Popular channels

Plagio de un lucero

PLAGIO DE UN LUCERO

Salí al balcón como tantas noches
para contemplar mi luna…
y encontré un lucero atrevido
cortejando a Selene con dulzura.

Él sabía de mi supremo amor por ella;
horas de vigilia por mirarla,
tenerla, sentirla… acompañarla;
sin embargo, aquella noche
fue capaz ese lucero
de confesarle sus amores.

Perplejo ante mi amada se moría de pasión;
las palabras escuchadas de mis labios aprendió
y se las dijo todas; verso a verso,
una a una, las plagió.

Mi Selene… no salía de su asombro
al comprobar que nuestro rutilante amigo
quería de su amor hacerla presa.

–Equivocado está caballero;
no quiero responder a sus halagos;
es ella felizmente a quien amo;
en su amor mi amor está sembrado;
llega tarde miles de años;
ella me ama; nos amamos.

Y es verdad; no hay en el vasto cielo
un astro que la pueda querer igual
o más que yo; no hay en la tierra un ser
que le dé admiración como la mía;
pero me hace feliz saber que además,
la quieren los luceros, nubes y cometas;
que adorada es por los perros y amada
por lobos taciturnos; los gatos sigilosos…
uno que otro enamorado… búhos, locos
y unos pocos soñadores que románticos
suspiran en las noches por su amor.

Amarilla, perezosa en el bruno poniente;
plateada, hermosa uña de mi Dios;
sutil luna de un luminoso creciente.

Cristalina, llena luna que mi cuerpo baña
con su luz y albura; en su seno arrulla
el alma mientras duermo, hasta que llega
del sol, celoso beso… y despierto.

–Eximio plagio es tu amor
osado lucero; yo… la enamoré primero.
0
0
0
0No comments yet