Check the new version here

Popular channels

Problemas del wi-fi y del teléfono inalámbrico...

La verdad me gustaría no postear este tema ya que hoy en dia todo da cáncer o hace mal pero creo es más importante estar informados y ser conscientes de lo que nos venden. Después cada uno decide lo que hace.




Desházte del WIFI y del teléfono inalámbrico
ALEMANIA ADVIERTE A SUS CIUDADANOS QUE EVITEN EL USO DEL WIFI (The Independent UK, 9 sep 2007)



El gobierno alemán ha afirmado que la gente debería evitar el uso del Wifi tanto como sea posible debido a los riesgos que supone para la salud.

Esta sorprendente resolución, la más crítica con las nuevas tecnologías hecha por ningún gobierno, hará temblar a la industria y a los ministros británicos. El organismo alemán oficial de protección frente a la radiación también recomienda a sus ciudadanos el uso de teléfonos fijos en lugar de teléfonos móviles, y advierte del "electrosmog" de una gran variedad de otros productos de uso diario inalámbricos y eléctricos.

El Ministro de Medio Ambiente recomendó que la gente debería exponerse a la radiación del Wifi "lo menos posible" y que eligieran las conexiones con cables convencionales. Añadió que están informando activamente a los ciudadanos sobre las formas de reducir la exposición a estas ondas.

Wifi es la abreviatura de Wireless Fidelity, un conjunto de normas para redes inalámbricas (redes en la cual la comunicación entre sus componentes se realiza mediante ondas electromagnéticas).

Las tecnologías Bluetooth, wifi, PDAs, WiMAX (Wifi de banda ancha) tienen el denominador común de referirse a tecnologías que permiten la comunicación de voz y datos sin utilizar cables. Estas tecnologías (tecnologías wireless) están reemplazando a los cables de conexión. Las redes inalámbricas tipo Bluetooth, con un alcance de 100 metros o los sistemas wifi, de un alcance superior, donde podemos estar permanentemente conectados. Todos estos sistemas emiten campos electromagnéticos de microondas pulsantes similares a la telefonía móvil.

Los routers Wifi inalámbricos producen altos niveles de contaminación electromagnética a su alrededor, trasmiten permanentemente su señal de "clock" de algunas decenas de mW/mq a un metro de distancia aunque nadie esté conectado. Junto con los teléfonos inalámbricos DECT son los aparatos más contaminantes de libre venta, no es raro encontrarles escondidos detrás de la pared donde apoya la cabecera de la cama de personas con desequilibrio del sueño y migraña patológica.

Otra acostumbre prejudicial para la salud es el uso del ordenador portátil con sistema Wifi encima de las piernas, eso expone los genitales a valores muy altos de radiofrecuencia, y resulta dañino ya en tiempos de exposiciones breves.

La mejor opción es desactivar la antena Wlan y usar el cable ADSL, apantallado naturalmente.

En Inglaterra estudios oficiales han relacionado el fracaso escolar con el electrosmog generado por la instalación de sistemas Wifi en los colegios.

Los teléfonos inalámbricos DECT para el hogar son como un dispositivo celular GSM (teléfono móvil). La diferencia entre ambos sistemas es que el radio de operación de los aparatos DECT es desde 25 hasta 100 metros, mientras que el de los GSM de 2 a 10 kilómetros. Los DECT producen vastas zonas de alta contaminación electromagnética, trasmiten en 1,8 GHz con modulación pulsada, la estación base lo hace permanentemente durante las 24 horas del día y con una alta potencia aunque el teléfono no esté en uso y puesto encima de ella, (eso pasa por abaratar los coste de producción) sus radiaciones atraviesan las paredes con facilidad, el campo de inducción de la base emisora puede superar la distancia de 1 metro a su alrededor, su modulación altera la electroencefalografía de manera parecida a las estaciones base de telefonía móvil y los Wifi.

En Alemania el gobierno ya avisó por el descontrol de esos aparatos y de las estaciones Wifi, cualquiera puede comprarlos y poner los que quiera donde le apetezca, con el riesgo sin saberlo de arruinar la salud a su familia y a sus vecinos. (No practique guerra de microondas con sus vecinos).

Detectar un sistema inalámbrico pegado al otro lado de la pared de la cabecera de la cama es un clásico de las patologías del sueño y migrañas pronunciadas.

