Canales populares

15 Verdades incómodas que todas las mujeres deben escuchar



En la juventud es normal que todo mundo cometa errores debido a la inexperiencia. En amistades, relaciones, trabajos y problemas familiares, no existe ningún manual que nos enseñe a sobrellevar cada una de esas partes que complementan tu vida. Por eso cuando creces y te das cuenta de cómo y cuándo reconocer posibles tropiezos en el camino, es cuando más quisieras volver a ser joven y haber evitado cometer aquellos viejos errores.

La máquina del tiempo sería ideal en esos casos, y sin embargo tal vez aún así nos seguiríamos equivocando. Pero esa sabiduría de mujer alfa debe servirte siempre de algo, por eso es que las chicas más jóvenes deben leer y aprender de las mayores, como con estas 15 verdades incómodas que toda mujer alfa debe saber desde joven.

1. De vez en cuando se vale ser una maldita



Simplemente debes aprender que se vale, y que todas lo hemos hecho alguna vez, pero únicamente cómo último recurso cuando ha tenido que ser necesario.

2. Debes aprender a tomar decisiones sola



Quedarse paralizada y ser siempre la chica indecisa no te llevará muy lejos. Debes comenzar a tomar riesgos y con ellos las responsabilidades de tus decisiones.

3. Puedes alejarte de algo en el momento que te sientas incómoda



Ya sea en el trabajo, una amistad o relación, mereces estar cómoda y hacer las cosas a tu manera. Si no estás y a gusto con algo y sabes que no tiene oportunidad de cambiar, aprende a alejarte por tu propio bienestar.

4. Nada es para siempre, menos el dolor



Aprende que en la vida ni las más grandes comodidades ni los más grandes tropiezos son eternos. Todo termina por acabarse en algún momento, así que aprende a lidiar con ello.

5. Terminar una relación no es tan devastador como piensas



Todas hemos pasado por ese momento, y aunque sabes que llegará el día, sin embargo ninguna chica jamás estará lista para que le rompan el corazón. Se vale sentirse mal, sólo recuerda no dejarte caer hasta el fondo, si no un poco más arriba donde aún puedas mantener la fe en las cosas buenas de tu vida.

6. Jamás te sientas menos por cosas superficiales



Entiende que no podemos tener todo en la vida, por lo que no debemos desear cumplir con los estándares de nadie, pero sobre todo con la sociedad en general. No dejes que nadie te haga sentir pequeña por no llenar un par de requisitos superficiales que no te hacen ni mejor, ni peor persona.

7. Somos mucho más hermosas de lo que pensamos



Es tan importante que estemos conscientes de eso, ya que sin importar qué tan bella piensas que eres, tu amor propio es más importante que cualquier estándar de belleza. Pues hasta a la modelo más fotogénica le puede acechar pensamientos que saboteen su autoestima al mirarse al espejo.

8. No dejes que cualquiera se crea tu enemigo, eres mejor que eso



Nadie tiene el poder de abrir una guerra contigo si simplemente tú no se lo permites. Como cualquier persona tienes derecho a alejarte de quien se considere tu enemigo, pero también de decidir qué batallas valen la pena pelear.

9. Ningún amistad vale más que tu dignidad



No tienes por qué dejar que alguien se aproveche de tu amistad a costa de tus principios. Aprende a poner tus límites en el primer momento en el que no te sientas cómoda haciendo algo sólo por conservar un tipo de “amistad”.

10. Amar es mucho más difícil que odiar



Tienes que saber que todas hemos odiado a alguien sin razón aparente. Pero amar a nuestros semejantes es mucho más difícil que odiar, pues sin importar cuantas cosas nos diferencien de ellos, lo valioso serán las pocas cosas en las que nos parecemos. Sé honesta con tus sentimientos y busca primero la empatía en las personas antes que el odio.

11. No vale la pena tener celos de tus amigos



La amistad y los buenos sentimientos que te nacen honestamente del corazón valen muchísimo más que hablar a espaldas de tus amigos o desear secretamente su fracaso. Piensa que no quisieras eso hacia a ti de parte de tus seres queridos.

12. Nadie tiene la obligación de ser el mejor en todo



Se vale equivocarse, se vale de vez en cuando no ser perfecta, ni ser la mejor. Simplemente piensa en lo más bajo que puedes caer ante un fracaso, y procura sólo caer un paso arriba. No necesitamos dejar de creer en nosotras mismas como las mejores en lo que hacemos, pero también debemos permitirnos equivocarnos para aprender del error.

13. No eres tan complicada como piensas



La verdad, aunque todas pensemos que somos personas difíciles, complicadas y con mucha historia, la realidad es que el ser humano no es tan misteriosamente complicado como lo piensa. Cuanto más aceptes que tienes una vida regular, llena de sentimiento que a cualquiera se le pueden atravesar, verás que podrás sentirte mucho más tranquila y en paz con todo lo que te rodea.

14. El estrés siempre estará ahí, aprende a lidiar con eso



No sirve de nada preocuparte un poco más que los demás, sobre todo en cosas que están fuera de tu alcance. El estrés puede ser un arma de doble filo peligrosa, así que necesitas darte un respiro de vez en cuando y liberarte de los pensamientos de preocupación que no te ayudan a crecer como persona.

15. El trabajo duro y buena actitud te llevarán más lejos que cualquier diploma




La vida afuera de la escuela puede ser difícil, pero no existe mejor remedio para la inexperiencia laboral que las ganas de trabajar y una sonrisa. Aprende a ganarte tu lugar y hacer una carrera comprometiéndote al 100% en todo lo que hagas.


0
0
0
0No hay comentarios