About Taringa!

Popular channels

Como lidiar con la adicción tu novio a los juegos de redes

Cómo lidiar con la adicción de tu cónyuge a los juegos de las redes sociales

Si Angry Birds, Farmville o Cut the 

Rope han pasado a formar parte de tu matrimonio, podría haber llegado la hora de realizar una intervención. Los juegos de las redes sociales fueron diseñados para ser fascinantes y adictivos, y quizás debas considerar si tu cónyuge es adicto a ellos o si solamente le gusta relajarse mientras cultiva plantas en Facebook. Como cualquier otra adicción, si ves que tu cónyuge se apasiona demasiado cuando juega uno de muchos juegos o si escoge jugar en lugar de interactuar contigo y el resto de la familia, podría ser el momento de ponerle fin a esa obsesión.



Pasos

1A escondidas, observa cuántas horas al día juega tu cónyuge. Mientras que él o ella podría pensar que nadie se da cuenta, existen formas de rastrear cuánto tiempo ha invertido en el juego. Ten en cuenta que tu cónyuge podría ser muy astuto y adelantarse a ti, de modo que borrará cualquier evidencia del juego.Visita la página de la cuenta de tu cónyuge en las redes sociales para verificar con qué frecuencia juega. A menos que tu cónyuge borre la evidencia (lo que puede suceder), podrás ver cuántas veces al día tu cónyuge ha jugado un juego.Revisa el historial del navegador. Si él o ella borra el juego en la página de la red social, al revisar el historial podrás verificar qué páginas ha visitado.
Anuncio
2Determina si el juego ha interferido con la vida familiar normal. ¿Tu cónyuge ha evitado estar presente durante las comidas en familia o lo ves jugar con su iPhone o dispositivo Android durante el concierto de invierno de tu hijo? Aunque jugar mientras uno está aburrido podría ser una buena razón para cosechar cultivos en Farmville, perderse los momentos importantes de la vida no lo es.Cenas familiares. Jugar durante la cena debería estar prohibido para todos los miembros de la familia. Si todos se reúnen para la cena, prohíbe el uso de celulares o aparatos electrónicos hasta que la comida haya terminado.Jugar en lugar de trabajar o estar con los niños. ¿Él o ella tiene que quedarse hasta tarde en el trabajo o trabajar los fines de semana porque el juego ha interferido con su horario regular de trabajo? O, si tu cónyuge prefiere quedarse en casa, ¿opta por jugar Angry Birds en lugar de interactuar con los niños?Tareas y quehaceres domésticos regulares. ¿Tu casa parece el escenario de Angry Birds porque en lugar de ayudarte a lavar la ropa o a reparar la puerta de malla metálica, tu cónyuge estuvo muy ocupado(a) jugando?Jugar en lugar de ser sociable. ¿Él o ella opta por jugar en la computadora en casa en lugar de ir al cine o a cenar con sus amigos? Si el juego se ha vuelto más importante que disfrutar de la vida, podrías tener un problema.
3Considera si has visto un cambio físico o de comportamiento en tu cónyuge.Como sucede con cualquier adicción, los miembros de la familia podrían notar cambios físicos y/o de comportamiento. Algunos ejemplos de cambios físicos incluyen: ganancia o pérdida de peso, problemas de movimiento (túnel carpiano) o dolores musculares debido a la inactividad. Algunos cambios de comportamiento podrían incluir: enojarse fácilmente si alguien interrumpe el juego, cansancio extremo o comportamiento maniático, querer quedarse despierto(a) toda la noche para jugar.
4Distingue si tu cónyuge tiene una verdadera adicción o si simplemente le gustan los juegos. La verdadera pregunta es: ¿El juego interfiere realmente con su matrimonio o vida familiar? Si a tu cónyuge simplemente le gusta jugar Farmville, Mafia Wars o las docenas de juegos disponibles en las redes sociales cuando no hay nada que hacer en el hogar o en el trabajo, deberías dejar que lo haga. Mientras no sientas que exista una tensión negativa o interferencia en la vida familiar normal, déjalo(a) jugar. Sin embargo, si tu cónyuge exhibe algunos comportamientos propios de un adicto, deberías involucrarte y encontrar la raíz de su nueva obsesión. Un comportamiento obsesivo compulsivo, tal como jugar demasiado, podría manifestarse debido a la depresión, ansiedad u otro problema mental.
