venezolanos podrán comprar dólares en efectivo

Los venezolanos podrán comprar dólares en efectivo después de doce años

Venezuela permite desde hoy, a través del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), la compraventa de hasta un máximo de 300 dólares diarios en efectivo a través de bancos y casas de cambio a un precio establecido por el mercado, posibilidad fuera del alcance de los venezolanos desde hace doce años.

El Banco Central de Venezuela (BCV) "estará publicando en las tardes el promedio del resultado de las operaciones (...) no es que está fijando sino publicando el promedio" de compraventa de dólares de ese día fijado por la oferta y la demanda, informó el presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Valores, Ricardo Montilla en una entrevista en la estatal VTV.

Para poder responder a las solicitudes, las casas de cambio y los bancos fueron convocados el miércoles por el BCV a una subasta de dólares, de la que no se supo la suma total, y en la que pudieron solicitar una cantidad mínima de 50.000 dólares y una máxima de medio millón.

Los venezolanos que deseen adquirir la divisa estadounidense a partir de hoy en casas de cambio o bancos tendrán, además del límite diario de 300 dólares, un máximo mensual de 2.000 que ascenderá a una compra total de 10.000 dólares por año calendario.

Dentro de la reformulación del sistema cambiario vigente en Venezuela desde 2003, anunciado por el Gobierno la semana pasada, el Simadi supone una ligera apertura del mecanismo de compraventa de divisas en Venezuela.

Hasta entonces el control exclusivo de los dólares y su administración se encontraba en manos del Estado, que los entregaba en función de su futuro uso a diferentes precios.

El comisionado del Estado Mayor Económico del Gobierno y presidente de la Federación de Industrias de Venezuela (Fedeindustrias) indicó que el sector productivo del país tiene "expectativas positivas" sobre el Simadi y su aplicación, en declaraciones recogidas por medios locales.

Señaló que el nuevo sistema "minimizará el impacto social, irá siendo flexible, crea un mercado flotante, el cual fijará la tasa y destruirá el dólar paralelo", en referencia al precio del valor ilegal de la divisa estadounidense que en las últimas semanas ha sobrepasado los 180 bolívares por dólar en el mercado negro.

El Gobierno venezolano informó durante el anuncio del Simadi de que, junto a este, operarán el reorganizado Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), que fusiona su anteriores versiones I y II y comenzará a vender con la tasa última del I de alrededor de 12 bolívares y que se mantiene la más baja de 6,3 bolívares destinada a productos alimenticios y sanitarios.