About Taringa!

Popular channels

¡Auxilio!, se me cae el cabello

¡Auxilio!, se me cae el cabello

Isabel Meléndez




La calvicie no es un problema exclusivo de los hombres. Miles de mujeres experimentan diariamente una importante pérdida de cabellos, que cuando se vuelve crónica, origina terribles trastornos psicológicos.

Una cabellera sana y abundante es sinónimo de belleza y feminidad. Por esta razón, la calvicie femenina resulta una situación crítica en la vida de las mujeres. Los cambios hormonales, las agresiones externas que castigan el cabello y el cuero cabelludo y factores genéticos, favorecen al desarrollo de la enfermedad.

¿Que la origina?
La caída del cabello o alopecia tiene causas congénitas y genéticas. En el primer caso, comienzan en la infancia y están asociadas a otras patologías. Cuando es de origen genético, se producen por una predisposición al debilitamiento del tallo del pelo. Otras causas que favorecen a pérdida crónica de cabello femenino son: la anemia ferropénica o falta excesiva de hierro, enfermedades de tiroides, desnutrición, cambios hormonales (menstruación, embarazo y menopausia), envejecimiento, estrés y uso excesivo de calor y tratamientos químicos.

¿Cuándo debes ocuparte?
Es importante que conozcas que los seres humanos pierden pequeñas cantidades de cabello diariamente. Esta caída es casi imperceptible, pues de los aproximadamente 100.000 cabellos que posees, sólo se desprenden 100 por día. Si comienzas a experimentar una pérdida más significativa en diferentes zonas del cuero cabelludo, lo ideal es consultar con un especialista.

Tratamientos y cuidados para el cabello
Hoy en día existen una gran variedad de fármacos respaldados por estudios científicos que son eficaces contra la calvicie. Su prescripción y administración debe ser supervisada por un especialista, quien determinará qué medicamento implementar según la causa de la alopecia.

Sin embargo, algunos cuidados básicos, podrían disminuir tus probabilidades de padecer de calvicie, tales como:
- Evita realizarte más de un procedimiento químico por día (permanentes, decoloraciones y tinturas).
- Hidrata constantemente tu cabello
- Lava el cabello y cuero cabelludo utilizando la yema de los dedos con movimientos suaves y rotativos, con agua tibia y empleando productos poco agresivos.
- Evita frotar con la toalla el cuero cabelludo y cepilla el cabello con peines de madera o cerdas naturales.
- Modera el uso de planchas y secadores. Este último, utilízalo a una distancia de 15 cm. del cabello y a temperatura intermedia.



FUENTE
0No comments yet