ligada al mercado interno. Mientras la clase que tiene medios deproducción, debe para aumentar sus ganancias estar innovando continuamente parasobrevivir en la viva competencia del mercado, e incluso  debe aumentar capacidad de fuerza de trabajogenerando empleo, y así se convierte en una clases transformadora de la economía del pueblo argentino. La claserentista, en  cambio, lo anterior letiene mayormente sin cuidado, ella debe preocuparse sólo de tres cosas: cobrarla renta más elevada posible por el bien escaso que pose, intentar conservarlosy acrecentarlos cuanto le sea posible. Entonces mientras Doña Maria con sus 300mil pesos se puso una panadería en el barrio y contrato 6 personas, Doña Rosacon su dinero compro un terreno e hizo dos departamentos chicos, solo sepreocupa por ir a cobrar y que no se le pase la novela.


Quien alquila sehace de un  dinero contante sinarriesgarse demasiado, “sin moverse de su sillón”, han encontrado  en ello una forma de vivir ociosa y fácil parahacer capital. Lejos de invertir el capital en otro rubro y bajo la lógica dela mayor renta posible, realizan nuevas casas y departamentos en el menorespacio posible, para poder de esta forma tener más inquilinos. Entonces ya esnormal alquilar una departamento con dos habitación (donde hay espacio en cadauna apenas para la cama y poder caminar), un baño y cocina comedor, ambos deespacio muy reducido, por un preciso descomunal. Entonces encontramos familiasque por no poder obtener otro hogar que el alquilado al precio más accesible,viven en un estado casi de hacinamiento.


La clasetrabajadora en los últimos 100 años se a trasladado constantemente a lasciudades en busca de trabajo, mientras básicamente la otra clase rentista, queposee grandes cantidades de tierra en las partes mas productivas del país endonde los costos de producción son mínimos y se utiliza una mínima mano de obra(conocidos hoy como los sojeros), deja a aquellos que vivieron toda su vida delcampo  sin laburo, sin tierras yexpulsados a las grandes urbes. Las ciudades en argentinas se han poblaronrápidamente, dejando un déficit habitacional constante.


Esto no es laprimera vez que pasa, por ejemplo en la época del 30 los conventillos eran elhogar de millones de familias que venían del campo a buscar fortuna o de losinmigrantes que huían de Europa de las guerras imperialistas y susconsecuencias. Los inquilinatos (conventillos) eran numerosos. Allí vivía, demanera insalubre, los trabajadores urbano. El aumento de los alquileres erapara ellos un problema recurrente desde principios de siglo, agravado por losefectos de la guerra. El gobierno de Yrigoyen tomó algunas medidas deintervención directa del Estado en la economía con un claro fin de justiciasocial. Ese es el caso de las Leyes 11.156 y 11.157 sobre alquileres yarrendamientos. Con esta legislación se quiso proteger a los inquilinos de losaumentos de precios que imponían los propietarios.


Hoy aproximadamenteson 3.000.000 de familias la que destinan mas de la mitad de su sueldo en pagarel alquiler y se mezquinan en comida, ropa, servicios, etc. para poder pasar elmes, o tendrán que buscar un trabajo adicional para llegar a fin de mes; yotras lejos de las posibilidades de pagar un techo estarán arrastradas a losasentamientos  y/o a ser ocupas. Elorigen del problema radica en la libertad de la economía, que ha venido fastidiandola vida de los trabajadores durante décadas, y  beneficiando  a la clase rentista y a la burguesía imperialista.


El gobiernodebe asegurar una vivienda digna para todos sus habitantes utilizando elestado, y si esto es posible solo interviniendo en la economía, pues debehacerlo sin dudar. Debe expropiar y/o usar las tierras del estado necesarias para ser repartidas aaquellos que no posea una, para construir su hogar. Paso paralelo, esnacionalizar los depósitos bancarios, para entre otras cosa hacer posible laadquisición de préstamos un una bajísima tasa de interés (hoy controlada por laclase rentista financiera, que obtiene sus ganancias extraordinarias deelevadas tasa de interés que cobran), posibilitando a las familias laconstrucción de la vivienda. Esto generara cientos de puestos detrabajo en el sector de la construcción, en donde desde empresas del estado sedebe  producir los insumos necesario parala construcción, a un costo bajo y accesible.


Por otro ladodebe intervenir en los alquileres, estableciendo precios máximos (hoydebería ser máximo 1500  pesos para casay departamentos de cuatro personas) en todo el territorio. En el caso que unhogar no sea alquilado al pasar un breve tiempo (ya que es probable queespeculen no alquilando hasta que se vuelva al estado anterior),  debe el estado ser el intermediario, ponerloen alquiler y alquilarlo a la mejor oferta posible (esto en Mendoza puede ser através del IPV ), luego dándole el cobro la propietario y dejándose una mínimacomisión para pago del servicio. Esto dejara más dinero en las familias quealquilan, que se reintegrara al mercado interno en consumo de bienes yservicios, generando en consecuencia mayor cantidad de puestos de trabajo. Yademás se debe prohibir la posesión de más de 5 casas y/o departamentos porgrupo familiar o persona soltera, en el caso que exceda el numero debevenderlas, de esta forma al aumentar la oferta de casas, disminuirá su precio.


Quizás hoy nosucede que faltan casa, sino que están en pocas manos, o al menos eso seintenta hacer por los beneficios que produce, a muy pocos.
0
0
0
1
0No comments yet
      GIF
      New