Femme

7 formas que los padres perjudican a sus hijas en la crianza

Desde pequeñas, muchas nenas empiezan a tener "roles asignados a su género". Padres que replican modelos sin saber los perjuicios que provocan.



Un estudio realizado por Anea Bogue, una experta educadora y especialista en temas relacionados con el coaching y la autoestima, identifica siete errores a la hora de educar a las niñas.


1- Enseñarles a ser delicadas y amables
 
El buen comportamiento no es sinónimo de sumisión. “Queremos que nuestras hijas sean agradables ante cualquier situación, que eviten los problemas, que no molesten y que se mantengan en ´su lugar´. Pero en un futuro, esta falta de confianza se puede traducir en que la mujer sea incapaz de decir lo que piensa en una reunión por miedo a disgustar a los demás", señala la especialista.
 
2- Comprarle juguetes “para niñas”
 
“No es que el rosa sea el color favorito de todas las niñas, es que desde que tienen razón de ser todo lo que les rodea es de ese color”, destaca Bogue  y agrega que muchas veces los propios padres son los que por convencionalismos optan por ese color.



Según Bogue, una investigación realizada en 2009 descubrió que el 30% de los juguetes considerados para niñas, como sets de maquillaje, se centran sobre todo en la apariencia. Sin embargo, los juguetes realizados para niños fomentan una serie de valores relacionados con la competitividad laboral, como son la inventiva, la movilidad o la resolución de problemas.
 
Incluso Lego se vio obligado a incorporar otra concepción para los juguetes de "niñas" y salirse de los estereotipos ante la presión social.
 
3- Posicionar su hija como "la más linda"

Encerrar a una niña en su mera belleza puede resultar lamentable, en especial si no se le hace notar sus otras aptitudes.  No está mal hacerle saber que es linda pero siempre y cuando también se pongan en foco "lo bien que hace otras cosas".
 
4- Hacerle creer que es una princesa

Las princesas de los cuentos solo son felices cuando aparece su príncipe azul y las rescata. La vida no es un cuento ni una película.
 
5- Las tareas que implican fuerza física son cosas de hombres

Esta idea va de la mano con la propuesta de que las mujeres "son el sexo débil".  Por eso es importante no criar a una nena entre algodones y demostrarle que es capaz de realizar esfuerzos de acuerdo a su contextura y posibilidades.
 
6- No tengas amigos, sólo amigas

Está demostrado que las niñas que solo se relacionan con otras niñas tienden a caer más en los estereotipos de género. Lo importante es que niños y niñas compartan espacios y juegos y aprendan de sus similitudes y diferencias.
 
7- Establecer "cómo debe verse una mujer"

Hablar de que una mujer es "gorda", o que "es una loca" por que expresa sus ideas puede resultar extraño a la hora de que tu hija entienda realmente de qué estás hablando.