Check the new version here

Popular channels

Último intento para salvar el crédito chino

El presidente de Diputados presentó un nuevo proyecto que precisa cuánto costará cada casa y la cantidad de inmuebles que se harán. Propone que la Provincia pague con un subsidio la diferencia entre los costos de financiamiento en dólares y las cuotas del IPV.






El oficialismo tratará de salvar el crédito chino por 480 millones de dólares para construir viviendas a través de un nuevo proyecto que aclara parte de las dudas opositoras respecto de esa idea.

La presentación fue realizada ayer por el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, quien quiere convertir el pedido de financiamiento internacional presentado en agosto en una "operatoria específica de viviendas" donde deja en claro cuántas casas se harán, cuánto costará cada una y cómo se asumirán los costos del crédito.

La novedad principal es que no se construirán 6.000 casas con la plata china, sino muchas más: 8.400, si las viviendas sociales incluyen urbanización; y 10.000 inmuebles, si no se incluye la urbanización.

La otra particularidad del proyecto es que detalla cómo pagará el crédito la gente. Si bien la empresa China Communication Construction Company Limited (CCCC) le cobrará a la Provincia el préstamo en 15 años, en dólares, con una tasa anual calculada en el 6.4 por ciento; los adjudicatarios tendrán 20 años de plazo y devolverán la plata en pesos. La tasa será de 8 por ciento anual, que es la "tasa social" del IPV actualmente.

Esto dejará un saldo de dinero a pagar que será absorbido por el Estado provincial. "La Legislatura tendrá que aprobar un subsidio, hay que blanquear que la Provincia va a asumir la diferencia de tasa y moneda", indicó Tanús.

No hay ninguna cifra en el proyecto que especifique a cuánto ascenderá ese subsidio. "Es un artículo general que asume la diferencia", indicó el presidente de la Cámara de Diputados.

Novela

La propuesta de Tanús inició otro capítulo en la novela del crédito chino, que empezó el año pasado, cuando el gobernador Francisco Pérez anunció desde ese país que conseguiría un crédito millonario para hacer casas.

El paso siguiente fue la presentación del proyecto en agosto de este año para hacer realidad aquel anhelo. Pero el rechazo opositor no se hizo esperar: la Legislatura acababa de aprobar un endeudamiento de 800 millones de pesos para lo que queda del año y el radicalismo advirtió que no estaba dispuesto a agregar la millonaria suma que representa el préstamo chino.

La UCR también marcó la inconveniencia de tomar un préstamo en dólares en este momento del país y prácticamente cerró la discusión, por lo menos hasta el año que viene.

Sin embargo, Tanús, que está muy activo desde que se declaró candidato a la gobernación, aseguró ayer que tiene autorización del gobernador para hacer otro intento.

El legislador afirmó que "la gente necesita muchas viviendas y la construcción necesita mantenerse activa", y sostuvo que también los intendentes reclaman el crédito chino. "Hay 1041 lotes en Malargüe que piden un crédito social", expresó, y pidió que la Legislatura atienda en este proyecto los distintos niveles de déficit habitacional que hay en los departamentos.

Más allá del rechazo al crédito en dólares, Tanús se concentró en algunos aspectos flojos del proyecto presentado en agosto, como era el valor real de las casas sociales que se planean construir. Así fue que se redactó un anexo donde queda claro que el crédito servirá para construir casas de 60 metros cuadrados, cuyo valor oscilará entre los 400 y los 480 mil pesos, variación que dependerá de que se incluya o no la urbanización.

Con el objetivo de abrir el debate, ofreció ajustar más los valores de la construcción y del dólar, y propuso incluir en las deliberaciones a la Cámara Argentina de la Construcción, que a fines del año pasado demostró que estaba a favor de este crédito.

Radicales en contra

Pero a pesar del esfuerzo de Tanús, el radicalismo no se movería de su posición original. "No se puede tomar ahora un crédito en dólares", ratificaron legisladores de ese partido anoche, ante la consulta de MDZ.

Aunque la nueva propuesta todavía no se evaluó en comisiones, los pronósticos no son favorables y el propio presidente de Diputados dijo sin demasiadas expectativas: "Espero que este proyecto ayude".

Sin embargo, en una ronda con periodistas, Tanús insistió en que se voten las casas chinas bajo el argumento de que sólo un tercio se hará en lo que queda del gobierno de Pérez y el resto se construirá en la próxima gestión.

Incluso fue dramático al reclamar un tratamiento urgente del proyecto: "Hay que votarlo rápidamente para sostener el empleo", dijo el presidente de Diputados.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New