Soluciones, la mejor es tirar el aparato y usar un teléfono fijo.

El problema fundamental son los niveles de emisión/inmisión de microondas pulsátiles a los que estamos expuestos, y las emisiones de los sitemas Wifi se sumarán a las emisiones de los sistemas de telefonía móvil y, especialmente, en los grupos de edad sensibles como personas mayores o niños/as cuando se instalan estos sistemas, por ejemplo, en centros de enseñanza, unido al problema de una exposición continua a estas emisiones de los trabajadores/as de determinadas empresas. Uno de los riesgos emergentes en el ámbito laboral europeo, son los campos electromagnéticos, riesgos físicos identificados como más peligrosos en un reciente Informe del Observatorio Europeo de Riesgos de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

La polémica mediática sobre el uso de los sistemas Wifi comenzó en Gran Bretaña después de que una investigación hecha por el programa Panorama, de la cadena estatal BBC, denunciara los peligros que esta tecnología puede acarrear sobre los seres humanos. Este programa centró sus tesis en que las emisiones de estas ondas radioeléctricas eran tres veces más potentes que las emitidas por un aparato de telefonía móvil, por lo que sus posibles efectos adversos afectarían en la misma proporción.

El 20 de julio de 2007, el Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, señalaba que como medida de precaución son preferibles los sistemas de transmisión de datos por cable como alternativas a los sistemas Wifi. Se recomendaba a escuelas y centros de enseñanza que, si era posible, se evitase los sistemas Wifi.

En septiembre de 2007 se presentaba el denominado Bioinitiative Report; realizado por un grupo internacional de científicos, investigadores y profesionales de la salud pública. Los autores/as han revisado más de 200 estudios científicos y trabajos de investigación, y han concluido que los niveles existentes de seguridad pública son inadecuados para la protección de la salud. Desde el punto de vista de las políticas de salud pública, unos nuevos límites de seguridad están justificados basados en el peso total de la evidencia.

Los investigadores señalan que las evidencias sugieren que los efectos biológicos e impactos en la salud pueden ocurrir y de hecho ocurren a niveles mínimos de exposición, niveles que pueden estar miles de veces por debajo de los límites públicos de seguridad actuales. Los campos electromagnéticos de radiofrecuencia o microondas pueden considerarse genotóxicos (que dañan el ADN de las células) bajo ciertas condiciones de exposición, incluyendo los niveles de exposición que están por debajo de los límites de seguridad existentes.

Advierten además de que niveles muy bajos de exposiciones pueden llevar a las células a producir proteínas de estrés, reconocen las exposiciones a estas emisiones como dañinas y que hay una evidencia substancial de que estas emisiones pueden causar reacciones inflamatorias, reacciones alérgicas y cambiar las funciones inmunes normales a niveles permitidos por los actuales valores limite de seguridad.

En noviembre de 2007, El Comité de Higiene y Seguridad (CHS) de la Dirección de Asuntos Culturales de la ciudad de París ha votado la propuesta que reclama una moratoria para la implantación de Wifi en bibliotecas y museos hasta haber constatado los efectos sanitarios del Wifi". Las asociaciones alegan los efectos genotóxicos de las frecuencias del Wifi. En diciembre la Alcaldía de Paris desactivaba las instalaciones Wifi de seis bibliotecas públicas de la ciudad, debido a que los trabajadores se quejaban de problemas de salud, invocando el principio de precaución.

El investigador prof. Olle Johansson, del prestigioso Instituto Karolinska de Estocolmo, ha expresado su preocupación sobre la enorme difusión de los sistemas WiFi, y aseguró que hay miles de artículos científicos relativos a lo efectos adversos de radiofrecuencias y microondas.

En el estado federal austriaco de Salzburgo (Austria), el gobierno ha estado sugiriendo a las escuelas no instalar redes WiFi durante los últimos meses, y está considerando una prohibición.

FUENTES:

http://www.bioelectrica.es/

http://antenano.getxo.googlepages.com/WIFI_CARTA.pdf

http://www.independent.co.uk/environment/green-living/germany-warns-citizens-to-avoid-using-wifi-401845.html

http://delagro.blogspot.com/2010/01/deshazte-del-wifi-y-del-telefono.html
0
0
0
0
0No comments yet