5Crea un plan de intervención. Si bien jugar de manera obsesiva en las redes sociales no crea los mismos problemas que una adicción a las drogas o al alcohol, puede resultar igual de perturbador. Esto significa que tu cónyuge prefiere el juego a los aspectos importantes de su vida y matrimonio, de modo que debes llegar al fondo del problema para restablecer el bienestar de tu relación.Invita a tu cónyuge a participar de una cena tranquila en casa. Haz otros planes para los niños para asegurarte de que tengas tiempo suficiente para relajarte y tener una conversación honesta sobre los juegos.Anota las razones por las que los juegos han tenido un efecto perturbador en sus vidas. Asegúrate de que tu cónyuge entienda que esto no es algo que infecte únicamente tu vida, sino que además infecta la suya (y también la del resto de la familia). No querrás que tu cónyuge considere esto como una estrategia para que lave la ropa más a menudo o que te prepare la cena todas las noches. La conversación debería tratar sobre cómo solían pasar mucho tiempo hablando o cómo solían ir al teatro juntos, pero ahora él o ella solo desea jugar.Empieza la conversación con una pregunta sobre el juego y sobre qué aspectos le gustan más. Puedes evaluar cómo actuar de acuerdo a las respuestas de tu cónyuge. En algunos casos, tu cónyuge podría encogerse de hombros o reírse al respecto al enterarse de que el juego es tonto y que podría haber acaparado una parte de su vida. Si recibes esa respuesta, síguele la corriente y haz una broma sobre cuánto lo (la) extrañas y cómo desearías volver a aquel tiempo en que Farmville no era tan importante. Sin embargo, si tu cónyuge actúa con seriedad o se pone a la defensiva sobre su pasión por los juegos, deberás utilizar un tono igual de serio y decirle cuán preocupado(a) estás porque el juego haya consumido sus vidas.Pregúntale a tu cónyuge si podría vivir sin el juego. Tu cónyuge podría darte una respuesta clásica como: “Puedo dejarlo cuando quiera”, pero en realidad todavía siente la necesidad de cosechar un último cultivo en Farmville. En lugar de pedir que se abstenga de jugar totalmente, considera pedirle que reduzca su tiempo de juego.Elabora un plan. Esta situación no le hará daño a nadie si tu cónyuge puede controlar cuándo y dónde jugar. Considera pedirle a tu cónyuge que limite su tiempo de juego a los momentos en que el resto de la familia descanse, lea o mire televisión. Asimismo, puedes pedirle que deje de jugar cuando no quieres que lo haga como, por ejemplo, durante el partido de fútbol de tu hijo o durante la cena. Aunque utilizar un temporizador de cocina para medir cuánto tiempo juega tu cónyuge puede resultar ofensivo (por lo general, se recurre a este método para modificar el comportamiento de un niño), pregúntale si podría establecer un límite de tiempo con ayuda de un reloj o de una alarma como un recordatorio para apagar la computadora e interactuar contigo y con la familia.
Anuncio
Consejos
Trata de ser práctico(a) y mantenerte en calma cuando hables con tu cónyuge. En su primera conversación deberías utilizar hechos para demostrar cómo el juego ha cambiado o influenciado la vida de tu cónyuge para mal.Recuérdale a tu cónyuge el amor que sientes por él o ella y que deseas que sea feliz y que interactúe contigo y con la familia en lugar de jugar.Si el amor de tu cónyuge por los juegos no es en realidad una verdadera adicción que interfiera con la vida familiar, considera jugar con él o ella. Jugar con tu cónyuge podría significar una nueva forma de divertirse juntos.
0No comments yet
      GIF