Check the new version here

Popular channels

Si Cristina defaultea podría haber una segunda devaluacion


Afirman que si Cristina defaultea podría haber una segunda devaluación



Es una de las secuelas que advierten en el mercado. Descartan que haya un efecto contagio en países emergentes.

La disputa judicial entre Argentina y los fondos buitres y la posibilidad de que el país caiga en default por segunda vez en trece años, siguen centrando la atención de los medios especializados y de los analistas del mercado internacional.

A 48 horas de la cesación de pagos, un artículo del Financial Times advierte que ese escenario podría derivar en una nueva devaluación del peso, que en enero sufrió una caída del 20 por ciento, lo que generó un aumento generalizado de precios.

"La mayoría de los economistas supone que una recesión en el país se profundizaría, que la inflación subirá y que habrá fuga de capitales, lo cual posiblemente desencadene una segunda devaluación del peso", sostiene el periodista Benedict Mander.

No obstante, la nota advierte que "pocos creen que las consecuencias de un default serían tan graves como hace 13 años" ya que "la economía no está atravesando una crisis tan profunda" como en aquel momento. "La envergadura de la deuda defaulteada también sería menor: un máximo de u$s 30.000 millones en comparación con los u$s 80.000 millones de 2001", agrega.

El especialista Arturo Porzecanski, director del Programa de Relaciones Económicas Internacionales de la American University de Washington, opina que una posible consecuencia del default es que se pueden cerrar los mercados de crédito o aumentar los costos de los préstamos para bancos, agencias del gobierno, provincias y municipalidades, además de YPF.

"“Es posible que esas entidades gubernamentales y otros actores no puedan acceder a mercados internacionales para recaudar fondos. En lugar de refinanciar sus deudas, tendrán que abonarlas y sencillamente gastar menos”", afirma Porzecanski. “"En última instancia, esto es un revés para la inversión”", agrega.

Por otro lado, en el artículo del Financial Times se sostiene que "es poco probable" que el default argentino tenga consecuencias en los mercados emergentes o Latinoamérica ya que "a diferencia de 2001, la deuda argentina ahora está en manos de un grupo de inversores más pequeño".

Al respecto, Siobhan Morden, director de estrategia latinoamericana del banco de inversión Jefferies, opinó que "simplemente no hay temor de contagio a gran escala". "La mayoría de los inversores saben que Argentina es única y que esta situación no es indicio de lo que está ocurriendo en el resto de la región", sostuvo.

Otro medio internacional que pone la lupa en Argentina es The Wall Street Journal. El periódico estadounidense dice que el país "podría hacer historia" con su segundo default en 13 años y coincide en que "es mínima" la posibilidad de que la economía sufra "una implosión" como en 2001. El medio también descarta "el temor de un contagio a otros países emergentes".

"Sumida en una recesión, Argentina ya sufre de escasez de divisas extranjeras y una inflación anual que, según algunos economistas, llega a 40%. Una cesación de pagos ejercería presión sobre el peso al socavar la confianza, alimentaría aún más la inflación al encarecer las importaciones y elevaría el desempleo", afirman los periodistas Taos Turner y Ken Parks. "También podría reducir sus reservas internacionales, de US$29.700 millones y entre las más bajas de la región", agregó.

"Todo eso conduciría a una recesión más profunda", afirma Gustavo Cañonero, economista senior del Deutsche Bank. El medio también cita a Siobhan Morden que opina en este caso que no descarta "cierto estrés en los mercados locales y un empeoramiento de la estanflación, pero no creemos que (un default) desate una crisis económica generalizada".

"Entonces, con todos esos contras, ¿por qué Argentina siquiera consideraría una cesación de pagos como una opción? La respuesta es casi tan compleja como Argentina, un país cuya propensión a caer en crisis políticas y económicas hechas en casa ha desconcertado a analistas desde hace décadas. Incapaz de pagar sus obligaciones tras su histórica crisis económica de 2001-2002", se preguntan los corresponsales del The Wall Street Journal.


0
0
0
0No comments yet